domingo, 30 de abril de 2017

El movimiento de vanguardia que fue inicialmente un movimiento político

En la antesala de la I Guerra Mundial empezó a gestarse una corriente que marcará el paisaje de las vanguardias del siglo XX

Filippo Tomaso Marinetti y el Manifiesto Futurista
Hablamos del futurismo. Un movimiento político frenético, estimulado por el nuevo ritmo de vida que surgió tras dejar atrás las miserias del siglo pasado. Su creador fue Filippo Tomaso Marinetti (1876 - 1944). En 1909, publicó en Le Figaro su manifiesto del futurismo y un año después se convirtió en movimiento artístico.

Los futuristas estaban obsesionados por la velocidad y la captación del movimiento, querían mostrar la sensación que generaba esta nueva vida. Su inspiración e influencia era la fotografía del siglo XIX.

Al igual que los cubistas, querían copiar un objeto desde todos los puntos de vista por eso superponían y fracturaban planos, pero a diferencia de éstos, los futuristas buscaban reacciones crudas por parte del espectador.

En 1911, algunos cubistas vieron las obras de Braque y Picasso en París y les dejó impactados, tanto que, Umberto Boccioni lo reflejó en su obra.

Su obra Estados de la mente la pintó antes y después de ir a París, las primeras pinturas son posimpresionistas con influencia de Cézanne y el simbolismo de Gaugin, pero el tríptico que pintó después de su viaje está repleto de influencia cubista, quería reflejar lo que se siente al entrar en contacto con una máquina.

- En Los que se van, vemos esa influencia cubista de Braque y Picasso, formas angulosas, cierta tonalidad azul que transmite nostalgia y melancolía, los pasajeros están desdibujados están entre figuras humanas y robots.

- Las despedidas, destaca la figura del tren a la que pone un número, que es un claro guiño a la obra de Braque y Picasso.

- Los que se quedan, acentúa el abatimiento con sus figuras fantasmales.

Un artista que está a caballo entre varios ismos va a ser Robert Delaunay (1885-1941), en El equipo de Cardiff, aparecen dos equipos jugando al rugby, la composición está enmarcada por una noria, un biplano y la torre Eiffel, cargada de simbolismo. Aparece la técnica futurista de la simultaneidad porque se dan varias acciones al mismo tiempo aunque no vemos ese dinamismo que le caracteriza. Por otro lado, el montaje de las imágenes nos recuerda al cubismo pero es una obra muy colorida a diferencia de las de Braque o Picasso.

Tras el descontento que causó la I Guerra Mundial los pueblos aplaudían el manifiesto futurista promulgado por Marinetti. Tanto él como dicho manifiesto influyeron decididamente en la política ya que Marinetti redactó en 1919 el manifiesto del fascismo italiano.

Bibliografía

GOMPERTZ, W., ¿Qué estás mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos. Madrid, Editorial Taurus, 2013.

Vía| Ver bibliografía
Imagen| Futurismo

No hay comentarios :