jueves, 21 de abril de 2016

Extraña perla natural de 2000 años hallada en un conchero de Australia

Una perla natural de dos milenios ha sido hallada en un conchero australiano en Kimberley

Perla de Kimberley de 2000 años de antigüedad
En las excavaciones emprendidas por la Universidad de Wollongong (UOW) y la Universidad de Nueva Inglaterra (UNE), en la costa norte de Kimberley en Australia Occidental, los arqueólogos han encontrado una extraña perla marina natural de 2000 años de antigüedad.

El abrigo de Brremangurey, en el Golfo Almirantazgo, cuenta con más de 12000 años de historia indígena entre sus piedras. Alberga elementos muy interesantes de estudio como varios concheros y una extensa muestra de arte rupestre. El yacimiento ha sido excavado como parte de un proyecto liderado por la UOW, junto con la UNE y Corporación Aborigen Wunambal-Gaambera.

El extraño hallazgo de esta primera perla indígena natural ha sido anunciado en un artículo de la revista de Arqueología de Australia.

La autora principal, la profesora asociada Kat Szabó, del centro de Arqueología Científica de la UOW, señaló que el caso de los concheros encontrados en el Golfo Almirantazgo es único en Australia. Nunca antes se habían encontrado perlas tan antiguas en esta zona. Al no contar con otros paralelos arqueológicos, indica la profesora, durante el análisis no se ha podido dañar ni tomar muestras de la perla, sino que los especialistas de la UOW han tenido que desarrollar una serie de análisis no destructivos para recopilar una mayor información.

Es extremadamente extraño encontrar perlas naturales redondas en la naturaleza. La forma de la perla de Brremangurey, y el hecho de que se encontrara cerca del corazón de la industria de la perla cultivada en Australia, planteó inicialmente serias dudas sobre su cronología de dos milenios de antigüedad. Sin embargo, la fecha ha sido constatada por los análisis de radiocarbono que se le ha practicado a los materiales del conchero del mismo contexto arqueológico. Además, para descartar que se tratara de una perla moderna cultivada que terminó en los depósitos de la superficie del conchero, los investigadores han utilizado técnicas de micro-tomografía computarizada.

El estudiante de doctorado Brent Koppel, otro de los autores del estudio, ha indicado además que estas pruebas han permitido al equipo observar en detalle todas las estructuras internas de la perla. Según sus propias palabras, “este análisis ha confirmado que se trataba de una perla natural que se desarrolló dentro de una pequeña ostra durante más de una década, antes de que el molusco fuese recolectado como alimento”.

Aunque no existen otras evidencias que sugieran que las perlas tenían alguna importancia cultural para los pueblos indígenas de la región de Kimberley, las conchas de las ostras que producen las perlas sí son muy importantes. De hecho, estas conchas eran la base del comercio registrado históricamente que se extendía desde la región de Kimberley hasta el Desierto Central. Es probable que la perla de Brremangurey no sea más que un subproducto del agrupamiento del conchero.

Las grandes cantidades de conchas de perlas que han parecido en ciertos estratos del conchero de Brremangurey sugieren que el valor cultural de las mismas provenga de mucho más atrás, de los tiempos prehistóricos.

La perla de Brremangurey, y otros hallazgos de las excavaciones de Kimberley, se exhibirán en una exposición en el Museo Marítimo de Australia Occidental a partir del 20 de junio de 2015.

Imagen| Blasting News