viernes, 28 de abril de 2017

¿Cómo surgió el término fauvismo?

El fauvismo es un movimiento artístico que se va a caracterizar por la supremacía del color

La alegría de vivir (1905), Henri Matisse
A raíz del modernismo, artistas importantes decidieron dotar al arte de mayor libertad, una independencia que emanaba de las obras que los primitivistas (máscaras africanas) habían admirado con tanto ahínco.

Maurice de Vlamick, Matisse y Derain querían llegar al límite del color, y otorgar al color puro y a los sentimientos o emociones el primer puesto, frente a la forma y el dibujo de antaño.

Un ejemplo de esto lo vemos en las pinturas de André Derain (1880-1954), en su cuadro de Barcas en el puerto de Collioure, Derain no se centra en los detalles, simplemente deja que entren en acción las emociones. Emplea colores puros mediante el puntillismo que hace que su obra sea diferente.

Como consecuencia de este nuevo “arte” estos artistas expusieron sus obras en el Salón del Otoño en 1905, que surgió como contraposición al Salón de la Academia. Entre los presentes hubo asombro pero también algunas críticas, la más conocida es la que le da nombre al movimiento.

El crítico Louis Vauxcelles dijo que esas obras estaban hechas por “les fauves” término francés que significa “fieras salvajes”, de ahí que el movimiento artístico se llame fauvismo.

El participante que causó más revuelo fue Henri Matisse (1869-1954). Su obra Mujer con sombrero revolucionó el panorama artístico de esa época. Aparece su mujer retratada de una manera un tanto peculiar. Su cara parece una máscara africana coloreada con pinceladas verdes y amarillas y su cuerpo, en vez de vestido, está dibujado con retazos. Fue una obra de la que Madame Matisse no presumía, ya que verse retratada de ese modo fue muy vergonzoso para ella.

Otra de las obras importantes de este artista es La alegría de vivir,  la cual refleja una mayor madurez en su pintura y una elegancia de líneas de la que carece la anterior.

Es su obra más fauvista, aparecen una serie de personajes tumbados en la hierba, tocando instrumentos, danzando, dedicándose al amor, etc. Todo ello realizado con colores puros que resaltan el paisaje. Su obra es desenfrenada, vital, espontánea, etc. Es la antítesis de Picasso, un pintor que va a ocupar un papel decisivo en el arte de vanguardia. Suele utilizar en sus pinturas temas clásicos que le aportan estabilidad.

¿Te habías parado a pensar en el curioso origen de este término?

Bibliografía

GOMPERTZ, W., ¿Qué estás mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos. Madrid, Editorial Taurus, 2013.

Vía| Ver bibliografía

No hay comentarios :