martes, 16 de mayo de 2017

La disputa de Piet Mondrian con Theo van Doesburg que estuvo a punto de acabar con el neoplasticismo

Tras la I Guerra Mundial surgió la necesidad de crear un arte basado en la unidad, un arte simplificado y ordenado que ayudara a la sociedad a empezar de nuevo

Piet Mondrian y una de sus obras
Tras la I Guerra Mundial surgió la necesidad de crear un arte basado en la unidad, un arte simplificado y ordenado que ayudara a la sociedad a empezar de nuevo. Así surgió el neoplasticismo, con el que se reduciría el arte a su mínima esencia. Este movimiento rechazaba cualquier motivo reconocible, apostaba por los colores primarios o neutros, formas geométricas no presentes en la naturaleza y líneas rectas verticales u horizontales de color negro.

Asimismo, este movimiento artístico se llama así por el nombre que se le dio a una obra del mejor exponente de esta corriente, Piet Mondrian.

Para Mondrian el neoplasticismo era equilibrio, cada elemento y cada forma tenía el mismo valor que el resto, a diferencia del suprematismo y la abstracción de Kandinsky. Su punto de inflexión llegó con la visita al taller de Picasso en París, fue tal su emoción que su obra evolucionó a una de las formas más puras del arte abstracto.

En las siguientes obras, que todas ellas tienen como motivo central un árbol, podemos ver su desarrollo como artista:

- Atardecer, árbol rojo 1908, representa un árbol rojo retorcido bajo un cielo invernal. En esta obra se observa influencia de Van Gogh y de la pintura paisajista holandesa del siglo XVII.

- El árbol gris 1912, se abre camino a la abstracción con la simplificación de la forma. Su paleta se vuelve más sombría como la de Braque y Picasso en su fase del cubismo analítico.

- Manzano en flor 1912, nos cuesta visualizar que eso es un árbol, ha simplificado la forma y suprimido detalles. Sigue en línea con su gama cromática de grises que nos recuerda a Braque.

- Cuadro nº2/ Composición nº VII 1913, vemos un árbol partido en pequeños planos, ya está en la senda de la abstracción.

En este momento fue cuando Mondrian se encuentra con Theo van Doesburg, un artista holandés con el que fundó en 1917 una revista llamada “De Stijl”.

Surgió entonces un nuevo movimiento interesado en aspectos espirituales para la ordenación geométrica del universo, basado en la retícula y en los colores primarios del neoplasticismo.

La obra de Mondrian se caracterizó por su asimetría, por grandes áreas de imprimación blanca, bloques de colores primarios y su retícula de líneas verticales y horizontales. Van Doesbourg le sugirió que debía de darle más movimiento a sus composiciones con la introducción de la línea diagonal pero Mondrian no cedió y se marchó del grupo.

Fue entonces cuando Van Doesbourg introdujo la diagonal en sus obras y siguió con su investigación. Se convirtió en el fundador del arte concreto que se desarrollaría tras su muerte.

Bibliografía

GOMPERTZ, W., ¿Qué estás mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos. Madrid, Editorial Taurus, 2013.

Vía| Ver bibliografía
Imagen| Piet Mondrian

No hay comentarios :