martes, 25 de octubre de 2016

Anton Raphael Mengs, pintor en varias Cortes

En su vida, Mengs aprendió diferentes estilos pictóricos y técnicas de diferentes maestros

Autorretrato de Anton Raphael Mengs 
Anton Raphael Mengs, fue un pintor neoclásico que trabajó para numerosas Cortes europeas, como Dresde, Madrid y Viena.

Nacido en 1728, en Aussig (Bohemia), se formó con su padre Ismael Mengs,  pintor oficial de la Corte. Aunque para completar su formación artística se marchó a Roma entre el 1741 y el 1744, con Anton Raphaetalle, y entró en el taller de  Marco Benefial, donde estudió la escultura antigua del Belvedere, a Rafael y la pintura clásica del siglo XVII. Allí realizó varias obras como Las artes lloran a Rafael.

Mengs aprendió diferentes estilos pictóricos de diferentes maestros. Así, asimiló el dibujo y la expresión de Antonio Allegri, el Correggio; la gracia y el claroscuro de Tiziano; y el colorido de Vecellio.

María Luisa de Parma, princesa de Asturias
En 1744 regresó a Dresde, donde fue nombrado pintor de la Corte y allí realizó las obras el Retrato de Augusto III, el Retrato del padre del artista y el Autorretrato. Además pintó diversos retratos al pastel influidos por Rosalba Carriera y Louis de Silvestre. En octubre de 1745, fue nombrado pintor de Corte del elector de Sajonia, Federico Augusto. Después de vivir en Venecia, Parma y Bolonia, regresó a Roma donde se convirtió al catolicismo y contrajo matrimonio con Margarita Guazzi, una joven romana que le había servido de modelo para una Virgen. En este periodo pintó a Fernando IV, rey de Nápoles.

En 1752, ingresó en la Academia de San Lucas y, en 1755, inició su amistad con el teórico del neoclasicismo Johann Joachim Winckelmann. Años después, en 1761, pintó el fresco de El Parnaso en el techo de la Villa Albani, en Roma. Asimismo, aprendió en Italia las técnicas de los maestros del Renacimiento y en particular de Rafael en el Vaticano.

El sueño de San José
Ese mismo año, fue llamado a España, donde permanecería hasta 1769, siendo nombrado Primer Pintor del rey Carlos III. Aquí pintó a Carlos III y su difunta esposa María Amalia de Sajonia y, en 1767, a los infantes Don Gabriel, Don Antonio Pascual y Don Javier (todos expuestos actualmente en el Prado). Además, trabajó en el Palacio Real y en el Palacio de Aranjuez y pintó a Carlos IV, príncipe de Asturias en  1765, y a María Luisa de Parma, princesa de Asturias. Pintó su autorretrato y, en 1774, regresó a Roma al sentirse muy enfermo. Allí falleció de tuberculosis en 1779.

Antes, entre sus dos estancias en tierras españolas, Mengs pintó en la Corte toscana los retratos de los grandes duques Leopoldo de Lorena y María Luisa de Borbón, y los de sus hijos los archiduques María Teresa, Francisco, Fernando y María Ana de Austria.

Imagen| Museo del Prado

No hay comentarios :