miércoles, 12 de julio de 2017

Nubla: El videojuego del Thyssen-Bornemisza

El arte es un mundo abierto, dispuesto a despertarnos emociones. Nubla es un videojuego que representa una nueva forma de arte y, a la vez, es una nueva forma de disfrutar de las obras artísticas

Imagen del videojuego ‘Nubla'
El MOMA ha sido el primer museo en crear un espacio de su exposición permanente a los videojuegos, convirtiéndolos así en categoría artística de pleno derecho. Pero no es la única institución en entender esto, una más cercana el Museo Thyssen-Bornemisza, se ha decidido hace tiempo a colaborar con GammeraNest y Sony Playstation, para ofrecernos un viaje totalmente atípico por sus obras.

El director del proyecto ha sido Daniel Sánchez Mateos, que es también profesor en ESNE, la primera escuela universitaria de videojuegos en España. Nubla no es una aplicación de móvil, ni un juego pequeño interactivo con carácter educativo (aunque desde luego no prescinde de esta faceta), Nubla es una verdadera aventura gráfica.

Imagen de uno de los escenarios de Nubla
El juego parte del arquetipo del viaje del héroe, el jugador ha de escoger a un personaje y a un acompañante, a partir de ahí se adentrará en un Museo lleno de vida en busca de Nubla, que no es otro que el elefante de Dalí. Las pantallas se suceden obligándonos a resolver pequeños puzzles y a buscar objetos para avanzar. No es un juego complicado para que pueda ser jugado por todos los públicos, incluso los niños o aquellos que nunca se hayan acercado a un videojuego.

La magia de Nubla está en sus escenarios, formados por los cuadros del Museo Thyssen-Bornemisza, pero reinterpretados de manera que se adaptan plenamente a la estructura de desarrollo del juego, no se trata de darnos datos sobre los distintos cuadros, sino de ayudarnos a sumergirnos en ellos de manera que eduquemos nuestra mirada y descubramos su esencia.

A la izquierda 'La gran portuguesa' de Robert Delaunay y a la derecha uno de los escenarios de Nubla
Nubla es un viaje que transcurre como un sueño, en el que nos vemos transportados a la reinterpretación interactiva de obra de autores como Pablo Picasso, Erns Ludwig Kirchner, Edward Hopper, Paul Klee, Max Ernst o Marc Chagall. La intención de Nubla es conseguir aportarnos la emoción que produce la contemplación de una obra de arte unida a la interacción de los juegos. Conectar al jugador con el arte como una experiencia vital.

El juego fue desarrollado en el 2014, pero el año pasado ya salió al mercado su segunda parte “El mundo de Nubla”. “Hay viajes que comienzan con un solo paso y mundos que esperan ser revividos. Toda leyenda tiene un comienzo…Nubla”, eso dice su tráiler… Mi recomendación: ¡A jugar!

Vía| El Diario
Imagen| Educathyssen

No hay comentarios :