sábado, 12 de marzo de 2016

El Sultán Rojo

Las bases del Genocidio Armenio 
 
Representación de Abdul Hamid II coqueteando con la muerte
Nos encontramos ante uno de los hechos históricos más dantescos cometidos a lo largo de la Historia de la Humanidad.

La procedencia de la masacre se sitúa al final del siglo XIX, cuando Armenia pertenecía al Imperio Otomano. En aquella época, Abdul Hamid II era el sultán que lideraba el Imperio y fue el responsable de las primeras hostilidades contra los armenios.
 
En Europa, conscientes de sus atrocidades, se le conocía como el Sultán Sanguinario o Sultán Rojo y, según parece, muchas fuentes apuntan a que podría ser el causante de la muerte en masa de 300.000 personas.

El reinado de Abdul Hamid comenzó a temblar debido a las incursiones de los Jóvenes Turcos, quienes deseaban hacerse con el poder del Sultán, en una pensada maniobra, para lograr occidentalizar el Imperio.

Esta situación alegró al pueblo armenio, que veían, con esperanza, en los Jóvenes Turcos el final de la represión.

Al final, los opositores a Abdul Hamid lograron sus propósitos y este fue depuesto por su hermano Mehmet V.

La alegría estalló entre el pueblo armenio, pero la dicha duró poco. La política de los Jóvenes Turcos facilitó de nuevo las hostilidades y concluyó con la deportación de los armenios y cometiendo el Genocidio Armenio.

Imagen| Now