martes, 16 de agosto de 2016

El Bosco y el Jardín de las Delicias

El Jardín de las Delicias fue la obra maestra de El Bosco

El Jardín de las Delicias, de El Bosco
Jheronimus van Aken, conocido en España como El Bosco, nació alrededor de 1450 en la ciudad holandesa de 's-Hertogenbosch. Fue un pintor del norte del Ducado de Brabante, en los actuales Países Bajos. Contemporáneo de Leonardo da Vinci, fue uno de los pintores europeos más importantes de la época. No se sabe apenas sobre su aprendizaje y las primeras obras de El Bosco. La primera noticia documental es del 5 de abril de 1474, cuando hace de testigo con sus padres y hermanos en la firma de la casa de su hermana.

En cuanto a la ejecución de su obra, podría tratarse de un estilo miniaturista que va evolucionando y perfeccionando su técnica pictórica. Fue, junto con Geertgentot Sint Jans, el gran paisajista de los Países Bajos de finales del siglo XV y principios del XVI.

El encargo más importante recibido por El Bosco, del que se tiene constancia documental, es el de un Juicio Final. Se embolsó, del duque de Borgoña, Felipe el Hermoso, treinta y seis libras en concepto de anticipo.

De entre los trípticos de El Bosco, el Jardín de las Delicias fue pintado al óleo sobre tabla de 220 x 389 cm, compuesto de una tabla central de 220 x 195 cm y dos laterales de 220 x 97 . Fue su obra más destacada, pudiendo considerarse como su obra maestra. Llevaba ese título desde el siglo XVI, cuando Felipe II adquirió la obra en la almoneda de los bienes de don Fernando y la mandó enviar al monasterio de El Escorial el 8 de julio de 1593.

El ala izquierda simboliza el mundo de la familia y de las representaciones cristianas con todos los seres de la creación. En el primer plano, Dios Padre une a Adán y Eva para que vivan en armonía con la naturaleza. En el centro aparece un estanque, con una forma circular, con un cortejo de jinetes casi desnudos. A pesar de que está compuesto por numerosos y pequeños detalles, el tríptico se basa en una reflexión del artista sobre la creación. Por el contrario, la última tabla representa el infierno con una gama de color oscura donde el caos inunda la zona central.

El Bosco falleció en los primeros días de agosto de 1516, quizá a consecuencia de una epidemia, posiblemente  de cólera.

Imagen| Museo del Padro