lunes, 26 de diciembre de 2016

En el globo terráqueo más antiguo que se conoce no aparecen las Américas

Behaim fabricó su Manzana de Tierra más o menos un año antes de que Colón volviese del Nuevo Mundo con la noticia de sus descubrimientos

Behaim fabricó su Manzana de Tierra más o menos un año antes de que Colón volviese del Nuevo Mundo
Fue Martin Behaim quien construyó el Erdapfel, el globo terráqueo más antiguo del que se tiene constancia. Lo hizo poniéndose manos a la obra en 1492, el año en el que se publicó la Gramática de Nebrija, el tiempo en el que los judíos fueron invitados a salir de la Península, y el momento del conocidísimo descubrimiento de América. Supuestamente, porque existen fuentes que aseguran que su año de fabricación fue anterior, concretamente en 1491.

Es precisamente del último hecho de donde radica la peculiaridad del Erdapfel. Y es que Behaim fabricó su Manzana de Tierra más o menos un año antes de que Colón volviese del Nuevo Mundo con la noticia de sus descubrimientos. Es por esto que Georg Glockendon no incluyó las Américas en el mapa que cubre el globo, por cierto, reforzándose en su interior con madera y costándole al Estado algo menos de 75 dólares.

Colón y Behaim, o Martin de Bohemia, como también se le conocía, mantuvieron relaciones profesionales en aquella época de intrigantes devenires. De hecho, en la Historia General de Antonio de Herrera, hablando de la posibilidad de llegar a las Indias por el oeste, se narra lo que hubiese sido una conversación entre ambos que termina diciendo que «esta opinión le confirmó Martin de Bohemia Portugués, su amigo, natural de la isla de Fayal, gran Cosmógrafo».

Esta amistad no quiere decir que se equiparasen en importancia. Tanto es así, que muchos estudiosos ponen en tela de juicio la envergadura profesional real del cosmógrafo. Se dice que una de las razones por las que se fabricó fue la de servir como patrón para promover el comercio intercontinental de la época, o que fue simplemente una muestra de la que se producirían en serie miles de globos a imagen y semejanza del Erdapfel, algo que no puede ser reprochable proviniendo Behaim de una familia de comerciantes.

Aun con fines lucrativos, el autor de esta bola de 51 centímetros de diámetro que mantiene unidos los Polos con un anillo de madera y en la que la información para su construcción «provenía de cartas portuguesas propiedad de los  ‘científicos’ antiguos y medievales y de los diarios de viaje de Marco Polo y de Juan de Mandeville», consiguió dejar constancia de los descubrimientos portugueses, fue nombrado caballero en Portugal en febrero de 1489, y también miembro de la Junta dos Mathematicos por Juan II.

Imagen| Muellereien