martes, 26 de abril de 2016

Luca Signorelli, un pintor del cuatrocentto italiano

Trabajó en los frescos de la parte baja de la Capilla Sixtina del Vaticano junto a Botticeli, Ghirlandaio y Perugino 
 
'Los condenados en el infierno', uno de los frescos de la Catedral de Orvieto pintados por Luca Signorelli
Luca Signorelli fue un pintor del cuatrocentto italiano, nacido en la zona fronteriza entre Toscana y Umbría. Signorelli recibió su formación artística decisiva en Florencia, donde recibió influencia de la característica escultura, sobre todo la de bronce.

En su aprendizaje, los maestros más importantes del joven pintor debieron ser Pollaiuolo y Verrochino, ya que parece que trabajó unos años en su taller. Signorelli se dedicó a estudiar intensamente la constitución del cuerpo humano y sus funciones motrices. Además, volvió a tratar uno de los temas principales de la pintura florentina del principio del siglo XV, la representación del cuerpo humano en las figuras, detallando cualquier parte, por muy pequeña que sea, en los temas profanos y religiosos.

'La lamentación sobre el Cristo muerto', una pintura de tempera en panel
En 1481, ya forma parte del círculo de pintores italianos que trabajan en los frescos de la parte baja de la Capilla Sixtina del Vaticano junto a Botticeli, Ghirlandaio y Perugino. Signorelli pretende resaltar la belleza del cuerpo humano jugando con luces y sombras, mediante sombreados con los contrastes de la parte iluminada. La evolución de este joven pintor se demuestra en los frescos del Juicio Final de la catedral de Orvieto (1499 – 1504).

Ya en 1447, FraAngelico le pasa la pintura de la capilla de San Brizio, una representación más amplia que la del juicio final. Es ahora cuando Signorelli alcanza su máxima evolución artística, en el color de las pinturas le sirve para caracterizar a los objetos. Aquí domina las líneas dibujadas del contorno de la figuras.

Imagen| Wikipedia