martes, 1 de marzo de 2016

¿Qué tienen en común la famosa trilogía de Los Juegos del Hambre y la cultura grecorromana?

La historia se desarrolla en Panem, que proviene del dicho romano ‘panem et circenses’ que significa ‘pan y circo’

Iconos de la trilogía simbolizando al Sinsajo
La famosa trilogía escrita por Suzanne Collins sigue dando que hablar, a pesar de que hace años que se publicaron los libros y pocos meses que finalizó la adaptación cinematográfica.

La propia autora ha reconocido que para escribir esta obra se basó en la guerra de Irak, los realities shows, la antigua Roma y el mito de Teseo y el minotauro.

El mito de Teseo y el minotauro:

Teseo, era hijo de Egeo (rey de Atenas). Egeo, mató al hijo de Minos (rey de Creta). Como consecuencia, los cretenses sitiaron Atenas hasta que los atenienses se rindieron.

Como pago por asesinar a su hijo, Minos impuso una condición a Atenas. Cada año tenían que mandar como tributo a siete chicos y a siete chicas  para que se enfrentaran en el laberinto al Minotauro.

Teseo decidió ofrecerse como tributo para liberar a su pueblo del terror cretense. Una vez en la corte, se enamoró de la hija de Minos, Ariadna. El amor era recíproco y ésta le ayudó para que pudiera escapar del laberinto entregándole un ovillo de hilo de oro.

Teseo consiguió derrotar al minotauro y salir del laberinto de Dédalo, él depuso a los tiranos y comenzó la democracia en Atenas.

Vemos ciertas similitudes con esta historia y con Los Juegos del Hambre. En los Juegos cada distrito (hay 12) tenía que mandar a una chica y a un chico como tributo a la arena por los errores cometidos en el pasado por el distrito 13, que se alzó en guerra contra el Capitolio.

Estos juegos son un entretenimiento para la gente residente en el Capitolio, una especie de reality show, en el que los tributos se ganan el favor de los patrocinadores dependiendo de cómo se comporten en la arena, al igual que ocurrió con Ariadna.

La autora se inspiró también en la lucha de los gladiadores de la antigua Roma. De hecho, los anfiteatros, tenían un espacio reservado para la lucha denominado ‘arena’ y así es como se llama el terreno donde se disputan los Juegos. Los tributos (gladiadores) saltaban a la arena para luchar por su vida mientras las clases sociales más acomodadas ‘disfrutaban’ del espectáculo.

Los gladiadores también luchaban contra bestias, al igual que los tributos contra los mutos (‘bestias’ creadas por el Capitolio).

La historia se desarrolla en Panem, que proviene del dicho romano ‘panem et circenses’ que significa ‘pan y circo’, este dicho describe la práctica de un gobierno que para mantener tranquilo al pueblo y ocultar hechos controvertidos los distrae con alimentos y entretenimiento, al igual que hace el presidente Coriolanus Snow.

Los nombres de los protagonistas no están elegidos al azar. Katniss hace referencia a una planta con forma de flecha (saeta o ‘sagittaria’) y el nombre de Peeta se pronuncia en griego como pan plano (alude a su condición de panadero), los avox (sin voz) son ‘esclavos’ que se han enfrentado al Capitolio.

Voy a terminar este artículo con mi frase preferida de la trilogía. ¡El fuego se propaga! y si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros.