sábado, 13 de febrero de 2016

El médico que se enfrentó a una época

Miguel Servet y su postura teológica

Grabado de Miguel Servet
Miguel Servet nació en Villanueva de Sijena, España, sobre el año 1511.

Estando realizando sus estudios en Barcelona, conoció a fray Juan de Quintana que, en aquella época, era el confesor de Carlos I. Juntos viajaron a Roma, para asistir a la coronación del emperador.

Después, dejó a fray Quintana y visitó varias ciudades europeas donde conoció a líderes reformistas.

Entre 1531 y 1532, vieron la luz dos escritos de Miguel Servet donde dejaba claro su contrariedad a las cuestiones relacionadas con la Santísima Trinidad. Su postura no agrado ni a los católicos ni a los protestantes.

Ante semejante situación, no tuvo más remedio que retractarse y editar una nueva obra revisada.

Más adelante, con la idea de estudiar medicina, se matriculó en la Universidad de París. De nuevo, un polémico tratado de astrología, donde se relacionaba a las estrellas con la salud lo pusieron en contra de sus colegas médicos. 

El 1546 se le ocurrió mandar a Calvino una copia de una obra en la que se explicaba la circulación pulmonar. Ésto no gustó nada a Calvino y lo denunció ante la Inquisición de Lyon.

Al final, Servet fue detenido y después de un proceso jurídico fue condenado y quemado en la hoguera.

La muerte del galeno suscitó una gran controversia en el mundo académico que reprochó la actuación de Calvino.

Imagen| Wikipedia