domingo, 6 de marzo de 2016

¿Qué diferencia existe entre homínido y homínino?

La definición del término homínido ha cambiado con el tiempo y en la actualidad se sustituye en muchas publicaciones por el de homínino

En la imagen, homíninos tallando piedra. Ilustración: Mauricio Antón …………………………………………………………………………………………………………………………
Los términos homínido y homínino provienen de nombres utilizados en la clasificación científica de los primates, incluidos los humanos. Con el descubrimiento de nuevas especies y los grandes avances de la ciencia en los campos de la paleoantropología y de la genética, el árbol evolutivo de los seres humanos, chimpancés, gorilas y orangutanes ha ido cambiando. Como consecuencia, la terminología utilizada para definir las relaciones entre ellos ha debido de sustituirse por una nueva de forma paralela.

Tradicionalmente se colocó a los seres humanos en una familia propia, los Hominidae u homínidos, porque se creía que eran  muy diferentes a otros primates. Sin embargo, a homínido se le ha asignado ahora un significado más amplio y se refiere también a todos los grandes simios y sus antepasados. Y, simplificando las cosas, se puede decir que el término homínido tenía con anterioridad el significado que tiene en la actualidad el de homínino.

Hay que tener en cuenta que muchas revistas científicas utilizan ya la nueva terminología pero, de momento,  existen muchos textos que todavía  siguen utilizando el viejo sistema, por lo que homínido puede significar dos cosas diferentes dependiendo de si se han incorporado los cambios o no, lo cual puede suponer un problema.

Pero, en realidad, los humanos modernos y todos sus ancestros pertenecen a la superfamilia de los Hominoidea  y a la familia de los Hominidae u homínidos, por lo que decir que somos homínidos sigue siendo correcto. De todas formas,  hay que tener en cuenta la nueva terminología ya que se supone que tarde o temprano llegará a imponerse.

Árbol filogenético de los primates

Las nuevas definiciones de homínido y homínino

Homínidos. Incluye a los humanos  y a todos los grandes simios: chimpancés, gorilas y orangutanes, además de todos sus antepasados.

Esta familia se divide a su vez en dos subfamilias: póngidos (orangutanes) y Homininae, que se divide a su vez en dos tribus (tribu es una categoría taxonómica intermedia cuyo significado no hay que confundir con el concepto social y político del término): los Gorillini y los Hominini u homíninos.

Homininos. Se trata del grupo formado por los humanos modernos, las especies humanas extinguidas y todos nuestros antepasados inmediatos, incluyendo los géneros Homo, Australopithecus,  Paranthropus y Ardipithecus. Pero también incluye  dos especies de chimpancés, bonobos y chimpancé común, y todos sus ancestros.

Finalmente, dentro de la tribu de los homínidos se distinguen las subtribus Panina, que son los chimpancés, y Hominina o humanos propiamente dichos.

En conclusión, se puede decir que homínino parece el término más adecuado para designar a los humanos actuales y todos los ancestros de nuestra propia línea evolutiva, desde que se separaron de la línea del chimpancé hace unos seis millones de años. Aunque también se puede decir, de forma más sencilla, que homininos es el nombre que reciben todas las especies que han caminado (y caminamos) de forma erguida.

Imagen| Wikipedia, UGR