Reflexiones (IV)

El Anarquismo como Utopía

Observo en algunos blogs amigos que se hace una seria apología de la Anarquía como alternativa a la Democracia o a los sistemas políticos de nuestros días. Es plenamente cierto que el estado ideal de una sociedad es el de la libertad total y, quizás, el anarquismo. No obstante, en una comunidad global tan compleja como la del siglo XXI no deja de ser una utopía seguida por unos cuantos soñadores. Muy a mi pesar, no imagino el mundo actual sin unas instituciones que lo controlen.

Por otro lado, puede observarse claramente como, hasta en las uniones más simples de personas que podamos imaginar aparece, en cierto modo, la política. Como ejemplo pongo las bandas de cazadores-recolectores, en las que se da cierta jerarquización, a pesar de que algunos antropólogos insisten en el igualitarismo de estos grupos. Sólo basta con que uno de los miembros tenga más prestigio que el resto de componentes del grupo para que se de jerarquía y política, aunque sea de una forma primigenia.

La Anarquía, por lo tanto, nació como una utopía y así seguirá.

Comentarios