viernes, 30 de marzo de 2007

Heavy metal para intelectuales

Parece que ha sorprendido bastante la noticia de que la música preferida por los niños superdotados del Reino Unido es la "heavy metal". El dato ha venido respaldado por una encuesta realizada entre los estudiantes de la Academia Nacional para los Jóvenes de Talento, a la que sólo asiste el cinco por ciento de los jóvenes de las mentes más brillantes del país.
Stuart Cadwallader, miembro de la universidad de Warwick, fue el responsable de la encuesta. Dio a conocer sus resultados en una conferencia celebrada en la British Psychological Society, en la ciudad inglesa de York. Consideró que estos jóvenes encuentran en los sonidos viscerales del rock duro una forma de “catarsis”. Particularmente se refirió a aquellos que tienen una baja autoestima, pese a poseer una inteligencia privilegiada. Además razonó que este tipo de música agresiva les sirve para canalizar sus frustraciones y sus enfados. Asimismo razonó que con la ayuda de esta música, quizás las presiones asociadas a la condición de superdotado puedan aliviarse temporalmente.
Los encuestadores confirmaron, por otro lado, que los grupos de rock duro Slayer o Slipknot se encuentran entre los favoritos de su lista de gustos. Se decantan, además, por las letras que contienen mensajes políticos y una fuerte carga emocional. Por lo tanto, el "heavy metal" fue incluido por más de una tercera parte de los encuestados entre sus estilos favoritos. La sorpresa para los encuestadores fue que el jazz o la música clásica, los estilos que tradicionalmente se habían asociado a las mentes más despiertas, eran los menos populares entre este sector de la sociedad.
Para concluir, me atrevo a recomendar a estos lúcidos talentos que, para realizar una catarsis más pura, acompañasen la música rockera con un poco de deporte. No hay nada mejor que unas carreritas a la semana para liberar las tensiones acumuladas durante la jornada laboral e intelectual. Como diría el latino Juvenal, “Mens sana in corpore sano”.

jueves, 29 de marzo de 2007


Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.


Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Confucio, filósofo chino
(551 a.C. - 478 a.C.)

martes, 27 de marzo de 2007

Reflexiones ( III )

La esclavitud a la vuelta de la esquina

Recientemente he leído un libro muy interesante que recomiendo a todo el mundo, pero en especial a los amantes de la Historia y de la Antropología. Me refiero a “Senderos de Libertad” de Javier Moro. Es una novela documentada, entretenida, muy bien escrita y que hace reflexionar sobre algunas situaciones sociales injustas que se producen en ciertos puntos del Planeta que pisamos. En concreto, narra la situación social de Brasil durante algunas décadas del siglo XX, siguiendo la vida del cauchero sindicalista Chico Mendes. La obra hace reflexionar sobre las diferentes situaciones de esclavitud que existen aún, y que en muchos casos son ignoradas por su lejanía o por simple indiferencia de los gobiernos.
Cuando se piensa en la esclavitud, a muchos se les viene a la mente la idea más antigua de este concepto. Se concibe simplemente como la compra y venta de personas como fuerza de trabajo, y su tráfico entre diferentes continentes. Imaginamos los casos de esclavitud en la Antigua Roma, en la época colonial hispánica o en las plantaciones de algodón de los Estados Unidos. Oficialmente se abolió en la mayor parte de países del mundo a comienzos del siglo XIX. Por lo tanto, se piensa en la sumisión como una noción desfasada, perteneciente a épocas pretéritas. No obstante, la esclavitud no ha desaparecido en la actualidad, sigue subsistiendo campante en muchas zonas.
Los intereses se los poderosos la ocultan sigilosa en términos camuflados. Pero ahí está, quebrantando millones de vidas inocentes de mujeres y de hombres, de niños y de niñas. En todo el mundo hay personas de todas las edades, géneros y razas obligadas a vivir como esclavos. Son vendidas como objetos, obligadas a vivir a merced de sus “empleadores” y a trabajar por salarios irrisorios o inexistentes. La esclavitud consigue burlar las prohibiciones de muchos países en la que se practica. Además consigue esquivar la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, y la Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas a la Esclavitud, de 1956. Según el Artículo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la t
rata de esclavos están prohibidas en todas sus formas”.
Es evidente que en la actualidad hay muchas situaciones de sumisión. Se puede advertir en los casos de las mujeres de Europa oriental obligadas a prostituirse, viviendo en condiciones de servidumbre por deudas. Asimismo se trafica con niños y niñas entre estados de África Occidental. Al igual que en multitud de haciendas agrícolas de Brasil se obliga a muchos hombres a trabajar como esclavos. Se debe reflexionar, por lo tanto, sobre otros muchos casos como las personas esclavizadas por contraer préstamos que son incapaces de devolver; la explotación sexual de niños y de niñas con fines comerciales; o los matrimonios precoces o forzados de mujeres obligadas a llevar vidas de servidumbre, que frecuentemente van acompañadas de violencia física.
Como conclusión, invito a recapacitar sobre aquellos casos de esclavitud que tenemos más cerca de lo que pensamos y que, sin ser conscientes, en muchas ocasiones estamos alimentando. Un caso cercano es el de la producción de productos más baratos y competitivos para la “suciedad” (o sociedad) del Bienestar, a costa de la explotación laboral de niños y mayores del Tercer Mundo.

lunes, 26 de marzo de 2007

Hagamos Memoria
---------------------
Los Sefardíes

La palabra “sefardí” viene del hebreo ספרדים y significa “españoles”. Se refiere a los descendientes de los judíos que vivieron en la Península Ibérica hasta 1492, cuando fueron expulsados por los Reyes Católicos. En la actualidad, se calcula que la comunidad sefardí alcanza el millón y medio de miembros y que la mayoría reside en Israel, Estados Unidos y Turquía. Aún así, mediante la lengua y la tradición siguen ligados en cierta medida a la cultura hispánica.

El término Sefardí, desde que se fundó el Estado de Israel, se ha empleado con frecuencia para designar a los judíos cuyo origen es distinto al Ashkenazi, es decir, los judíos de origen alemán, ruso o centroeuropeo. Se incluye además en esta clasificación a los de origen árabe, y a los de Persia, Armenia, Georgia, Yemen e India. Son los que no guardan ningún vínculo con la cultura hispánica sefardí. El término se utiliza de forma indiferente por la gran similitud de sus ritos religiosos y por las similitudes en la pronunciación del hebreo que utilizan. No obstante, en la población judía se hace en la actualidad la diferenciación de los Mizrahim. Viene del término hebreo מזרחים y significa “Oriente”, para diferenciarlos de los sefardíes que mantienen el antiguo vínculo con la Península Ibérica.
.
Antes de su expulsión, en la mayor parte de las ciudades españolas los judíos desarrollaron prósperas comunidades, con excepción del País Vasco. Destacaron las comunidades que habitaban en Toledo, Sevilla, Córdoba, Ávila, Granada, Segovia, Soria y Calahorra. En el reino de Aragón, las comunidades (o Calls) más prominentes se encontraban en Zaragoza, Gerona, Barcelona, Tarragona, Valencia y Palma de Mallorca. Asimismo, se puede constatar que algunas poblaciones se encontraban habitadas principalmente por judíos como son los casos de Lucena, Ribadavia, Ocaña y Guadalajara. También se advierten muchas ilustres familias Sefardíes originarias de Portugal en las ciudades de Lisboa, Évora, Beja y en la región de Trás-os-Montes.

domingo, 25 de marzo de 2007


Una vez le preguntaron a Albert Einstein que con qué clase de armas se libraría la Tercera Guerra Mundial, y contestó:


“No sé con qué armas pelearán en la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial usarán palos y piedras”

sábado, 24 de marzo de 2007

Serrat y Machado

Admiro a aquellos que tienen la capacidad y el atrevimiento de poner música a los versos de nuestros poetas más ilustres. No es fácil convertir una obra de arte en una canción para el pueblo. Sin embargo, creo que así se beneficia mucho a la Poesía, ya que se da a conocer este arte y los versos de nuestros más ilustres poetas. Se alimenta así el fragor de la hoguera pasional de la poesía. Hay que destacar la labor de cantautores como Joan Manuel Serrat. Tuvo el atrevimiento de musicar poemas de Machado en su disco llamado "Dedicado a Antonio Machado, poeta" (1969). De entre todas las canciones es destacable su “Caminante no hay camino”. Una versión del "Cantares" del escritor, y verdadera obra de arte en sí misma para aquellos que amamos la música y la poesía.

...........................................................

Cantares

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...


Golpe a golpe, verso a verso.

Antonio Machado

viernes, 23 de marzo de 2007

Religión

Es la superestructura,
entre las fuerzas y el hombre.
Aparece con su nombre,
creadora de cultura.

Con mitos y arquitectura,
con prestigio y con renombre,
con rito, magia y ensombre,
crea su sobrenatura.

Lo sagrado, lo divino,
reflejados en iconos,
en tótems, en pan o en vino.

Jerarquización de cono,
destino de nuestro sino,
refugio sacro del mono.

jueves, 22 de marzo de 2007

Antropología ( I )

Una especie erótica

“Los humanos son una de las especies más eróticas del mundo animal. El pene del hombre es más largo y grueso que el del cualquier otro primate y sus testículos más pesados que los del gorila o el orangután. Nuestra especie emplea mucho más tiempo en el cortejo que precede a la cópula, y las sesiones de cópula duran más que en el resto de los primates. La capacidad femenina para el orgasmo, aunque no exclusiva de los humanos como alguna vez se pensó, está muy desarrollada. La frecuencia de cópula no es tan grande como entre los chimpancés, pero hay que tener en cuenta que los humanos se enfrentan con el mayor número de restricciones a la sexualidad socialmente impuestas. Dichas restricciones conducen a poluciones nocturnas características de los machos –sueños húmedos- y a unas tasas de masturbación tanto masculinas como femeninas que sólo son igualadas por los primates cautivos en laboratorios o en los zoológicos. La preocupación psicológica del macho humano por el sexo no tiene paralelo en otras especies. Los adolescentes americanos entre los doce y veinte años de edad informan que piensan en el sexo un promedio de cinco minutos durante sus horas de vigilia, e incluso a los cincuenta, los varones americanos piensan en el sexo varias veces al día”.

Marvin Harris (1989)

miércoles, 21 de marzo de 2007

La Historia

Años y siglos de Historia,
décadas sobre cimientos,
torres de acontecimientos,
hechos que mueven la noria.

Cuna para la memoria,
aula, palabras y eventos,
cúmulos de viejos cuentos,
lenta, larga trayectoria.

Lo sagrado y lo profano,
van dirigiendo el camino,
de un mundo redondo y plano.

El Quijote y su molino.
Ibero, celta y romano,
en piedra o en pergamino.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Sexo y Cristianismo

Últimamente se percibe que en España se emplean los conceptos de “libertad de expresión” y “censura” al antojo de cada cual. Resulta que hace unos meses un diario danés publicó una tira cómica sobre Mahoma. En consecuencia, se produjeron numerosas protestas de musulmanes, que provocaron un gran revuelo mediático en Occidente. Se reiteraba la falta de libertad de expresión y la intolerancia del mundo islámico.
Ayer, escuchando el programa matutino de Carlos Herrera de Onda Cero, me llamó la atención una crítica que se estaba haciendo a una noticia. Decía que el PP había denunciado una subvención que la Junta de Extremadura (PSOE) había dado para un libro del fotógrafo J.A.M. Montoya. La obra muestra imágenes de Cristo masturbándose, entre otras imágenes religiosas en actitud sexual explícita. Me indignó el fuerte ataque que el periodista y sus contertulios hacían al artista, mientras hablaban con él por teléfono. Arremetían de forma mordaz no sólo contra el contenido de su obra, sino también contra el hecho de que hubiese sido subvencionada por la administración pública extremeña.
En las susodichas fotografías, como decía anteriormente, aparecen personajes bíblicos al desnudo y con cierta pose sexual. La verdad es que no las he visto en su totalidad. Sin embargo, me molesta el hecho de que se reprochara duramente a los musulmanes que protestaban al ver a Mahoma ridiculizado en caricaturas, y no se apliquen los mismos criterios en este caso. Se manejan las ideas de “intolerancia” y de “libertad de expresión” al antojo de los parroquianos. Además, se pretende que todos los aspectos culturales pasen por el estrecho embudo del occidentalismo. Posiblemente el episodio de embromar con la caricatura del Profeta islámico en unas tiras cómicas sea tan grave para un musulmán como las fotos de J.A.M. Montoya para un cristiano. Quitémonos de una vez las gafas del etnocentrismo y aceptemos que hay más mundo más allá de nuestras narices.

Reflexiones ( II )

El etnocentrismo

"Durante los pocos días siguientes caminamos siguiendo la falda sur de la Cordillera de Mann. Para la mayoría de los blancos aquella comarca es desolada, hostil, “la tierra olvidada de Dios”. Los indígenas opinan lo contrario; para ellos, el paisaje es muy interesante. Los árboles no son simplemente árboles, sino los cuerpos transformados de héroes del pasado; los arroyos no son meros cauces por donde corre el agua, sino los rastros de gigantescas serpientes que se arrastran sinuosamente a través del país”.
Charles P. Mountfourd
El planeta Tierra no es sólo Occidente ni pertenece a los “blancos”. Tiene otras razas y multitud de culturas diferentes. El etnocentrismo nos ciega y nos hace medir a todos los pueblos con los mismos parámetros: los Occidentales. Nos convence de que nuestro pequeño cosmos es el centro del universo. No vemos más allá de nuestras narices. Quizás el mundo no estaría tan complicado si nos quitásemos las vendas de la intolerancia, la apatía y el racismo. Nos ahorraríamos muchas guerras y muchos actos terroristas. Eso sí, a costa de sacrificar la explotación y el negocio sucio que el estado del bienestar provoca.

lunes, 12 de marzo de 2007

“Querido señor Caro Baroja...”

Hojeando algunos libros en una de las bibliotecas de la Universidad de Sevilla, encontré una carta que me llamó la atención. La escribió Gerald Brenan a Julio Caro Baroja en Churriana (Málaga) el 18 de noviembre de 1953. Para situarnos, Caro Baroja es hijo del editor Rafael Caro Raggio y de Carmen Baroja, sobrino del novelista Pío Baroja y del pintor Ricardo Baroja. Ejerció como profesor en la Universidad de Madrid, donde se había doctorado en la especialidad de Historia Antigua. Posteriormente dirigió el Museo del Pueblo Español de Madrid. Pues bien, la carta decía lo siguiente: “Querido señor Caro Baroja:... Estoy muy contento de saber que empieza usted a interesarse por Andalucía. No es todo gitanos y toros y cante jondo aquí. En el terreno folklórico y tradicional hay cosas muy interesantes que no se han investigado –por ejemplo, las ermitas dedicadas a la Virgen que se encuentran en sitios apartados de las poblaciones y casi siempre en lo alto de algún cerro. Se pudiera sacar un libro muy útil sobre ellas, contando sus leyendas, sus orígenes en la historia y quizás algunos enlaces con templos ibéricos. Muchas de ellas son de una arquitectura barroca bastante bonita y así el libro se pudiera ilustrar con fotografías. Y los exvotos, que van desapareciendo hoy, son algunas veces interesantes. Tanto se ha escrito sobre el cante andaluz, nada sobre su religión...”
Gerald Brenan tenía razón en lo que decía sobre que a mediados del siglo XX eran pocas las investigaciones que se habían realizado sobre la religión en el sur peninsular. En los años posteriores, los estudios sobre las creencias, rituales e instituciones religiosas meridionales han crecido. Se puede llegar a la conclusión de que esta sociedad interpreta y vive la religión a su manera. A pesar de que está encauzada por la institución, la doctrina y la autoridad oficial de cada época, la gente realiza la criba de su propia cultura, de forma inconsciente, y remodela las creencias y las formas religiosas adaptándolas a sus intereses. La religión, por tanto, no existe si no está representada en un marco sociocultural que la moldea y le da cierto contenido.
En Occidente, la religiosidad se mide siguiendo unos parámetros destinados a una religión más íntima y personal con lo sobrenatural. El ritual, por lo tanto, no es fundamental, auque en el sur de la península ocupa, de forma singular, un lugar muy destacado. En Andalucía, por ejemplo, se vive muy intensamente la religión a pesar de que no se participa de todos los principios de la iglesia ni se siguen sus rituales. La mayoría de los andaluces no son totalmente devotos, sino que practican un culto tradicional. Como muestra, se puede observar en la escasa asistencia a las misas dominicales o en la escasa aportación que se hace mediante el IRPF. Por ende, se puede concluir que la secularización va en auge y que el anticlericalismo permanece, incidiendo principalmente en las capas medias urbanas. El proceso de secularización se ve frenado, sobre todo en Andalucía, por la influencia de las hermandades y cofradías que mantienen a la sociedad cercana a la devoción por los santos titulares de sus corporaciones.
Para concluir, se debe subrayar que durante la evolución de las religiones es común que el hombre se acerque a sus divinidades con la finalidad de buscar beneficios, protección frente a las adversidades y ayuda en los tiempos de turbación. Se sobrepone a las aspiraciones espirituales elevadas y desinteresadas. Por consiguiente, la acción de gracias y la adoración tienen menor interés en la oración y el culto que las peticiones, las suplicas y las propiciaciones.
Con este breve análisis de la religión en el sur de España se pretende, entre otras cosas, que se perciba en la cercana Semana Santa de forma crítica los diferentes tipos de devociones, penitencias y falsedades que acontecen. Se podrá observar al típico hincha futbolero que todos los domingos excrementa verbalmente varias veces sobre la madre del árbitro en los campos de fútbol, con una cruz colgada al cuello y con cara de inmaculado en procesión por las calles de nuestros pueblos y ciudades.

viernes, 9 de marzo de 2007

Tiempos de “palítica”

Las escuelas tradicionales siempre nos han enseñado que la palabra "política" procede de la Antigua Grecia. No significa más que el gobierno de la polis, es decir, de la ciudad-estado griega. La Historia nos muestra las diferentes formas de hacer política que han existido a lo largo de los tiempos, dependiendo de factores como la mentalidad o la economía de cada época.
El auge de los medios de comunicación audiovisuales, y en especial el invento del micrófono, han propiciado una nueva forma de hacer política: la “palítica”. Si la política es el gobierno de las masas, la “palítica” es el arte de darle al palique. En la actualidad tenemos en el gobierno de España a uno de sus mayores representantes. Me refiero, como no podía ser de otra manera, a don José Luis Rodríguez Zapatero. Es un especialista en dar vueltas de tuercas a sus discursos hasta hacerlos reversibles. “Donde dije digo, digo Diego”. La verdad es que es un sistema muy eficaz para manejar y enredar a las masas borreguiles, y para ocultar la política tras una capa de verborrea. Dentro del PSOE, aunque con diferentes estilos, destacan otros maestros de este arte como son los señores Manuel Chávez y J.C. Rodríguez Ibarra. Sus estilos son más impresionistas porque cada vez que abren la boca conmocionan al país. Sus métodos son eficientes ya que el pesao o pesoe, como lo queramos denominar, se mantiene imperturbable desde tiempos inmemoriales en los gobiernos de Andalucía y Extremadura. “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, se dice por estas tierras.
En la oposición tenemos a don Mariano Rajoy, un aprendiz de “palítica” para mi gusto. Su forma de proceder consiste en aflojar públicamente los discursos dictados y dictaminados por el Pepé. El método rajoyano consiste en la representación pantomímica de un guión marcado, al estilo de un títere del partido de Aznar.
En resumidas cuentas, los “palíticos” de España emplean la dialéctica en una política voraz y destructiva, en la que poco se aporta a la cooperación que la mayoría deseamos. Han convertido la política del país en un puto gallinero revolucionado.

jueves, 8 de marzo de 2007

Reflexiones ( I )

La soledad

Se suele pensar en la soledad únicamente como un estado no deseado para el hombre. En cierta medida, cuando no se busca, eso es así. Puede llegar a ser, como algunos afirman, la nueva peste de la Humanidad, el verdadero mal de este siglo que transitamos. No se debe desdeñar que el hombre es un ser sociable, y que en gran medida basa su vida en los vínculos y las relaciones que establece con los otros de su misma especie. Pero en estos tiempos que soplan, donde todo transcurre con tanta celeridad, hay que echar el ancla y pararse a reflexionar. Quizás lo dañino de la soledad sea el no saber estar sin compañía, con uno mismo. Es necesario buscar un tiempo de apartamiento y reflexión como lugar de reencuentro con los pensamientos.

Se puede usar la soledad como un medio de transporte al viaje de las profundidades del alma, con escala en el reencuentro con el entorno y con el ego. Utilizarla para alcanzar un estado de iluminación y de creatividad. La soledad, para quien la busca, es la madre de la inspiración, de la poesía y del silencio. Invita a plasmar la estela de las experiencias vividas en inhóspitas hojas vacías. Guía el viaje hacia las profundidades de uno mismo y el encuentro con los sentimientos. Es el estado idóneo para las reflexiones etéreas. El arte y la creatividad sólo entienden de nostalgia y contemplación del ego. En la soledad se disuelven las farragosas sensaciones mundanas.

martes, 6 de marzo de 2007

“Deshacer el mundo”

“Empezar porque sí y acabar no sé cuándo...” Corre la noticia de que los Héroes del Silencio vuelven a los escenarios. Por fin los amantes de la buena música rock tenemos la oportunidad de asistir a un directo de uno de los mejores grupos españoles de los ochenta y los noventa. El deseado concierto está previsto para el día 12 de octubre de 2007 en el estadio de La Romareda de Zaragoza. En principio sólo está programada esa función en España, pero no perdemos la esperanza de que la “avalancha” despierte a los héroes de su silencio y continúen por toda la Península.
Su despedida “parasiempre” nos parecía mucho tiempo para aquellos que sentimos sus voces como nuestras. Diez años después de su separación, los "Héroes de leyenda" vuelven a juntarse para realizar una gira de varios conciertos en Guatemala, México, Estados Unidos, Argentina y España (Zaragoza). No hay que olvidar que este grupo fue un gran fenómeno de masas del rock nacional. Traspasaron nuestras fronteras cantando en español, vendieron más de cinco millones de discos y giraron “entre dos tierras” recorriendo durante años toda Europa y América.
Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel y Pedro Andreu afloran de nuevo en esta “Iberia sumergida” y despiertan del letargo aquellas letras encerradas en nuestros cuerpos como el rumor de la mar gruesa.

lunes, 5 de marzo de 2007

El hombre es un lobo para el hombre

Ayer fui al cine a ver una película de Leonardo Di Caprio, “Diamantes de Sangre”. Narra la historia de un ex mercenario blanco sudafricano que se dedica a traficar con piedras preciosas, y de un pescador negro que fue arrancado de su familia para realizar trabajos forzados en unos campos de diamantes. Los dos son africanos, pero sus vidas y sus circunstancias son muy diferentes. El destino los une en la búsqueda común de un extraño diamante rosa, una piedra preciosa de mucho valor en el mercado. La historia se desarrolla durante el caos de la guerra civil que se desató en Sierra Leona durante la década de 1990.
Como siempre suele ocurrir, la película no me ha dejado indiferente. Durante el trayecto que separa las salas de cine de mi casa he ido reflexionando sobre el porqué de la existencia de las guerras. ¿Es verdad eso de que el hombre es un lobo para el hombre? Si somos la especie más inteligente de la Tierra, por qué matamos por matar. ¿Vale más un barril de petróleo o un diamante que una vida humana? Supongo que si esa vida humana se encuentra a miles de kilómetros de Nosotros, donde no llega el ruido de las bombas ni de las balas, no vale nada. La distancia, la mentira y el “borreguismo” ensordecen los llantos de las madres que buscan a sus hijos entre las ruinas de los edificios. No somos capaces de ver, o no queremos hacerlo, que detrás de nuestro estado del bienestar existe un barrizal camuflado en guerras de religión o en luchas de superhéroes norteamericanos contra infernales dictadores. No nos conviene mirar el trasfondo, ni el más allá de los rollos que nos cuentan los telediarios. Los Estados invierten en la guerra para conseguir algo a cambio. Las guerras dan prestigio, botín y petróleo.