viernes, 25 de marzo de 2016

Aparece un retrato de Matidia la Menor, la cuñada del emperador Adriano

Aparece en el teatro de Suessa Aurunca un retrato de Matidia la Menor, la cuñada del emperador Adriano

Retrato de mármol de Matidia la Menor
Las excavaciones en el teatro romano de Suessa Aurunca, construido en la época de los emperadores de la dinastía de los Antoninos, ha proporcionado una estatua poco ortodoxa de la patrona del edificio Matidia la Menor, la hermana de la esposa de Adriano, Sabina. Esta escultura ha permitido a los especialistas identificar el retrato de esta ilustre mujer en otras seis estatuas que ya se conocían.

El hallazgo arroja más luz sobre la forma en la que las mujeres romanas prominentes eran representadas en los escenarios públicos y los diferentes tipos de imágenes que se usaban. Para la estatua de Matidia la Menor, en vez de seguir alguno de los patrones conocidos hasta ahora de los retratos de mujeres de la élite romana, se utilizó una composición técnica de mármol blanco y negro, y se representó un rostro que mostraba una pose ostentosamente dramática.

Las importantes excavaciones que está llevando a cabo el investigador Sergio Cascella han proporcionado un contexto, extraordinariamente rico y revelador, sobre la configuración física de la estatua, además de proporcionar mucha información sobre la relación que la ciudad de Suessa Aurunca tenía con su benefactora.

La American Journal of Archaeology (AJA) ha publicado recientemente un estudio de Cascella en el que, a raíz de la información extraída de las excavaciones arqueológicas, se realiza una interpretación de la escultura en su amplio contexto. El artículo se titula Mujeres en acción: una estatua de Matidia la Menor y su contexto. El análisis de la estatua de Matidia, puesta en relación con los retratos y la estatuaria ideales de su misma época, nos permite comprender mejor los roles de las mujeres de la élite en la sociedad romana en la época de los Antoninos y la iconografía que expresa esos roles.

La ciudad Suessa Aurunca estaba ubicada en un lugar central entre la Vía Appia y la Vía Latina. Su posición estratégica hizo de la urbe un importante centro de producción agrícola, cuyos productos eran transportados a Roma o a Capua. De hecho, ya Cicerón mencionaba a Suessa en sus escritos como una ciudad importante de su época.

En tiempos del Imperio romano, Suessa Aurunca tuvo su máxima expansión urbana. De hecho, su extensión casi duplicaba a la de la ciudad actual y contaba con multitud de importantes monumentos. En el año 2001, los arqueólogos sacaron a la luz el teatro, cuyo aforo pudo rondar los 3500 espectadores, que contaba con una escena de unos 30 metros de ancho y 15 de profundidad. En la ciudad, además del teatro patrocinado por Matidia la Menor, también se encontraba una villa que era de su propiedad.

Imagen| Blasting News