Fenómeno punk

En plena década del 70 una nueva ola de chicos se alimentaron de hostilidad callejera y crearon con semejante abono un nuevo género musical y social: el punk. Eran fundamentalmente personas pobres y con un pasado lleno de abusos.
Tuvieron un estilo propio, como le ocurrió a un fenómeno anterior, los hippies, pero detrás de los punk habían connotaciones ‘‘lumpen’’.
Sus primeras muestras artísticas fueron eminentemente nihilistas. Sus creadores encontraban en la rebelión y en la anarquía el antídoto perfecto contra la opresión de que eran objeto. Eran una especie de personajes degenerados y afiliados al caos y al desorden, que no se preocupaban demasiado por las consecuencias de sus actos.
Uno piensa en punk, y es posible que le venga a la mente la polémica banda británica The Sex Pistols. Pero si buscamos los orígenes del movimiento, quizás lo encontraremos en Estados Unidos, a finales de los 60, en grupos experimentales como The Velvet Underground y The Stooges, cantantes como Iggy Pop y artistas del pop art como Andy Warhol.
Algunos estudios estiman que su verdadero detonante fue la depresión económica, el aumento del desempleo y la enorme deserción escolar que prácticamente paralizó a la Inglaterra de los setenta.
Semejante crisis afectó a la industria musical. Hizo más difícil que los noveles artistas pudieran grabar y presentar sus trabajos. En tanto, ídolos del pop progresivo como David Bowie y Roxy Music se encaminaron hacia estilos un tanto más comerciales y llamativos, y cambiaron lo lúgubre por una rara mezcla de música y moda, que dio como resultado un estilo pop posmodernista bastante exitoso. Pero el punk no fue controversial solo por el comportamiento de sus músicos sino también por la actitud de sus fanáticos, que utilizaban modas estrafalarias, eran responsables de peleas callejeras y actos vandálicos, creían en el sexo desenfrenado y abusaban de las drogas y el alcohol.
.
Sex Pistols: “God Save the Queen”
Para Katu y su grupo "Descendientes"

Comentarios