sábado, 6 de enero de 2018

La antigua ciudad de Ategua

Viajamos por la provincia de Córdoba entusiasmados por visitar, y descubrir, la antigua ciudad de Ategua

La antigua ciudad de Ategua
Cuando el anciano año 2017 apuraba sus últimos tiempos, viajábamos por la provincia de Córdoba entusiasmados por visitar, y descubrir, la antigua ciudad de Ategua. Está ubicada próxima a la pedanía de Santa Cruz, en Andalucía Occidental, sobre un imponente cerro de escarpadas laderas por donde trascurre el río Guadajoz (flumen Salsum para los romanos). Sus orígenes se remontan a época prehistórica, posiblemente a la edad del bronce, y su historia, de forma ininterrumpida en el tiempo, llega hasta la baja Edad Media, siglo XV d.C. Así, resulta un magnífico ejemplo arqueológico de superposición de ciudades  históricas, con sólo el 5% excavado de su totalidad, declarado como Bien de interés Cultural desde los años 80.

Acrópolis y muralla íbera de mampuestos
De este modo, llegamos temprano al punto de encuentro. Después de visitar la pequeña pedanía — volcada en no vender su catedral, un enorme silo de finales del siglo XX  — y tomar un café en el restaurante “La Galga”, pusimos rumbo al yacimiento entre densos olivares. La suerte nos quiso acompañar en todo momento ofreciéndonos un paisaje totalmente invernal que hacía aún más bella y espectacular la experiencia. Guiados por la curiosidad, comenzamos a ascender por el camino que lleva a una de las puertas principales de la muralla. A uno de sus lados, divisamos sobre la Loma de Teba las inmutables canteras que han proporcionado a lo largo de la historia piedra arenisca para las construcciones, sobre todo de época romana. En la cima del cerro, contemplamos una impresionante muralla de origen íbero que guarda poderosamente la acrópolis. Desde ella pudimos divisar el vasto territorio que la rodea y controlar visualmente otros enclaves estratégicos, como el actual municipio de Espejo. De esta época, entre los siglos VIII – VII a.C., destaca la Estela de guerrero de Ategua hallada en las inmediaciones (hoy en el Museo Provincial de Córdoba).

Superposición de estructuras. Destacan las basas de columnas de un edificio romano
Los romanos, atendiendo a su riqueza y estratégica ubicación, se hicieron con la ciudad e implantarán en ella su modelo ideal urbano utilizando su estructura, hoy en día la más visible (siglo I a.C. a II d.C.). Sobresalen los restos del foro, varias domus y las termas con restos de plomo por donde se conducía el agua a las distintas piscinas. También se conserva un pequeño puente romano en las proximidades. Uno de sus fuertes históricos es que la ciudad participó en el escenario republicano romano de la guerra civil entre pompeyanos y cesarianos. Ategua se alineó a favor de Pompeyo, pero será tomada por César después de un largo asedio en febrero del año 45 a.C. Desde la acrópolis se puede contemplar, afinando la vista, la ubicación y distribución de los campamentos romanos cesarianos.

Zoco
Durante la Antigüedad tardía la ciudad continuará habitada, aunque perderá peso económico. Los musulmanes harán lo mismo que sus predecesores y construirán una fortificación. Volverán a impulsar la ciudad comercialmente insertándola en la Cora de Qurtuba. En la baja Edad Media se construyó extramuros y apoyado sobre la muralla-fortificación un zoco (mercado), muy bien conservado, evidenciando la importancia comercial de este enclave ubicado en un estratégico cruce de caminos. También se constatan otras estructuras bajomedievales hasta el siglo XV, cuando comienza su decadencia y es totalmente abandonada.

Castillo de Espejo, visible desde Ategua

No hay comentarios :