lunes, 21 de marzo de 2016

Excavan en Eghion tres tumbas micénicas y un altar hecho con los huesos de los antepasados

Unas tumbas micénicas invioladas son descubiertas en Eghion, con ajuares funerarios y con una especie de altar funerario hecho con los huesos de los antepasados

Excavación de una de las tumbas de Eghion
Descubren tres tumbas micénicas intactas, fechados entre los siglos XV y XIV a. C., con ajuares cerámicos, piezas metálicas, ofrendas de culto y un peculiar altar funerario para libaciones sobre el que se colocó finalmente al difunto. El hallazgo se ha realizado durante las excavaciones de las tumbas micénicas de Udine, en la quinta campaña de intervención en Eghion. Los trabajos se han realizado en el contexto de un proyecto internacional del Ministerio de Cultura griego, dirigido por Andreas Vordos y coordinado por Elizabeth Borgna, profesora de arqueología de la Universidad del Egeo.

Los hallazgos, según informa un artículo escrito para la nueva edición de la revista italiana Archeologia Viva, aparecieron en el yacimiento protohistórico de Trapeza, en la antigua región griega de Acaya, en el Peloponeso occidental, durante la exploración de una necrópolis de 3500 años de antigüedad.

Cerámicas de una de las tumbas micénicas de Eghion
Durante los trabajos, se ha sacado a la luz dos tumbas con corredores y cámaras, de un tipo que los micénicos excavaban en las laderas y que eran reutilizadas por varias generaciones. En el caso de Trapeza, los enterramientos se usaron desde el siglo XV hasta el siglo XI a. C. Una de estas tumbas colectivas muestra algunos entierros primarios, entre los muchos secundarios, acompañados de ajuares con diversos tipos de vasos cerámicos, ánforas, herramientas, adornos y otros objetos personales. Después de la última deposición, según se ha podido comprobar, la cámara funeraria no volvió a ser abierta nunca más, a pesar de la presencia fuera de los corredores de una serie de ofrendas de culto dado a los antepasados, durante varios siglos, hasta el período helenístico.

Una de las tumbas micénicas de Eghion
Otro dato significativo es la presencia de una especie de plataforma, en forma de altar, construida con los restos óseos de los difuntos que habían sido enterrados allí antes, donde se llevaron a cabo rituales funerarios de libación y ofrendas, y donde descansó finalmente el cuerpo del difunto. Según la profesora Borgna, se puede encontrar una información fundamental sobre este tipo de rituales de la necrópolis de Trapeza en las epopeyas homéricas, donde hay paralelismos. Asimismo, con los datos de esta excavación, se rompe con la falsa idea que se tenía de que, cuando se reutilizaba una tumba, los restos óseos de los antepasados eran tratados con escasa consideración y se desplazaban a los bordes de las cámaras funerarias.

Excavación de una de las tumbas micénicas de Eghion
La importancia de estos hallazgos, a pesar de las muchas tumbas micénicas que se han encontrado antes, es que en pocas de ellas es posible reconstruir tan claramente el ritual funerario completo, el uso de las instalaciones funerarias y la actitud posterior de los griegos hacia sus antepasados.

Asimismo, el descubrimiento de algunos nichos tallados en las paredes de los pasillos de acceso reveló el hábito de poner a un lado, en un lugar digno, los restos de los enterramientos más antiguos para reabrir y reutilizar las tumbas de nuevo. Los arqueólogos también han detectado, frente a las tumbas, rastros de depósitos de armas de hierro y de vasos cerámicos que evidencian las actividades de culto que se repetían en honor de los antepasados después del cierre final de las tumbas hasta períodos arcaico, clásico e incluso helenístico.

Imagen| Blasting News