lunes, 18 de abril de 2016

Un barril de mantequilla de más de 2000 años hallado en una ciénaga de Irlanda

Encuentran un barril de mantequilla de más de dos milenios en una ciénaga de Shancloon en Irlanda

Barril de mantequilla de unos 2500 años de antigüedad. Vía: Irish Central
La mantequilla es un ingrediente muy importante en casi todas las cocinas, y más aún si nos gusta la repostería. Se elabora a partir de la grasa de la leche batida emulsionada con agua. Parece un producto alimenticio reciente, pero lo cierto es que es antiquísimo, tanto que hunde sus raíces en la prehistoria.

De hecho, en el año 2011, Ray Moylan encontró casualmente un antiguo barril de mantequilla cuando estaba recibiendo un suministro anual de césped cortado del contratista Declan McDonagh. Moylan, un conductor de autobuses, se puso rápido en contacto con la Oficina de Obras Públicas, con la Sección de Arqueología de Galway y con el Museo Nacional de Irlanda al percatarse de la importancia del descubrimiento que había realizado.

Padraig Clancy del Museo Nacional de Irlanda indicó que la mantequilla, que se había encontrado en una ciénaga de Shancloon al norte de Galway (Irlanda), podría tener entre 2000 y 2500 años de antigüedad. Clancy, junto con la doctora Karena Morton, conservadora en el Museo Nacional de la Vida Rural, se encargó de extraer la mantequilla envasada de la ciénaga y de llevársela a las instalaciones del Museo Nacional de Lanesboro.

El barril que servía de envase a la mantequilla estaba hecho de madera, a partir del tronco de un árbol, y pesaba más de 12 kilos en total. El barril además estaba confeccionado con elementos propios de la Edad del Hierro y se encontraba enterrado a algo más de un metro de profundidad.

Clancy determinó finalmente, por el tipo de recipiente, que la mantequilla podía remontarse a dicha Edad del Hiero. Asimismo, el arqueólogo Ross MacLeod comentó que tal cantidad “habría sido una pérdida sustancial para la familia que sepultó la mantequilla en el pantano y que nunca volverían a recuperar. Tal vez la persona que la escondió murió o se olvidó de dónde la dejó. Tal cantidad podría haber sido almacenada por una familia durante todo el verano y la pusieron en la ciénaga para su uso durante los fríos meses de invierno. Su pérdida pudo haber sido tremenda para una familia de hace tanto tiempo”.

Hay que tener en cuenta que los pantanos se usaban antiguamente como lugares de refrigeración y de conservación de los alimentos. Sin embargo, según estudios más recientes, otros especialistas no creen que se tratara de un accidente, sino que el “barril de mantequilla” fue depositado allí de forma intencionada como ofrenda votiva a los dioses para ganar su favor. Se han encatrado, de hecho, otras ofrendas votivas guardadas en barriles del mismo tipo de esta misma época y en lugares similares.

Imagen| Blasting News