domingo, 24 de agosto de 2008

Primer banco de ADN para identificar desaparecidos de la Guerra Civil


Más de cien personas, algunas llegadas de varios países europeos y americanos, han contribuido a crear en España el primer banco de ADN que ayudará a identificar los cuerpos de sus familiares desaparecidos durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura de Franco (1939-1975).El pasado 18 de agosto, la Casa de Cultura de la localidad de Aranda de Duero, en Burgos, se llenó de gente de toda España, "de Francia, Suiza, Italia y Brasil", donde muchos emigraron por la guerra, relató a AFP Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

Un total de 110 personas que se prestaron a someterse a un 'frotis bucal' -una muestra de saliva de la boca- al que se hará un "análisis de ADN mitocondrial" cuyos resultados se esperan para comienzos de 2009.

Creen que sus familiares desaparecidos durante la guerra están enterrados en alguna de las siete fosas comunes existentes en la zona, una de las cuales se exhumará en breve para identificar entre 30 y 50 cuerpos.

La ARMH es la impulsora de esta iniciativa que "hasta ahora sólo se había hecho de forma individual" y que "va a servir para los casos aún sin identificar o para las nuevas fosas" que se abran en la zona, explicó.

Se trata de un "modelo para indentificar a los desaparecidos de la Guerra Civil y de la dictadura" y "un buen precedente que posiblemente se lleve a más sitios de España", estimó el impulsor de esta asociación, que se creó hace ocho años y que desde entonces ha exhumado en España 110 fosas con 1.200 cuerpos.

La ARMH posee datos de la existencia de casi 400 fosas en el país, donde 5.000 personas desaparecidas en esa época son reclamadas por sus familiares.Aunque "es imposible saber cuántas hay" en España, asegura.

La Guerra Civil española, que causó más de 500.000 muertos, enfrentó durante tres años a las fuerzas de derecha que dieron un golpe militar con los partidarios del gobierno republicano.Terminó con la victoria de los militares golpistas dirigidos por el general Francisco Franco, que se erigió en el 'caudillo' de una dictadura que duró hasta su muerte, en 1975.

La asociación eligió Aranda de Duero para crear este banco gracias a la movilización de sus habitantes, lo que ha contribuido a que Burgos sea la provincia española donde más exhumaciones de fosas se han practicado.

Se trata de "una zona con muchas desapariciones", debido posiblemente a una voluntad de "limpieza política", en palabras de Silva, en una provincia castellana donde vivían "muchos ferroviarios sindicados" y donde el general golpista y de derecha Franco instaló su gobierno durante la guerra.

La ARMH, que hasta hace dos años no tenía subvenciones del Estado, sigue reclamando a éste que se encargue de buscar e identificar a los desaparecidos en ese período.

La ayuda recibida "es un parche; no soluciona el problema", lamenta Silva, que subraya que "España es prácticamente una excepción, ya que en Sudáfrica, en Guatemala, Chipre, Timor, esto lo ha hecho el Estado".

"Los que el otro día eran voluntarios tomando las muestras, deberían ser funcionarios", desea el presidente de la asociación, que sólo tiene contratados a un arqueólogo y un administrativo.

"En vez de garantizar los derechos humanos, el Estado está delegándolo a un grupo de voluntarios", se lamenta, a pesar de la recientemente adoptada Ley de la Memoria Histórica para rehabilitar a las víctimas de esa etapa.

Además la ARMH trabaja para que la ONU, que sólo reconoce las desapariciones acaecidas a partir de su creación en 1945, contemple el caso español. Silva se muestra esperanzado de que "esto pueda cambiar", ya que "el caso español ha hecho bastante ruido fuera" en los últimos años.



No hay comentarios: