jueves, 5 de enero de 2017

Ciudades antiguas (IV): el Indo

Las ciudades del valle del río Indo

Recreación artística de Harappa: entrada y drenaje de la ciudad.
Crédito de la imagen: Chris Sloan
Las civilizaciones más antiguas del subcontinente indio emergieron en el valle del Indo alrededor del 2500 a. C. Abarcaron cerca de un centenar de aldeas, aunque entre estos poblados destacan dos importantes ciudades: Harappa y Mohenjo-Daro.

En un principio, esta zona estuvo habitada fundamentalmente por grupos de agricultores. Sin embargo, con el tiempo, comenzaron a aparecer las ciudades fortificadas y se comenzaron a desarrollar. Hacia el tercer milenio antes de Cristo, el comercio marítimo con el golfo enlazó la India con Mesopotamia y esta ruta pudo provocar el intercambio cultural y humano entre ambas áreas.

Ambas civilizaciones, la mesopotámica y la del Indo, construyeron ciudades inteligentemente pensadas y planificadas. De sus estructuras urbanas destacan las siguientes características:

- La importancia del agua
- El trazo de una planta urbana reticular y planificada
- La disposición de una ciudadela amurallada

Imagen de Mohenjo-Daro
El caso de la ciudad de Mohenjo-Daro

Para comenzar, si hay algo sorprendente en la ciudad de Mohenjo-Daro es que, en un principio, hay una total ausencia de edificios que puedan ser identificados como templos o palacios. Tampoco hay ningún otro tipo de simbología que pueda asociarse a estas instituciones. Sin embargo, a determinados edificios se les ha dado dichas funciones.

Sin embargo, las ciudadelas parecen haber contenido edificios de naturaleza religiosa, ceremonial y administrativa, pero no existen restos de ningún tipo de palacio.

Lo que es evidente es que existe una planificación urbanística con unas amplias avenidas y con calles rectas pavimentadas. Los edificios son rectangulares y están dotados de servicios tales como drenajes, tuberías y alcantarillado. Todo esto ayudaba bastante en la higienización, en la medida de lo posible, de la gran urbe.

Asimismo, el recinto está completamente amurallado y en él se diferencian claramente dos zonas:

- La ciudadela, que se encuentra elevada sobre un montículo artificial y que contiene estructuras significativas como un gran baño, un granero o la llamada casa de los sacerdotes.

- La ciudad baja, donde se mezclan grandes casas con otras mucho más pequeñas, lo que indica la gran mezcolanza entre las diferentes clases sociales. El principal material de construcción es el adobe y la calle principal de la ciudad baja está pavimentada.

¡No te pierdas la siguiente entrada sobre los cambios a partir del II milenio en las llanuras de Asia!

Bibliografía

DIEGO ESPINEL, A. Ciudades y urbanismo en el Egipto Antiguo (Ca. 3000 - 1069 a.C.). Studia historica, Historia antigua, nº 20 (2002), pp. 15-38

GUSSINYER, J. Ciudades y centros ceremoniales. Una aproximación al urbanismo de Mesoamérica. Boletín americanista, nº 55 (2005) pp. 123-148

VIT, Ilán.- Principios de urbanismo en Mesoamérica. Revista de la Universidad de México, nº 22 (2005), pp. 74-85

Vía| Ver la bibliografía
Síguenos en Facebook: antrophistoria
Imagen| Wikipedia