lunes, 4 de septiembre de 2017

Odiseo, el primer héroe humano

Odiseo es uno de los más importantes héroes de la Guerra de Troya y su vida es retratada en la Odisea y La Ilíada 
 
Odiseo atado al mástil (detalle)
Tras la guerra de Troya, los aqueos inician el regreso a sus respectivos lugares de origen con sus familias, algunos pasando bastantes dificultades. El regreso más largo fue el de Odiseo, tardando 20 años en volver a su tierra y pasando mil penalidades: el “asendereado Odiseo” (Odisea X 330).

Conocemos a Odiseo por ser uno de los personajes de la Ilíada y protagonista central de la Odisea, el libro donde se relata su vuelta a Ítaca. En ambos libros se nos aparece como un hombre maduro, inteligente y astuto, alguien capaz de urdir planes magistrales contra los troyanos como fue la construcción del caballo de madera, aunque en realidad también podemos ver otra cara de éste héroe: la humana.

Es el primer héroe que se nos presenta como auténticamente humano. No es un dios ni un semidiós como Heracles. No destaca por su fuerza o arrojo como Aquiles, sino que su última meta es su propia supervivencia o beneficio, por lo que recurre a los ardites o mentiras para ello.

Sabemos que al principio no quería participar en la guerra de Troya, por lo que se fingió loco para no acudir, aunque fue descubierto por Palamedes, otro héroe a su altura, que puso al hijo de Odiseo, Telémaco, delate de la reja del arado que éste conducía. Odiseo se percató de ello y lo salvó, quedando así en evidencia su cordura. Más tarde se vengó de Palamedes diciendo que había traicionado a los griegos a cambio de oro que él mismo escondió en su tienda. Al descubrirlo el resto de griegos, lapidaron a Palamedes. Aquí vemos un lado muy vengativo de Odiseo. También hay ocasiones que demuestra su poca poca humanidad, como en el transcurso del saqueo de Troya, o cuando por fin regresa a Ítaca y mata a todos los pretendientes sin excepción.

Odiseo atado al mástil
Sus acciones, a veces de ética dudosa, tienen repercusiones en aquellas personas que le rodean, como Penélope, que sufre años de espera, su hijo Telémaco, que crece sin padre y rodeado en su palacio por pretendientes que le humillan y vejan continuamente...

Todas estas penalidades tienen su origen en la ofensa que Odiseo comete contra Poseidón dejando ciego a su hijo el cíclope Polifemo. A causa de ese agravio, Poseidón, hace lo posible para retrasar el regreso de Odiseo y hacerlo lo más penoso posible, por lo que podemos decir que el relato de la Odisea surge a causa de la soberbia de Odiseo al mofarse de Polifemo. En definitiva del defecto de un hombre.

Bibliografía

HOMERO, Odisea. Altaya, Barcelona, 1994.

HOMERO, Ilíada. Editorial Gredos, Madrid, 2001.

VIRGILIO, Eneida. Editorial Grados, Madrid, 2001.

Vía| Ver bibliografía
Imagen| Wikipedia

No hay comentarios :