Conservación del Patrimonio de Llerena

Para la conservación del Patrimonio en la ciudad de Llerena se han propuesto y se llevan a cabo una serie de intervenciones. Aquí vamos a tratar brevemente aquellas cuyos fines son la restauración, conservación y reforma de los espacios y edificios que integran el Casco Histórico.

Las obras de restauración se llevan a cabo para conservar, consolidar y mejorar los Bienes de Interés Cultural. Durante el trabajo se evitará la reconstrucción a menos que en la restauración se empleen partes originales de los mismos cuya autenticidad pueda probarse. Si por razones de estabilidad o mantenimiento se tuviesen que añadir partes o materiales, éstos deben ser reconocibles para poder diferenciar la parte realmente conservada de la nueva. Asimismo deben evitarse las imitaciones, pues pueden provocar confusión con lo que serían o son los originales.
Las añadiduras que se le hayan adosado a las edificaciones a lo largo de la historia deben ser respetadas, ya que en conjunto conforman su singularidad. Sólo podrán ser suprimidas aquellas partes autorizadas, siempre que esto no suponga una degradación del bien y facilite la interpretación histórica del mismo.
Para asegurar una correcta restauración, este tipo de obras requieren la presentación de un proyecto suscrito por un técnico competente.
Se está llevando a cabo actualmente un programa de recuperación de fachadas mudéjares en Llerena, dentro de un Plan Integral para el Empleo, con el que se está restaurando un importante número de fachadas de estilo mudéjar con la limpieza del ladrillo y la recuperación de elementos. Este evento ha favorecido que se incluya la ciudad en el proyecto internacional Museos sin Fronteras, en el que se propone la visita de distintos recorridos temáticos dentro de España. Para ello, el Ayuntamiento ha firmado un convenio con la empresa Sevillana de Electricidad para la retirada del cableado de luz eléctrica de dichas fachadas.
También se está realizando en la actualidad la restauración y consolidación de los lienzos y torres de las murallas que todavía perduran, así como de la Puerta de Reina.
La Junta de Extremadura firmó un convenio con la Iglesia Católica en el año 2000 con el que se pretende la restauración y recuperación de edificios religiosos de la localidad. Estas intervenciones se harán o se están realizando en las cubiertas de las iglesias de Ntra. Sra. de la Granada, Santiago Apóstol, iglesia convento de Santa Clara (actualmente en obras) y Palacio Episcopal.

Las obras de conservación van destinadas a subsanar los daños causados principalmente por los agentes climáticos, el uso o el abandono. Consisten en la reparación de las instalaciones, pintura... y todas aquellas intervenciones que permitan mantener el edificio y su permanencia. No se podrá modificar su estructura, fachada, cubierta, plantas ni cotas, y en ningún caso se podrá aumentar su superficie construida.

Una obra de reforma en un inmueble modificará o sustituirá, parcial o totalmente, algún elemento de éste como la cubierta, la fachada, la estructura, el patio o la escalera. Al igual que para las obras de restauración, aquí también se hace necesaria la presentación de un proyecto.
Normas de urbanización
El Ayuntamiento de Llerena sigue una serie de normas que aplica sobre todos los espacios de uso público (calzadas, acerados, espacios libres, jardines públicos...). A ellas deberán atenerse los particulares y la Administración, pero, en general, las intervenciones urbanizadoras van destinadas a reformas y mejoras promovidas por el propio Ayuntamiento u otros organismos públicos. Así, las normas de urbanización afectan a:

Pavimentación. Los materiales que se empleen y su colocación en el Casco Urbano deberán ser los utilizados tradicionalmente. Se propone el adoquín granítico para calzadas de tráfico. Los empedrados, el ladrillo y la baldosa de barro para los acerados y las áreas peatonales. Para los bordillos, en la medida de lo posible, el mármol y el granito labrado.

Alumbrado. Dado que el alumbrado repercute ampliamente en el ambiente y los espacios públicos, debe ser cuidado de un modo especial. Por ello se establecen una serie de condiciones:

- Todos los dispositivos relacionados con el alumbrado deberán ir empotrados para que no sean visibles desde los espacios públicos.
- La forma de las farolas no debe ser independiente al carácter e historia de la ciudad.
- Se recomienda el uso de lámparas halógenas (por su buen rendimiento energético y cromático).
- Los proyectores para la iluminación monumental deben integrarse en la edificación y mobiliario del entorno.
- En ningún caso se podrán implantar torretas, cuadros, soportes, mecanismos o tendidos que puedan perjudicar el aspecto de las edificaciones y espacios protegidos.

Mobiliario urbano. La Administración debe potenciar el uso del mobiliario urbano de un estilo exclusivo para todo el Casco. Para ello debe tenerse en cuenta el ambiente de la ciudad. Podrán utilizarse materiales tradicionales como granito, acero, madera y fundición o combinaciones entre ellos. Por ejemplo, el Ayuntamiento ha instalado paneles informativos de forja, con un diseño en forma de pergamino, con lo que se pretende la descongestión de paredes de los edificios emblemáticos de carteles y anuncios.

Las redes de abastecimiento de agua y de saneamiento no perjudican a la fisionomía Casco Urbano por ser subterráneas. aparecen reflejadas en el Plan de Protección como perjudiciales para el casco urbano.

Energía eléctrica. Las nuevas líneas que se proyecten para cualquier tipo de servicio o tensión se instalarán empotradas. Se prohíbe el tendido aéreo, el grapado de cualquier conductor desnudo o aislado y la colocación en las fachadas de módulos de contador, cajas de protección, etc.

Telefonía. Con respecto al cableado, se aplican las mismas indicaciones y criterios que han sido establecidos en el apartado de las redes de energía eléctrica. Recientemente se firmó un convenio entre el Ayuntamiento y Telefónica de España para la reubicación de las cabinas públicas en lugares en los que no afectaran a la imagen de los edificios histórico-artísticos.

Todas estas medidas permiten darle más vistosidad a los edificios ocultándoles las marcas del progreso a la que toda ciudad está irremediablemente sometida.
Autor: JAC

Comentarios