lunes, 9 de mayo de 2016

Excavan una fortaleza inexplorada en Bulgaria destruida por los hunos y los cruzados

Los arqueólogos excavan por primera vez en “Kaleto”, una fortaleza de la Antigüedad tardía búlgara

Restos de la fortaleza de "Kaleto"
Los arqueólogos han excavado por primera vez en “Kaleto”, una fortaleza construida en la Antigüedad tardía en las cercanías de Banya, una localidad búlgara perteneciente al municipio de Panagyurishte, en la provincia de Plovdiv. Tras su estudio minucioso, los especialistas han confirmado la hipótesis de que el recinto fue construido con la finalidad de proteger la zona de las provincias balcánicas pertenecientes al Imperio Romano Tardío de las invasiones bárbaras del norte.

Las excavaciones de este sitio de la Antigüedad, de finales del Imperio romano y principios del bizantino, han sido dirigidas por el profesor asociado Valeri Grigorov, del Instituto Nacional y del Museo de Arqueología de la Academia de las Ciencias de Bulgaria, asistido por Lyubka Todorova, arqueóloga del Museo Regional de Historia de Pazardzhik, por Georgi Abdulov, ex director del Museo de Historia de Panagyurishte, y por Vasil Katsarev, curador del Museo de Historia de Panagyurishte.

El equipo de arqueólogos ha encontrado una gran cantidad de artefactos, como armas o vasijas de cerámica, que ayudan a datar el sitio. Aunque los historiadores y los arqueólogos tienen indicios para pensar que la fortaleza “Kaleto” fue originalmente un antiguo asentamiento tracio, las primeras piedras de sillería de la muralla son del siglo IV d. C. Asimismo, se constata que el recinto fue destruido durante una invasión del pueblo bárbaro de los hunos en el siglo V d. C.

Posteriormente, la fortaleza cercana a Banya fue reconstruida y se siguió utilizando hasta el siglo XII d. C. cuando fue destruida de nuevo, aunque esta vez de manos de los caballeros que formaban parte de la Tercera Cruzada, entre los años 1189 y 1192 d. C.

La fortaleza “Kaleto”, cuyo topónimo viene de “kale” o fortaleza en turco, fue importante en los tiempos antiguos y medievales por su estratégica posición entre el valle de Zlatitsa y Pirdop y la Alta Llanura Tracia, en la zona meridional de la actual Bulgaria.

La primera excavación parcial de la fortaleza “Kaleto” se ha financiado con unos 7600 euros provenientes del Programa Operativo de “Desarrollo Rural” de la Unión Europea. Asimismo, el proyecto ha sido alentado por el Grupo Local de Iniciativa, una ONG, activo en las ciudades de Panagyurishte, Strelcha y Lisichovo.

Imagen| Blasting News