martes, 27 de febrero de 2007

El agua para los romanos ( III )
El agua de los placeres

El agua era usada por los como elemento ornamental de palacios y ciudades. En las grandes residencias disponían de fuentes en los comedores de verano; en los jardines se usaba para regar las plantas de los viridaria, también en los estanques, cascadas y fuentes. Los euripos eran largos estanques en forma de canales, públicos o privados, que simbolizaban el mar.
En los espectáculos el agua jugó un importante papel, principalmente en las naumaquias, que eran representaciones históricas de las más grandiosas batallas navales. Su moda desapareció con los Flavios.
Existieron otros artefactos que funcionaban con este fluido. Tal es el caso de las clepsidras, que eran relojes de agua que se usaron como ornamento; o el del órgano hidráulico, que posiblemente fuese inventado por Ctesibio.
Las ciudades, por lo general, estaban adornadas con fuentes de gran belleza. Menores eran los casos de aquellas que poseían nymphaea, que eran unas grutas dedicadas a las ninfas.

No hay comentarios: