viernes, 30 de diciembre de 2016

Ciudades antiguas (I): características generales

Características generales de las ciudades antiguas 
 
Babilonia, recreación del Palacio Real y de los jardines colgantes
Con esta entrada, vamos a iniciar una serie de publicaciones destinadas a conocer mejor las características generales de las ciudades antiguas de zonas importantes de la Antigüedad como Mesopotamia, Egipto, el Indo, las llanuras de Asia, China, Mesoamérica y Sudamérica.

Para comenzar, es importante destacar la importancia de la geografía en la construcción de las ciudades antiguas. Durante este periodo, el desarrollo de las grandes civilizaciones viene asociado irremediablemente a los grandes ríos, como elementos sustentadores de la vida y como grandes vías de comunicación. Los grandes ríos permiten a los pueblos de la antigüedad ponerse en contacto con el mundo exterior. Son vías naturales que sirven como potenciadoras del comercio a larga distancia y, por lo tanto, permitan el desarrollo económico.

Por regla general, en estos tiempos antiguos, la morfología urbana inicial es de trama irregular y posteriormente, si el terreno lo permite, las ciudades se organizan de una forma más reticular. Como elementos urbanos característicos y, en muchos casos, organizadores de las ciudades se encuentran los palacios, los templos y algunos otros edificios públicos que más adelante aparecerán rodeados de muros con puertas.

Asimismo, hay que destacar en el desarrollo de las ciudades antiguas el cambio que se produce en los elementos de construcción. Fundamentalmente, la gran transformación se debe al paso del adobe al ladrillo, todo un avance para la época.

En unos terrenos donde la geografía ataca los asentamientos con riadas y crecidas de ríos, el adobe no era resistente, por lo que debía reconstruirse la ciudad con cierta frecuencia. Eso da como consecuencia que, o bien por desastres naturales o por ataques enemigos, los asentamientos se rehagan una y otra vez.

Por tanto, la posibilidad de cocer en un horno el adobe hizo este material más resistente, pero no infalible. Así, no será hasta el año 2000 a. C. cuando se consiga crear un horno capaz de fortalecer el ladrillo hasta el punto de poder vitrificarlo, haciéndolo totalmente impermeable.

Por último, en las ciudades antiguas, el sistema político y religioso está muy estratificado. Políticamente sus reyes son los depositarios de la voluntad del dios del que han recibido la tierra y el cuidado de la misma, y tienen un grupo de sacerdotes que vigilan el cumplimiento de las normas. Por esa razón, el planeamiento de la ciudad se realiza desde el templo-palacio y casi siempre de forma reticular.

¡No te pierdas la siguiente entrada sobre Mesopotamia!

Bibliografía

DIEGO ESPINEL, A. Ciudades y urbanismo en el Egipto Antiguo (Ca. 3000 - 1069 a.C.). Studia historica, Historia antigua, nº 20 (2002), pp. 15-38

GUSSINYER, J. Ciudades y centros ceremoniales. Una aproximación al urbanismo de Mesoamérica. Boletín americanista, nº 55 (2005) pp. 123-148

VIT, Ilán.- Principios de urbanismo en Mesoamérica. Revista de la Universidad de México, nº 22 (2005), pp. 74-85

Vía| Ver la bibliografía
Síguenos en Facebook: antrophistoria
Imagen| Wikipedia

No hay comentarios :