domingo, 20 de noviembre de 2016

El misterio de las tablillas de Glozel

Algunos expertos aseguraban que las inscripciones fueron talladas o incisas hace unos 14.000 años

Una de las tablillas de Glozel
En marzo de 1924, entre Lyon y el balneario de Vichy, Emile Fradin se encontraba arando sus tierras cuando tropezó con unas molestas piedras. Al notar que una pesaba mucho menos de lo normal, la limpió y, para su sorpresa, descubrió que tenía grabados unos extraños signos.

Emile Fradin delante de algunas de las tablillas
El médico del balneario, al enterarse, se puso en contacto con el descubridor del singular hallazgo y juntos se dispusieron a buscar más tablillas. La búsqueda fue todo un éxito y aparecieron más piedras talladas, que fueron enviadas a un prestigioso museo de París.

Tuvo que pasar varios años para que el director del museo se dignara a visitar el peculiar yacimiento, en Glozel. Supuestamente, en un ataque de vanidad, el director del museo propuso al médico un pacto, quitar el nombre del agricultor y poner el suyo como descubridor de las tablillas. El médico se negó y, a partir de ahí, comenzó un conflicto. El director realizó varios informes en los que aseguraba que las tablillas eran falsas.

Algunas de las tablillas de Glozel
Sin embargo, algunos expertos aseguraban que las inscripciones fueron talladas o incisas hace unos 14.000 años, lo que de ser cierto pondría en entredicho el inicio de la Historia en Sumeria o Egipto, con un inicio más longevo de la escritura.

No hay comentarios :