miércoles, 27 de julio de 2016

¿Qué es la cultura?

Desgranando el concepto de cultura

Foto en la que se muestran utensilios típicos dentro de una casa cueva del granadino barrio del Sacromonte
Cultura es un término usado frecuentemente en nuestro lenguaje. Siempre hablamos de “nuestra cultura”, de “ser culto”, de “cultura andaluza”, “cultura gitana”, etc. A pesar de ser tan familiar, es un término muy complejo que, además, fue acuñado bastante tarde. La música, las danzas y las fiestas son sólo algunos de los elementos más visibles de la cultura. ¿A qué nos referimos exactamente?

Algunas consideraciones previas

Hubo épocas en la que se pensaba que la cultura tenía que ver con el nivel de cultivo intelectual de las personas. Se decía, por ejemplo –y se dice frecuentemente en la actualidad –que un determinado individuo es “culto”, haciendo referencia a los intereses, nivel educativo, y en general nivel intelectual o moral del individuo en cuestión. También se usa habitualmente el término para designar su antítesis: “inculto”, utilizando esta palabra como síntesis de la ignorancia.Aunque los saberes y conocimientos de un grupo están claramente dentro de la definición de cultura, el término “inculto” es de errónea aplicación. La cultura engloba muchas tantas como parcelas tiene la existencia humana.

Antes de centrarnos en el término culturahay que remontarse a la aparición de lo que se ha venido llamando “civilización”, la última etapa del desarrollo humano, pasando antes por el salvajismo y la barbarie. Tal secuencia fue compartida por un gran número de autores, como Tylor. Algunos pusieron de manifiesto el problema etnocéntrico de este análisis, ya que se estaba excluyendo del concepto a los que, se pensaba, eran “no civilizados”, los “bárbaros”. Las ciudades y los estados se atribuyeron, en gran medida, la capacidad de poseer la cultura.

Pero el término va tomando peso, y dada la poca importancia que tiene actualmente el término “raza”, casi desechado totalmente desde el punto de vista biológico, es en el de la cultura donde podemos  establecer diferencias significativas de unos individuos a otros. De algo sí estamos seguros: la cultura una cualidad exclusiva humana. El ser humano, en tanto que socializado, es consecuentemente un ser cultural.

El autor español Carlos París, en su obra “El animal cultural”, hace un análisis profundo de la cultura. Haciendo referencia al título, podemos afirmar, sin complejos, que es así comose podría definir al ser humano: como un animal más, aunque con el carácter distintivo de la cultura. Todo ello en medio del histórico debate sobre el peso de lo genético y lo que es adquirido.

El análisis de Tylor

Una de las definiciones más clarificadoras del concepto de cultura la planteó Tylor. En su obra Primitive culture (1871), utiliza indistintamente los términos cultura y civilización, manifestando lo siguiente:

“Cultura o civilización, entendido en su amplio sentido etnográfico, es aquel todo complejo  que incluye conocimiento, creencia, arte, moral, derecho, costumbres, y cualesquiera otras capacidades  y hábitos adquiridos por el ser humano como miembro de la sociedad”.

Esta es una de las primeras definiciones de cultura. De ella desglosamos aspectos profundamente significativos que nos ayudan a comprender el concepto:

- El hecho de que sea un todo complejo: no se entiende el concepto de cultura si no es dentro de una suma de elementos relacionados unos con otros. Para aspirar a comprender una cultura concreta, hay que partir de factores naturales, históricos, biológicos, etc.

- Es algo adquirido por el ser humano como miembro de la sociedad: el ser humano que esté normalmente socializado, posee por defecto una cultura concreta. La cultura no tiene sentido en individuos no pertenecientes a un grupo.

- Hace siempre referencia a las capacidades y hábitos adquiridos. Relacionado con lo anterior. Adquiridos por unos y transmitidos por otros. Dentro del proceso de aprendizaje y socialización del ser humano, se encuentra la clave:el concepto de enculturación, que es el proceso por el que la cultura del grupo se transmite de unas generaciones a otras.

La cultura material e inmaterial

Hemos mencionado a Tylor por su definición clara y precisa de la cultura. Sin embargo, existen cientos de definiciones diferentes. Al ser un término complejo y muy amplio, es interesante y necesariodistinguir entre cultura material y cultura inmaterial.

En el análisis de Tylor se encuadran los conocimientos, las creencias, las artes, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otras capacidades y hábitos adquiridos. En definitiva se establecen elementos que se encuadran en la cultura inmaterial,y es lo que más peso tendría. En estos elementos están la religión, las leyes, las normas de convivencia del grupo, el ocio y el tiempo libre, la muerte, los sistemas económicos, los códigos morales, la organización familiar, etc. Hay que mencionar que el simbolismo, crucial en el análisis de las culturas, está muy relacionado con muchos de estos elementos. Psicología y cultura también van de la mano y no es tan importante un elemento concreto sino lo que éste representa, a lo que se asocia.

En la cultura material se encuadrarían las herramientas, los utensilios, productos, los muebles, las construcciones, etc. Elementos importantes y variados, muchas veces también productos de la cultural inmaterial.

Conclusiones

Para casi la totalidad de los antropólogos, la cultura es el eje sobre el que gira la disciplina. Pero no hay que olvidar que la cultura no es patrimonio de esta ciencia, sino de los seres humanos. La cultura sería como una telaraña: una suma de hilos que sustentan al individuo y donde cada uno de los mismos es un elemento de esa cultura.

Hemos hablado anteriormente de la enculturación. Pero no debemos pasar por alto la aculturación, que es la incorporación a un grupo humano elementos culturales de otro grupo.La cultura tiene la capacidad de adaptarse y no es estática. Analizando la cultura de un grupo concreto en dos fechas diferentes, pongamos cien años de diferencia, podremos ver lo que ha permanecido intacto, lo que ha cambiado y lo que ha desaparecido, tanto como consecuencia del contacto con otras culturas como por los cambios a los que, natural o forzosamente, se haya sometido.

Son significativos los aspectos negativos de la cultura: la violencia, las guerras, etc., y pocas veces se toma conciencia de la relación de la misma con estos aspectos, pero siempre están directamente relacionados con ella. Curiosamente las sociedades “civilizadas” son las que han dado más muestras de la“barbarie” en diferentes épocas históricas.

Lo más conveniente es huir de los planteamientos de las culturas más resistentes y reacias a cualquier cambio. Esas culturas no son más que una muestra de etnocentrismo. La cultura es moldeable y promover una aculturación sana y moderada no conlleva renunciar a la identidad cultural; más bien, supondría un enriquecimiento cultural. Ahora bien, es un deber renunciar a las costumbres y tradiciones culturales que no encajan dentro del engranaje de la convivencia. Un ejemplo claro es la festividad del Toro de la Vega. ¿Por qué habría que mantener lo que nos aleja de la moderación y lo que dificulta la convivencia cultural? Lo que era válido hace quinientos años no tiene por qué serlo ahora. En el mundo actual, tan expuesto a la rapidez y los cambios, no es conveniente mirar siempre con las mismas gafas. Y es importante tener en cuenta que,de una manera u otra, la cultura es algo que penetra en nuestra vida y es la clave para comprenderla historia y el comportamiento humano. 

Imagen| Flickr