sábado, 27 de febrero de 2016

Los Tana Toraja y la muerte

Esta cultura se caracteriza por tener una visión de la muerte muy distinta a la nuestra

Un miembro de los pueblos Tana Toraja prepara a sus difuntos
Continuamos con nuestro singular viaje a través del mundo, en busca de pueblos que nos muestren su modo de comprender  la muerte. Esta vez, nos adentramos en las tierras de los Tana Toraja, en el archipiélago Indonesio. Esta gente, que siempre sonríe, tiene fama de ser hospitalaria, amable y muy simpática.

Su cultura se caracteriza por tener una visión de la muerte muy distinta a la que tenemos las sociedades occidentales.

Cuando un familiar fallece, no se le considera como muerto, sino como que ha enfermado y se considerará entre los vivos hasta que se celebre el funeral, que se hace cuando la familia logra reunir el dinero. Hasta entonces, el difunto es lavado y posteriormente embalsamado y continúa conviviendo con su familia, como un miembro más.

Esta situación, puede durar de meses a años, dependiendo de lo que se tarde en reunir la suficiente cantidad económica para realizar el sepelio.

Difuntos embalsamados de los pueblos Tana Toraja
En este  tiempo, la familia le ofrece agua, comida y no falta las tertulias e incluso las celebraciones.

Una vez está todo listo para celebrar el funeral, el difunto es trasladado a una de las habitaciones centrales y se oficia el ritual, en el que pueden asistir de varios centenares a miles de invitados, dependiendo de la posición social de la familia.

La celebración se culmina con el entierro, cuando el cadáver es introducido en un agujero en una gran roca y permanece visible para los familiares.

En otra zona, los Tana Toraja, entierran a sus muertos y cada cierto tiempo, los difuntos son desenterrados y sus familiares se encargan de limpiarlos, peinarlos y aprovechan para limpiar sus tumbas.

Vía| Es Asombroso
Imagen| Es Asombroso