jueves, 18 de mayo de 2017

El secreto que esconde la necrópolis de los reyes de la ciudad de Ur

El científico inglés Leonard Woolley descubrió un hallazgo sorprendente en el país de Sumer

Leonard Woolley en la necrópolis de los reyes en la ciudad de Ur
El científico Leonard Wooley excavó en una colina cerca del río Eúfrates, uno de los dos ríos que bañan Mesopotamia y encontró la torre sagrada de la ciudad de Ur que estaba coronada por el templo del dios lunar llamado Nanna. Algunos historiadores piensan que se trata de la torre de Babel, aunque no hay vestigios que lo confirmen.

Bajo sus pies se encontraba la legendaria ciudad de Ur, una urbe de grandes dimensiones, construida en ladrillo y rodeada por una gran muralla. Sin embargo, el descubrimiento más asombroso en este lugar arqueológico fue la necrópolis de los reyes y lo que ella ocultaba. ¿Qué encontraron allí sus excavadores?

En la necrópolis había una multitud de tumbas y cámaras funerarias, situadas en el fondo de un pozo al que se accedía mediante una rampa. En una de esas cámaras Woolley vislumbró una tétrica estampa, se trataba de 59 cadáveres que yacían junto a copas de veneno.

Según la deducción de los investigadores, las personas que allí perecieron formaban parte del séquito real: guerreros, sacerdotisas, músicos, aurigas, etc. Todos ellos provistos de armas, joyas, instrumentos musicales y un sinfín de objetos para ayudar a los reyes en su vida del más allá.

Al parecer, todo el séquito real se había auto inmolado para acompañar a los reyes en su último viaje, se trata de un sacrificio humano múltiple.

¿Eran ritos funerarios o sacrificios humanos?

Bibliografía

CAMINO GARCÍA, M., Y SANTACANA, J., El cercano oriente: Los sumerios. Madrid, Anaya, 1990.

Vía| Ver bibliografía

No hay comentarios :