martes, 23 de febrero de 2016

Justo de Mesa, un pintor un cordobés que vive para el arte

El pintor Justo Mesa no pinta lo que ve sino lo que siente que ve

Justo Mesa, Paseo de las Catedrales, Cádiz
Justo Mesa, un pintor y grabador, nació el 18 de Enero de 1960 en Córdoba capital. Se quedó huérfano siendo muy pequeño, estudió  en un colegio interno, donde el dibujo que daban en clase se le hacía poco porque solo consistía en copiar láminas, así que en  sus ratos libres realizaba dibujos con lápiz o con las hojas de un magnolio que estaba en el patio del colegio.

Su madre se quedó viuda muy joven, con 28 años, y tuvo que trabajar mucho para sacar  a sus hijos adelante, así que se trasladaron a Madrid, estudió lo que pudo y lo alternaba con la pintura en el estudio de un pintor cercano, Jules Mario, y en cuanto pudo  empezó a trabajar  en una cervecería, después cafetería y restaurante hasta los 19 años que se fue a la milicia.

Justo de Mesa, El Campanario, grabado al aguafuerte a color
Ya viviendo  en  Cádiz, en el Instituto Hidrográfico se  preparó para ingresar en Bellas Artes en el estudio de Antonio Torres Bru (Licenciado y Académico de la Real Academia de Bellas Artes) en 1991, aprobó el Ingreso en la Facultad de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla (1998-2000), una vez que ya estaba graduado en Procesos Gráficos de el Instituto Tecnológico y Gráfico TAJAMAR (Madrid). Entre los años 2011-2012, se hizo Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño en Grabado y Técnicas de Estampación en la Escuela de Arte Cádiz. En 1991, aprobó Dibujo y Pintura en el Estudio del Pintor y Académico de la Real Academia de Bellas Artes Antonio Torres Bru, en Cádiz.

Estuvo  un tiempo en el Gremio de Grabadores Gaditanos, después montó su propio estudio de grabado y pintura, pero principalmente de Pintura. Realiza varias exposiciones, sobre todo en Cádiz y Madrid donde, en general, toca  un poco todas las técnicas y las aplica dependiendo de lo que desee hacer, el formato, la idea y, en general, utiliza sobre todo, grafito, lápiz carbón y óleo. También realiza grabados con ácido y buril, donde él mismo se define ser un poco renacentista en sus obras.

El pintor Justo Mesa no pinta lo que ve sino lo que siente que ve, por eso no es simplemente un pintor realista.

Justo Mesa, Reflejos de la Marea, Cádiz, 2013
Una de las primeras exposiciones que hizo, individualmente, fue en Cádiz en el antiguo Parador Hotel Atlántico. Constó solo de pintura, pero fue muy aceptada y con mucho éxito en las ventas, en la antigua galería MELKART, que ya no existe, un lugar entrañable porque estaba en la plaza de El Cañón, en un lugar céntrico con casas de piedra.

Después del ciclo Superior de Grabado y Estampación realizó  algunas exposiciones con el Gremio de Grabadores por Andalucía,después realizó algunas exposiciones como la de la Sala Unicaja, en la Calle San Francisco, de Pintura y algunos grabados para completar la exposición ‘Paseando por Cádiz’. En la actualidad, aunque continúa haciendo paisajes, su principal atención es el retrato, la figura y la expresión corporal en general.

Vía| Justo Mesa
Imagen| Justo Mesa