martes, 19 de abril de 2016

La quema de maleza deja al descubierto un nuevo círculo de piedra prehistórico en el Reino Unido

Se obtienen nuevos datos sobre el círculo de piedras localizado en la región de Dartmoor, en el Reino Unido

Círculo de piedra de Dartmoor
Hace algunos meses, en relación a la posible inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco del Sitio de los Dólmenes de Antequera (Málaga), analizamos los diferentes tipos de megalitos existentes en la Europa prehistórica. Observamos como en el Reino Unido era típico encontrar estructuras denominadas henges, o círculos rituales de piedra, que eran una especie de crómlechs dolménicos como los de Stonehenge.

Por su gran magnitud, la mayoría de estas estructuras se conocen desde tiempos remotos. Sin embargo, gracias a una quema de maleza controlada, en el año 2007 se descubrió un “nuevo” círculo de piedras en la región de Dartmoor, en el sur del Reino Unido. El hallazgo, aún virgen desde un punto de vista arqueológico, permitió que los científicos pudieran utilizar nuevas técnicas de investigación en un monumento de este tipo partiendo de cero.

Hasta la fecha, se había datado el terreno sobre el que reposaban los ortostatos y se había comprobado que las grandes piedras cayeron hace unos 4 milenios, según la datación por radiocarbono que se le hizo al suelo situado bajo las rocas.

No obstante, recientemente, al conjunto megalítico se le ha practicado un estudio geofísico que pone de manifiesto que antiguamente las losas pétreas estaban erguidas, según el material de soporte y apuntalamiento que había junto a las bases. Además se videncia que el círculo de piedra estaba dispuesto formando un arco “sagrado” con respecto a los otros siete henges similares de la zona, como se puede observar en el mapa de la galería de fotos.

El círculo de piedra aparece dispuesto formando un arco “sagrado”con respecto a los otros siete henges similares de la zona
La mayoría de los henges de este grupo se conocían desde tiempos remotos, desde la época Victoriana, pero algunos de ellos se han descubierto con posterioridad. Andy Crabb, un arqueólogo del Parque Nacional de Dartmoor que forma parte de la Historic England, afirma que es emocionante estudiar un monumento de este tipo inexplorado.

El supuesto arco “sagrado” que forman estos siete círculos de piedra, que parten de Whit Moor y se dirigen hacia el sur hasta Grey Wethers, se encuentra en la zona nororiental de Dartmoor. La forma de media luna sugiere que su diseño fue planificado cuidadosamente y que pudo haber relaciones entre los pueblos que habitaban en Dartmoor, según los especialistas, a finales del Neolítico y a comienzos de la Edad del Bronce, hace entre 4000 y 5000 años.

De los ortostatos que componen el círculo de Sittaford, hay 30 que yacen sobre el suelo. Uno de ellos se encuentra fuera del propio círculo, por lo que se piensa que debería haber ido unido al resto mediante otro cerramiento de piedras que nunca se llegó a construir. Asimismo, según las investigaciones geofísicas, se pone de manifiesto que existió una gran zanja que bordeaba el exterior del círculo.

La procedencia de las piedras del “nuevo” círculo pudo estar en Sittaford Tor, situado a un par de kilómetros de la Reserva de Fernworthy. Es el segundo mayor henge de Dartmoor, con 34 metros de diámetro, y el situado a mayor altitud con respecto al nivel del mar del sur de Inglaterra, con 525 metros de altitud.

Imagen| Blasting News