jueves, 22 de marzo de 2007

Antropología ( I )

Una especie erótica

“Los humanos son una de las especies más eróticas del mundo animal. El pene del hombre es más largo y grueso que el del cualquier otro primate y sus testículos más pesados que los del gorila o el orangután. Nuestra especie emplea mucho más tiempo en el cortejo que precede a la cópula, y las sesiones de cópula duran más que en el resto de los primates. La capacidad femenina para el orgasmo, aunque no exclusiva de los humanos como alguna vez se pensó, está muy desarrollada. La frecuencia de cópula no es tan grande como entre los chimpancés, pero hay que tener en cuenta que los humanos se enfrentan con el mayor número de restricciones a la sexualidad socialmente impuestas. Dichas restricciones conducen a poluciones nocturnas características de los machos –sueños húmedos- y a unas tasas de masturbación tanto masculinas como femeninas que sólo son igualadas por los primates cautivos en laboratorios o en los zoológicos. La preocupación psicológica del macho humano por el sexo no tiene paralelo en otras especies. Los adolescentes americanos entre los doce y veinte años de edad informan que piensan en el sexo un promedio de cinco minutos durante sus horas de vigilia, e incluso a los cincuenta, los varones americanos piensan en el sexo varias veces al día”.

Marvin Harris (1989)

No hay comentarios: