miércoles, 21 de diciembre de 2016

Un artista diferente: Nicolás Amiard

El mundo de la fotografía digital posibilita obtener imágenes de mundos y de realidades nacidas en la mente de los creadores

Imagen ‘Destructor Imperial en París’ 
Este fin de semana se ha estrenado en el cine “Rogue One: Una Historia de Star Wars” otra de las películas de la saga de Star Wars. Hayamos visto o no las películas, su estética forma ya parte de la cultura popular, por eso todo el mundo es capaz de reconocer las fotografías que Nicolas Amiard publicó mostrando como las naves de la saga aterrizaban en distintos puntos de nuestro planeta.

El Destructor Estelar Imperial llega a París donde está apunto de arrasar la Torre Eiffel, un Serie Tie se ve obligado a hacer un aterrizaje forzoso en el centro de Londres, mientras X-Wing aterriza en el centro de un canal de Venecia justo enfrente de un gondolero. El Halcón Milenario choca contra la costa de Manhattan en Nueva York ¿iría a bordo Han Solo…?

Realidad y ficción combinadas  de modo fantástico por la hábil mano de este director de arte de laagencia de publicidad BTEC de París. Pero no es su único trabajo famoso, también circulan por la red sus versiones de cuadros clásicos cuyos protagonistas aparecen tatuados. Se trata de un mashup, que es como en la terminología de desarrollo web se denomina a una aplicación que es reutilizada e integrada en otra. Así podemos ver su versión de la Mona Lisa de Leonardo con su escote tatuado, también lo está la mujer que tanto escándalo causó cuando Manet presentó “Desayuno en la hierba” o el joven “Dioniso” de Caravaggioy también la Odalisca de Ingres, entre otros.

La artista visual Cheyene Randall había hecho algo similar con las celebridades de Hollywood, mientras Jessica Harrison trabajó en romper la dulzura clásica de las figuritas de Lladró.

Hay quien critica estas imágenes, negándose a incluirlas en el campo del  arte porque según ellos no aportan nada, pero al fin y al cabo ¿no es la historia del arte una reinvención constante?, ¿no se basan la mayoría de las obras y movimientos en otros previos?, ¿no invitan los artistas al espectador a entrar en su juego de significaciones? Realidad y ficción se han mezclado y retroalimentado desde el origen de la historia del arte y el hecho de utilizar herramientas digitales no es más que una evolución.

Imagen| Facebook

No hay comentarios :