lunes, 30 de mayo de 2016

Descubren unos particulares mosaicos con elefantes y cupidos en una antigua sinagoga de Galilea

Unos mosaicos impresionantes han aparecido en la excavación de una sinagoga del siglo V en el norte de Israel

Mosaico con representación de elefantes de guerra
Un conjunto de extraordinarios mosaicos han sido hallados durante el desarrollo de unas excavaciones arqueológicas que se están realizando en los restos de una sinagoga del siglo V, en el norte de Israel. Sus minúsculas y coloridas teselas conforman una serie de espléndidas imágenes de mujeres rodeadas de cupidos, criaturas mitológicas, gallos, hiedras rodeando columnas, expresivas máscaras de teatro y símbolos referentes a Dionisos (Baco), el dios greco-romano del vino.

Las escenas de estas composiciones descubiertas recientemente se contextualizan en el conjunto de mosaicos e inscripciones descubiertas previamente, algunas campañas atrás, en unos paneles adyacentes del mismo sitio arqueológico.

Según Jodi Magness, directora del proyecto de excavación y profesora de los orígenes del judaísmo en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, se trata de unos descubrimientos únicos. No hay paralelos en ninguna otra sinagoga de esta época de mosaicos con este tipo de imágenes ni con esta alta calidad artística.

Sección del mosaico con una máscara de teatro
Magness fue la encargada de dirigir el equipo que descubrió, en el año 2012, un primer mosaico en este sitio con una escena bíblica de Sansón. Desde entonces, todos los veranos se ha realizado algún descubrimiento, aunque no de tanta importancia como el de este año. El yacimiento está ubicado en Huqoq, un antiguo pueblo judío situado a unos 12,5 km al norte de Tiberíades, una de las principales ciudades de Galilea en la Antigüedad.

Según declaraciones de Magness a los medios, los mosaicos formaban parte de la misma pavimentación del suelo de la sinagoga, un edificio que mide aproximadamente 20 metros de largo por 10 a 15 metros de ancho. Los paneles se encuentran en un relativo buen estado de conservación, a pesar de que la construcción se encuentre arruinada y enterrada actualmente.

Representación de Sansón en una parte del mosaico
Asimismo, en otra sección de una excavación anterior, se hallaron unos elefantes que revelan que los paneles estaban compuestos por motivos poco religiosos. De hecho, los paquidermos “blindados”no forman parte de ninguna escena bíblica, según Magness, ya que no existe ninguna historia en la Biblia hebrea en la que aparezcan involucrados estos animales. La medida del panel de los elefantes es de unos 3,5 metros de alto y de ancho, y se encuadra dentro de un panel mayor situado en un pasillo del edificio.

No obstante, el panel de los elefantes descubiertos el verano pasado puede representar una antigua leyenda judía sobre un encuentro que tuvo Alejandro Magno con un sumo sacerdote judío. No hay que olvidar que los ejércitos griegos posteriores a Alejandro Magno y, más tarde, los romanos usaron los elefantes como animales de guerra, aunque es posible que ninguno recorriera nunca las tierras de Israel.

Para Magness, es probable que el artista que realizó el mosaico nunca viera ningún elefante, ya que se muestran como caricaturas.

Jodi Magness, directora de la excavación
La sinagoga no cuenta con ninguna escena bíblica, quitando la primera imagen que se encontró del héroe bíblico Sansón, que seguramente era más recordado por su extraordinaria fuerza y por su susceptibilidad a la persuasión femenina que por otra cosa. El mosaico en cuestión muestra la escena del Libro de los Jueces en la que el Sansón expone unos zorros al fuego y los envía a una misión de venganza contra los filisteos para quemar sus tierras.

Por último, sólo existe otra sinagoga antigua en Israel, conocida como Wadi Hamam, a unos 8 km de la que estamos tratando,en la que se representa a Sansón, aunque sus mosaicos están peor conservados.

Imagen| Blasting News