Un poeta de la tierra


CCLXVIII
HOMÍNIDO PÚBLICO

Un político por fuera,
político por de dentro,
politicastro lumbrera,
politicucho de adentro,
politiquillo te encuentro,
astuto, calculador,
dirigente al por mayor,
hombre público llamado,
con las putas comparado.
No hay marrullero mejor.

Por la puta y por la punta,
hombre público te llamas,
astuto en todas las tramas
donde negocio barrunta.
Tanto sea en yunta o en junta.
Siempre has sido la desgracia
de auténtica democracia.
La del pueblo soberano
siempre directa, en la mano,
para matar tu falacia.

Hombre político en puro,
pues no se te sabe de oficio,
más que el propio beneficio,
para ti que está seguro,
y asegura tu futuro.
Naciste con gran carisma.
Tu grandeza nos abisma.
Has llegado a lo más alto
del cielo por un asalto.
No te rompiste la crisma.


Agustín Romero Barroso

“El alto vuelo del gato”

Comentarios

Este verano apenas vi tu blog. Debe ser porque murió mi madre a los inicios, el 3 de junio...
Ahora lo veo con detenimiento y me queda el agradecimiento, amigo Jose.
Bien!