miércoles, 14 de marzo de 2007

Reflexiones ( II )

El etnocentrismo

"Durante los pocos días siguientes caminamos siguiendo la falda sur de la Cordillera de Mann. Para la mayoría de los blancos aquella comarca es desolada, hostil, “la tierra olvidada de Dios”. Los indígenas opinan lo contrario; para ellos, el paisaje es muy interesante. Los árboles no son simplemente árboles, sino los cuerpos transformados de héroes del pasado; los arroyos no son meros cauces por donde corre el agua, sino los rastros de gigantescas serpientes que se arrastran sinuosamente a través del país”.
Charles P. Mountfourd
El planeta Tierra no es sólo Occidente ni pertenece a los “blancos”. Tiene otras razas y multitud de culturas diferentes. El etnocentrismo nos ciega y nos hace medir a todos los pueblos con los mismos parámetros: los Occidentales. Nos convence de que nuestro pequeño cosmos es el centro del universo. No vemos más allá de nuestras narices. Quizás el mundo no estaría tan complicado si nos quitásemos las vendas de la intolerancia, la apatía y el racismo. Nos ahorraríamos muchas guerras y muchos actos terroristas. Eso sí, a costa de sacrificar la explotación y el negocio sucio que el estado del bienestar provoca.

No hay comentarios: