martes, 14 de junio de 2016

¿Por qué está inclinada la Torre de Pisa?

La Torre de Pisa es uno de los monumentos más emblemáticos del románico italiano. ¿Quieres saber por qué sigue en pie?

Etapas constructivas de la Torre de Pisa

Esta torre se encuentra en el centro neurálgico de la ciudad, en plena “Piazza dei Miracoli”, y forma parte de un conjunto arquitectónico en el que se integran cuatro edificios religiosos importantes: el cementerio, el baptisterio, la catedral y la famosa torre.

El campanario ha pasado por numerosas fases constructivas, en las que se ha ido hundiendo cada vez más. Al parecer el proyecto fue encargado a Bonanno Pisano quien proyectó los primeros pisos, pero el suelo en el que está asentada la torre no es nada firme, (arcilla y arena) por eso, cuando fueron a construir el cuarto piso, se dieron cuenta de que la torre se estaba inclinando hacia el norte y si a eso le sumamos que sólo tiene 3 metros de profundidad frente a los casi 55 metros que tiene de altura imaginaos lo que puede ocurrir.

Ante el riesgo de derrumbe, la construcción del campanario se suspendió y se reanudó 100 años después. El nuevo arquitecto decidió recrecer la torre poniendo los pisos sobre el campanario inclinado, haciendo un lado más alto que otro para compensar la desviación. Fue un error fatal, ya que se siguió inclinando pero esta vez hacia el sur, por lo que tuvieron que detener la construcción una vez más.

Finalmente, se terminó la edificación añadiendo el último piso (el campanario), pero cometieron el mismo error, pusieron el piso de forma vertical sobre la torre inclinada.

En 1990 la torre fue cerrada al paso porque cada vez era mayor el riesgo de derrumbe, por eso, el gobierno italiano reunió a una serie de científicos y expertos que lograron (mediante un sistema de consolidación y nivelación del suelo) que el campanario se asentase y además, comenzara a enderezarse.

Al parecer, en la actualidad la situación está muy controlada, incluso se ha vuelto a abrir al público para que todos puedan admirar su belleza. Presenta la inclinación que tenía hace dos o tres siglos, aunque ahora mismo no hay riesgo de derrumbe. Pero ¿y en el futuro?

Imagen| Mundoprimaria