miércoles, 16 de agosto de 2017

Sacagawea, la mujer que guió a Lewis y Clark en su expedición hacia Oregón

Una joven shoshone ayudó a que el presidente Thomas Jefferson consiguiera un acceso desde el medio y este de Estados Unidos hasta el océano Pacífico

"Lewis y Clark navegando en el Columbia", pintura de Charles Marion Russell que representa la expedición en piraguas por río Columbia
Sacagawea (c.1780-1812), fue una mujer de la tribu nómada lemhi shoshone, que residía estacionalmente en la zona de Fort Lemhi, una misión mormona. A la edad de 11 años fue raptada junto a otras chicas de su tribu por un grupo de hidatsas. Fueron llevadas hacia el este, cerca de la actual Washburn, Dakote del Norte, y tratadas como esclavas.

Con catorce años contrajo matrimonio con un trampero francés llamado Toussaint Charbonneau, que vivía con la tribu. Sacagawea no era su única mujer; él estaba también casado con otra shoshone llamada Otter Woman.

En esa época, el presidente del gobierno de Estados Unidos, Thomas Jefferson, ordenó a Lewis que organizara una expedición. Éste, a su vez, contactó con Clark para organizar un viaje que les llevaría, entre 1804 y 1806, desde Dakota del Norte hasta Oregón, lo que les proporcionaría un acceso al océano Pacífico.

En el invierno de 1804, Lewis y Clark llegaron a la aldea hidatsa donde Sacagawea se encontraba. Allí construyeron Fort Mandan, donde realizaron entrevistas entre los habitantes nativos de la zona, ya que necesitaban intérpretes y guías. Ahí fue donde conocieron a Charbonneau y su mujer, la cual hablaba shoshone, uno de los idiomas de los territorios que atravesarían. Fueron contratados y trasladados al fuerte. Ella se encontraba a punto de dar a luz, y allí nació su hijo, el 11 de febrero de 1805, Baptiste Charbonnau, aunque su madre lo llamaba Pomp o Pompy, “el primer viajero”.

Estatua de Sacajawea en Bismarck (Dakota del Norte)
Por fin, la expedición salió en abril de ese año hacia el norte del río Missouri en piragua. Una de las acciones de Sacagawea fue rescatar la carga que cayó al agua el 14 de mayo, entre ella los diarios de Lewis y Clark, hecho por el cual se nombró el 20 de mayo a ese río como río Sacagawea.

Según iban avanzando en su viaje hacia el oeste, fueron encontrándose con otras tribus. El hecho de que una mujer y un bebé los acompañaran supuso que dieran una imagen menos hostil que si sólo hubieran ido hombres. Uno de esos encuentros le supuso a Sacagawea volver a encontrarse con su hermano, Cameahwait, en agosto de 1805. Todo ocurrió cuando atravesaban territorio shoshone para conseguir caballos con los que atravesar las Montañas Rocosas. Sacagawea, al ir a hacer de intérprete con la tribu que vivía en la zona y hablar con el jefe de estos, hizo el descubrimiento. Su hermano era el jefe de la tribu. Este reencuentro quedó registrado en los diarios de Lewis.

Cameahwait, el hermano de Sacagawea, les proporcionó caballos y guías para atravesar las Montañas Rocosas. Este tramo fue realmente duro, ya que es una zona muy fría y sin apenas nada que consumir. Hubo un momento en el que, al quedarse sin comida, tuvieron que comer las velas de sebo. Cuando por fin bajaron a zonas algo más templadas, la shoshone buscó raíces para poder conseguir recuperarse del viaje por ese tramo.

Al fin, en noviembre, llegaron al océano Pacífico. Toda la expedición fue consultada sobre dónde instalar el fuerte para pasar el invierno, incluidos Sacagawea y el esclavo de Clark, York. Habían conseguido atravesar once estados, atravesar el Paso Bozeman, lo que más adelante supondría el establecimiento de una línea de ferrocarril que daría acceso al Pacífico desde la división continental. Pero Sacagawea y Charbonneau decidieron seguir viajando hasta volver a la aldea hidatsa de donde partió su viaje.

Clark, ya en St.Louis, se hizo cargo del pequeño Jean Baptiste para que no tuviera que viajar nuevamente mientras la pareja se dirigía hacia el este. En 1810 Sacagawea tuvo a Lizette, pero de ella no hay noticias.

En 1812, Sacagawea murió por fiebres cuando rondaba los 25 años, según indican las fuentes de Fort Lisa, lugar donde residían. Los actos de Sacagawea y su valor han generado que se erijan varias estatuas en Estados Unidos en su honor, incluso monedas con su efigie y títulos honoríficos post mortem.

¿Les habría sido posible a Lewis y Clark llegar hasta el Pacífico sin su ayuda?

Vía| Biography
Imagen| Wikipedia

1 comentario :

Anónimo dijo...

Muy chulo el artículo