martes, 17 de mayo de 2016

Hallan la primera inscripción en la que se nombra al rey cananeo Esbaal

Los arqueólogos de Khirbet Qeiyafa publican una nueva inscripción de la Edad de Hierro en la que se nombra a Esbaal

Inscripción que nombra al rey cananeo Esbaal
La Biblia, en 1 Crónicas 8:33, apunta en sus interminables genealogías que ‘Ner fue el padre de Cis, Cis fue padre de Saúl, y Saúl engendró a Jonatán, Malquisúa, Abinadab y Esh-Baal’. Como se aprecia, en dicho versículo aparece nombrado el rey Esbaal.

Pues bien, recientemente se ha encontrado por vez primera el nombre bíblico de Esbaal, nombrado fuera de la Biblia, en una inscripción incisa en una antigua pieza de cerámica. Se trata concretamente de un pithos de unos 3000 años de antigüedad.

Los pithoi, como el de la inscripción, eran vasijas cerámicas de gran tamaño empleadas por los pueblos cananeos para almacenar y transportar mercancías en sus viajes, aunque también eran usadas como grandes urnas funerarias de cremación. Solían tener una forma ovoide o esférica, una boca ancha y dos o cuatro asas geminadas de sección circular.

Los pithoi aparecen muy comúnmente en los asentamientos de tradición cananea y fenicia. Su variada decoración es característica porque puede ir desde las bandas pintadas con engobe rojo, enmarcadas con líneas negras, hasta las simples líneas horizontales negras.

La pieza inscrita ha sido descubierta en el sitio arqueológico de Khirbet Qeiyafa, una antigua ciudad fortificada cercana al valle de Elah, en Israel. Esta ciudad pudo haberse correspondido con la bíblica ciudad de Sha'arayim, según algunos especialistas, donde se pudo encontrar el palacio del rey David.

Los investigadores Yosef Garfinkel, Mitka R. Golub, Ageo Misgav y Saar Ganor han publicado un estudio sobre la inscripción en la última publicación de la revista ‘Boletín de la Escuela Americana de Investigación Oriental’ (BASOR). Según interpretan en la difusa inscripción, escrita de derecha a izquierda en escritura alfabética cananea, se puede leer ‘[ ] | ʾšbʿl | ˹bn˺ | bdʿ’ (‘ʾIšbaʿal hijo de Bedaʿ’).

El nombre de ʾšbʿl, comúnmente traducido como ʾIšbaʿal (o Esh-Baʿal, ‘hombre de Baal’), es conocido por los textos bíblicos. Esbaal fue el segundo rey de Israel, el hijo del rey Saúl y un rival del rey David. Sin embargo, el nombre de Bedaʿ que aparece en la cerámica es único, no aparece en ningún otro texto.

La datación radiométrica del estrato del que fueron extraídos los restos del pithos ha dado unas fechas en torno al 1020 y al 980 a. C. La claridad y la precisión con la que se trazó la inscripción de Esbaal, según los investigadores, sugieren que fue esbozada por un escriba con experiencia. Posiblemente podríamos estar hablando ya de un funcionariado especializado.

La inscripción de Esbaal se puede incluir dentro del conjunto de las cinco más antiguas encontradas en un contexto cananeo. Asimismo, dos de ellas han sido encontradas en el sitio de Khirbet Qeiyafa, cuya excavación está siendo dirigida por Yosef Garfinkel y Saar Ganor, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, desde el año 2007.

Imagen| Blasting News