martes, 26 de septiembre de 2017

Poligamia en la Iglesia mormona: mito y verdad

Poligamia es un término antropológico que sirve para describir una situación en la que una persona está casa con varios individuos a la vez

Joseph Smith, fundador de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Son varios los mitos que circulan sobre la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, popularmente conocida como la Iglesia mormona. Hay quienes piensan, por ejemplo, que los mormones desentierran cadáveres y hacen rituales con ellos. Este mito surgió, probablemente, porque alguien escuchó hablar de los “bautizos por los muertos” que no tienen nada que ver con desenterrar cadáveres. Otros piensan que los mormones son polígamos que se casan con niñas, porque han escuchado noticias sobre “una secta mormona en EEUU” y esto es una “media verdad”. En esta publicación abordaremos esta cuestión.

En primer lugar, es necesaria una aclaración de corte lingüístico, y es que “poligamia” es un término antropológico que sirve para describir una situación en la que una persona está casada con varios individuos a la vez. Aunque generalmente se utiliza este término, lo cierto es que si queremos ser más precisos en nuestra terminología en lo que refiere a la Iglesia mormona, tendríamos que utilizar el término “poliginia”, que hace referencia a la práctica por la que un solo hombre desposa a varias mujeres.

Pues bien, la práctica de la poliginia en la Iglesia mormona se remonta al comienzo mismo de esta joven iglesia, en Estados Unidos en el siglo XIX y, según los estudiosos, ha pasado por tres fases (Bringhurst & Foster, 2013): La primera etapa, que comprende desde 1830 hasta 1844 fue una etapa de secretismo respecto a la práctica, que fue inaugurada por el profeta y fundador de la Iglesia Joseph Smith por "revelación" divina. Después, vendría una segunda etapa que comprendería desde 1844 hasta 1890. Esta etapa sería la etapa pública de la práctica debido, principalmente, a la presidencia de la Iglesia de Brigham Young, quien instó a expandir esta práctica y la hizo pública a los extraños. Es en esta misma etapa cuando comienzan los conflictos pues, en las dos décadas que siguieron al final de la Guerra de Secesión de EEUU (1861-1865) el gobierno federal comenzó a legislar contra los mormones polígamos. En el contexto de esta amenaza y la persecución constante nace el Manifiesto de 1890, que abre la tercera etapa. El Manifiesto de 1890 es un documento que firma el entonces presidente de la Iglesia Wilford Woodruff, quien "recibe una revelación de Dios" instando a cesar la práctica del matrimonio plural. No obstante, este manifiesto no terminó con la práctica, sino que provocó que se volviese secreta nuevamente hasta 1904, cuando Joseph F. Smith declaró, en el Segundo Manifiesto, que se excomulgaría a quienes practicasen el matrimonio plural. Es decir,  con el Segundo Manifiesto la práctica ya no solo estaba perseguida por el gobierno, sino también por la propia Iglesia. Por ello,  durante décadas, grupos polígamos aún sin organización formal seguían practicando la poligamia. Poco después, el desacuerdo dentro de la comunidad mormona respecto a la práctica de la poliginia se formalizaría con la división de la Iglesia mormona en dos Iglesias (la Iglesia mormona y la Iglesia Fundamentalista mormona, esta última sería la que perpetuaría la poliginia bajo el mandato de John Y. Barlow). De esta manera, la Iglesia Fundamentalista mormona adoptó como corazón de la comunidad religiosa la práctica de la poliginia hasta el día de hoy con escándalos públicos y procesos judiciales continuos, como los de Warren Jeffs. Por lo tanto, los mormones sí practicaron la poliginia en un determinado momento de su historia como comunidad religiosa pero actualmente es una práctica condenada por la Iglesia mormona, los mormones polígamos de hoy en día pertenecen a la Iglesia Fundamentalista mormona que está asentada en EEUU.

Para comprender cómo la Iglesia mormona se ha posicionado respecto a esta práctica es necesario saber que esta iglesia, al contrario que muchas de las iglesias más conocidas, cree en la existencia de profetas vivientes. Es decir, para los mormones, la comunicación con Dios no cesó con los profetas del Antiguo Testamento, sino que hoy en día Dios sigue comunicándose con nosotros a través de los profetas de la Iglesia. Por este motivo, la Iglesia mormona es, potencialmente, más susceptible al cambio como el ejemplo de la poliginia demuestra. De acuerdo a los mormones no fundamentalistas (no polígamos), Dios creyó conveniente que la comunidad mormona practicase la poliginia en un momento determinado debido a unas circunstancias especiales, pero la práctica “normal”, deseada por Dios sería la monogamia. Estas “circunstancias especiales” pueden radicar en el hecho de que los primeros años de la Iglesia estuvieron caracterizados por la inseguridad de la guerra y la persecución, desde la perspectiva mormona "Dios creyó conveniente la práctica de la poligamia" ya que solventaría la situación de desamparo de mujeres y niños (pues los hombres marchaban a la guerra) mediante la existencia de una red familiar y de apoyo más amplia, facilitando la supervivencia. Yo añadiría que, además constituiría un eficaz mecanismo de cohesión social que, mediante la expansión de los lazos familiares, no solo facilitaría la vida en períodos duros, sino que también ayudaría a reproducir la práctica de la religión en un universo social mucho más cohesionado. Por su parte, los mormones fundamentalistas mantienen que en 1886, en medio de la batalla legal entre los mormones y el gobierno estadounidense, el entonces presidente de la Iglesia (cuando aún eran una única iglesia), tuvo una revelación según la que Dios autorizaba la creación de un pequeño grupo de personas que preservasen la práctica.

Por lo tanto, desde la perspectiva mormona la poligamia sería entonces algo así como un “estado de excepción” que, una vez superado, ha de volver a la normalidad. Además, hay otro elemento doctrinal a tener en cuenta, el Artículo de Fe número 12: "Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley". Por ello,  al declararse ilegal la poligamia, la prohibición de la práctica en la Iglesia fue algo inminente, puesto que seguir practicándola sería una contradicción en relación a la doctrina.

Bibliografía

Arrington, L., Great basin kingdom: An economic history of the Latter-Day Saints (1830-1900). Harvard University Press. Cambridge, Massachusetts, 1958.

Bringhurst, N. y Foster C., LDS Polygamy, Fundamentalist mormonism and the FLDS Church: A historical overview. 2013.

Jensen, E., Dialoguin online: The best of +10 years of mormons blogging en Dialogue: A journal of mormon thought, 47, no. 2. Summer, 2014.

Vía| LDS, entrevistas con mormones de la autora y ver bibliografía
Imagen| Wikipedia
En colaboración| Diantropos

No hay comentarios :