viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Quieres saber el curioso origen de una de las máscaras que se usan en el carnaval de Venecia?

Estas máscaras son mundialmente conocidas como complemento básico del carnaval veneciano, aunque en realidad tienen un origen totalmente distinto


Il dottore della peste
Estas máscaras con forma de ave se crearon para salvaguardar a los médicos de la Peste Negra que azotó a Europa en el siglo XIV. Venecia fue uno de los principales focos de infección y uno de los lugares desde donde se propagó la epidemia.

La Peste Negra asoló el mapa europeo, murieron las ¾ partes de la población y dejó un continente absolutamente mermado.

La epidemia se caracterizaba por unos “bulbos”, que en realidad eran ganglios inflamados, que se volvían de color negro debido a las hemorragias internas que los infectados sufrían, a esto le sumaban un fuerte dolor de cabeza, vómitos y fiebres muy altas.

Para proteger a los demás individuos de esta enfermedad infecciosa, apareció la figura del “doctor” e incluso se crearon las primeras estadísticas médicas para verificar la magnitud de la epidemia.

Los doctores creían que esta enfermedad se contagiaba por el aire, por lo que crearon un atuendo de lo más siniestro. Los doctores (“Il dottore della peste”) iban vestidos con un abrigo de cuero que llegaba hasta los pies, guantes del mismo material, un sombrero de ala ancha y una vara para apartar a los sujetos que se acercaran más de lo permitido.

Este “uniforme” se complementaba con la máscara de pico a la que le ponían en la punta una serie de plantas aromáticas para atenuar los olores de los enfermos y unas gafas que venían incluidas en la propia máscara, además, la forma de pico tenía siempre la misma longitud para mantener lejos del doctor el aliento de los enfermos.

Como al final se supo los médicos no estaban protegidos de la enfermedad, ya que no se propagaba a través del aire sino por las picaduras de pulgas que procedían de los roedores, la falta de higiene y salubridad de esa época hizo que se creara un caldo de cultivo idóneo para diseminar la enfermedad.

¿Te imaginabas que este iba a ser el origen de una de las máscaras más famosas del carnaval veneciano?

Vía| Efesalud
Imagen| SúperCurioso