Páginas

viernes, 14 de julio de 2017

El culto a Isis sigue vivo: curiosidades de su presencia en Europa y Estados Unidos

La diosa egipcia, lejos de haber desaparecido, hoy en día está muy presente en diferentes lugares de Europa y en los edificios más pintorescos en los cuales no te lo esperarías

Representación de la diosa egipcia Isis
Aunque parezca sorprendente y curioso, el culto a la diosa egipcia Isis está aún viva en nuestros días. Este culto se remonta a los primeros faraones, pero Isis es sólo un nombre griego, ya que el nombre egipcio original fue Ast. Su culto sobrevivió y fue aceptado por los helénicos cuando conquistaron Egipto en el 332 a.C. y después por los romanos.

En la época ptolemaica, la diosa Isis se convirtió en la diosa protectora de Alejandría y especialmente en el símbolo divino de su mítico Faro. Isis pronto fue conocida como "Isis Pharia" y gozó de un templo en la mismísima isla de Faros. Una enorme estatua dedicada a Isis Pharia que se asemejaría a la moderna Estatua de la Libertad de Nueva York...

Isis Pharia fue también conocida como Stella-Maris ("estrella del mar") este calificativo se trasladaría en época cristiana a la Virgen María que es adorada por los marineros. El culto a Isis fue tan famoso en todo el Mediterráneo que aparece en la proa de un barco en el escudo de armas de París que Napoleón comisionó en 1811, como señala Robert Bauval (Más Allá 174).

Bauval también asocia el nombre de París con la diosa Isis y para ello cita una historia recogida en el siglo XVIII por Jean Tristan, en la que asegura que París deriva de "Pharia-Isis". Tristan basó su historia en las monedas de tiempos del emperador Juliano, en las que aparece su esposa Helena con dicha divinidad. Este emperador pasó a la historia con el sobrenombre de Juliano "el apóstata" por haber regresado a cultos paganos. Además se estableció en Lutecia, antigua París, por lo que no es de extrañar que impusiera el culto de Isis en la ciudad...

La diosa Isis también tiene vinculación con la Estatua de la Libertad de Nueva York. La divinidad estuvo bien presente en el diseñador de la estatua Auguste Bartholdi, que viajó de joven a Egipto y se enamoró de los escultores faraónicos. Antes de construir la Estatua de la Libertad, Bartholdi quiso construir una estatua gigante de Isis que coronara el Canal de Suez. El proyecto no salió adelante y se llevó su idea de construir una gran estatua a Estados Unidos, donde adaptó su proyecto inicial para crear la estatua más famosa de Nueva York en 1885. Aunque Bartholdi fue el diseñador, el que la erigió realmente fue Alexandre Gustave Eiffel, famoso ingeniero francés y que coqueteaba con la masonería.

Finalmente, se pueden encontrar coincidencias con la diosa Isis y la bandera de la Unión Europea. Y esta relación se puede encontrar en las estrellas de cinco puntas, emblema que representa a Sirio, contrapartida celestial de Isis. El creador de la bandera Arsène Heitz, según Javier Sierra, contempló la vidriera de la "Stella-Maris" de la catedral de Estrasburgo y su corona de doce estrellas que luego reflejaría en la enseña de la Unión Europea. Lo que no sabía es que "Stella-Maris" fue otro de los miles de nombres que ha recibido Isis a lo largo de la Historia.

Imagen| Wikipedia

1 comentario :

  1. Todos Los gnosticos del mundo veneran actualmente a Isis en sus 5 aspectos fundamentales.

    ResponderEliminar