domingo, 30 de noviembre de 2008

Un mineral antiguo revela que los océanos se formaron en la Tierra antes de lo pensado.

¿Cómo era la Tierra en su origen? Ésta es una de las cuestiones fundamentales que más intrigan al hombre, y aún más al geólogo. Porque su respuesta está estrechamente ligada a la aparición de la vida, un experimento único que la naturaleza llevó a cabo en nuestro planeta.

La teoría ortodoxa y convencional arguye que la Tierra, en su nacimiento hace 4.600 millones de años, era una bola de magma cuya corteza -la piel de una manzana- se fue enfriando poco a poco hasta hacer posible la vida. Durante el largo eón Hadeico, que duró desde los inicios hasta hace 3.800 millones de años, se cree que el planeta continuaba siendo "un infierno" de temperaturas extremas y grandes mares de lava.

Pero Mark Harrison, de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), y colegas han adelantado los acontecimientos que establece la teoría dominante. Según publica la revista científica 'Nature', el zircón, el mineral más antiguo de la Tierra y que pertenece al eón Hadeico, narra una historia cronológicamente distinta a la hasta ahora aceptada.

Para intentar conocer en qué condiciones se formaron los zircones hace 4.000 millones de años y así deducir cómo era entonces la Tierra, los investigadores utilizaron el "termómetro de titanio": a mayor temperatura, mayor cantidad de titanio contenido en los zircones. Según estas pruebas, los arcaicos minerales se formaron a unos 700 grados centígrados, una temperatura mucho más baja de lo que habitualmente requieren los minerales para formarse. ¿Cómo fue posible?

Los científicos sólo pudieron hallar una explicación: los zircones fueron enfriados por agua oceánica. Lo que sugiere que en aquellos tiempos remotos la Tierra ya estaba cubierta de mares.

Harrison y su equipo lo comprobaron 'in situ' con zircones de hasta 4.200 millones de edad hallados en Jack Hills, Australia. La prueba del termómetro arrojó los mismos resultados: zircones formados a 700ºC. Pero además, éstos contenían otro mineral, la muscovita, en gran abundancia. La muscovita contiene agua, y de hecho se forma actualmente cuando dos placas tectónicas colisionan y funden la roca. Era una nueva pista con grandes implicaciones.

El siguiente paso fue analizar la cantidad de aluminio presente en los minerales. Esta prueba permite saber a qué presión se formaron los zircones. La respuesta fue, una vez más, esclarecedora: los zircones se formaron a una presión de al menos 7.000 atmósferas; a unos 25 kilómetros de profundidad.

Pero a esa profundidad, el calor debería haber sido tres veces mayor a los 700ºC encontrados. Algo estaba enfriando el calor. "Sólo hay un lugar en el planeta donde puedes hacer magma y el calor es tres veces inferior a la media: las zonas de subducción", dice Harrison.

El estudio concluye que hace 4.000 millones de años, sólo un poco después de su nacimiento, la Tierra ya contaba con una hidrosfera (océanos) y una interacción de placas tectónicas, un fenómeno relacionado hasta ahora con periodos posteriores.
.
Extraído de El Mundo

viernes, 28 de noviembre de 2008

Lévi-Strauss, una de las mentes más importantes del siglo XX, cumple 100 años.

Claude Lévi-Strauss, uno de los intelectuales más relevantes del siglo XX, destacado antropólogo y padre del enfoque estructuralista de las ciencias sociales, que influyó de manera decisiva en la filosofía, la sociología, la historia y la teoría de la literatura, cumple cien años de vida.

A pesar de su longevidad e intensa actividad intelectual desde antes de la Segunda Guerra Mundial, Lévi-Strauss, miembro de la Academia de Francia desde 1973, goza de buena salud y se mantiene lúcido, como relató a la prensa el director del museo Quai Branly de París, Stéphane Martin. Esta institución alberga un teatro con el nombre del célebre antropólogo.

Francés nacido en Bruselas el 28 de noviembre de 1908, este centenario humanista es hijo de un judío agnóstico de origen alsaciano que le educó en un ambiente artístico, aunque terminó cursando estudios de Derecho y Filosofía en La Sorbona de París.

El autor de 'Mythologiques' ejerció como profesor de esta última disciplina hasta que recibió una invitación de Marcel Mauss, padre de la etnología francesa, para ingresar en el recién creado departamento de etnografía.

Especializado en antropología.

Fue así como se despertó en Lévi-Strauss la curiosidad por una materia en la que desarrollaría una brillante carrera y que le ha concedido un "lugar preeminente entre los investigadores del siglo XX", explicó el profesor de Antropología Social de la Universidad Complutense de Madrid Rafael Díaz Maderuelo.

Su nueva vocación le llevó a aceptar un puesto como profesor visitante en la universidad brasileña de São Paulo, de 1935 a 1939, estancia que le posibilitó llevar a cabo trabajos de campo en el estado amazónico de Mato Grosso y en la Amazonía.

Allí realizó estancias esporádicas entre los bororo, los nambikwara y los tupi-kawahib, experiencias que le orientaron definitivamente como profesional de la antropología, campo en el que su trabajo aún hoy "sigue siendo válido para la mayoría de los antropólogos", señaló Díaz Maderuelo sobre el autor de 'La Pensée sauvage'.

Francia, Nueva York y vuelta a París.

Tras regresar a Francia, en 1942 se trasladó a Estados Unidos como profesor visitante en la New School for Social Research de Nueva York, antes de un breve paso por la embajada francesa en Washington como agregado cultural.

De vuelta a París, fue nombrado director asociado del Museo del Hombre y se convirtió después en director de estudios en la École Pratique des Hautes Études, entre 1950 y 1974, trabajo que combinó con su enseñanza de antropología social en el Collège de France, hasta su jubilación en 1982, al tiempo que dirigía el Laboratorio de Antropología Social.

Hijo intelectual de Émile Durkheim y de Mauss, e interesado por la obra de Karl Marx, por el psicoanálisis de Sigmund Freud, la lingüística de Ferdinand Saussure y Roman Jakobson, el formalismo de Vladimir Propp y un largo etcétera, es además un apasionado de la música, la geología, la botánica y la astronomía.

Tres teorías fundamentales.

Las aportaciones más decisivas del trabajo de Lévi-Strauss se pueden resumir en tres grandes temas: la teoría de la alianza,los procesos mentales del conocimiento humano y la estructura de los mitos.

La teoría de la alianza defiende que el parentesco tiene más que ver con la alianza entre dos familias por matrimonio respectivo entre sus miembros que, como sostenían algunos antropólogos británicos, con la ascendencia de un antepasado común.

Para Lévi-Strauss, no existe una "diferencia significativa entre el pensamiento primitivo y el civilizado", señaló Díaz Maderuelo, pues la mente humana "organiza el conocimiento en parejas binarias y opuestas que se organizan de acuerdo con la lógica" y "tanto el mito como la ciencia están estructurados por pares de opuestos relacionados lógicamente". Comparten, por tanto, la misma estructura, sólo que aplicada a diferentes cosas.

Respecto a los mitos, el intelectual sostiene desde la reflexión sobre el tabú del incesto, que el impulso sexual puede ser regulado gracias a la cultura. "El hombre no mantiene relaciones indiscriminadas, sino que las piensa previamente para distinguirlas. Desde ese momento ha perdido su naturaleza animal y se ha convertido en un ser cultural", comentó Díaz Maderuelo.

Para Lévi-Strauss, las estructuras no son realidades concretas, sino más bien modelos cognitivos de la realidad que sirven al hombre en su vida cotidiana. Las reglas por las que las unidades de la cultura se combinan no son producto de la invención humana y el paso del animal natural al animal cultural —a través de la adquisición del lenguaje, la preparación de los alimentos, la formación de relaciones sociales, etc.— sigue unas leyes ya determinadas por su estructura biológica.

Extraído de El Mundo

jueves, 27 de noviembre de 2008

La 'abuela' de todas las tortugas tenía un caparazón incompleto

Ha sido bautizada como 'Odontochelys semitestacea' (es decir, dentona y con medio caparazón). Se trata de la 'abuela' de todas las tortugas. Era asiática, acuática y vivió hace la friolera de 220 millones de años, durante el Triásico tardío, compartiendo el planeta con los dinosaurios. Por lo que los expertos han averiguado de su restos fosilizados, su caparación, tal como le conocemos hoy, aún no existía, aunque ya se le habían ensanchado y fusionado la columna vertebral y las costillas.

Su hallazgo, en la provinvicia de Guizhou (en China) ha ofrecido interesantes pistas sobre el pasado de estos vertebrados y ha echado por tierra teorías muy afianzadas, como la que indicaba que el caparazón se formó de la piel, como los osteodermos (placas óseas o escamas) de algunos dinosaurios.

El equipo científico, formado por chinos, canadienses y estadounidenses, encontró los fósiles de tres ejemplares de esta nueva especie en un estado de conservación excepcional. Incluso conservan todos los dientes, hasta unas piezas primitivas que ya no tienen, restos de un pico y una larga cola.

Hasta ahora, la más antigua tortuga conocida era la 'Proganochelys', de hace unos 210 millones de años, que fue descubierta en Alemania. Esta especie, sin embargo, ya tiene todo su caparazón completo y, por lo que se sabe, era terrestre. Sin embargo, la nueva 'Odontochelys' china posee un claro paso intermedio entre unas estructuras óseas fusionadas y un caparazón, algo que no se había visto hasta ahora.

"Desde 1880 ha habido muchas hipótesis sobre el origen del caparazón de las tortugas y ahora tenemos el fósil que apoya la teoría de que se formó de una extensión de la columna y las costillas, en lugar de placas óseas de la piel", explica Xiao-Chun Wu, del Museo de la Naturaleza de Canadá.

El hallazgo, según los autores del trabajo, que publican en la revista 'Nature' esta semana, confirma también otra teoría: el pastron (la concha inferior de las tortugas) se formó antes que el caparazón superior, un proceso que hoy se observa en la formación de las crías dentro de los huevos.

Los paleontólogos explican esta circunstancia en el hecho de que fueron desde el principio animales marinos, y no terrestres (como sugieren otros fósiles), por lo que el plastron les protegía de los depredadores mientras estaban nadando. Arguyen que si hubieran sido terrestres, no habría necesitado ese protector inferior, puesto que sus vientres darían con la tierra.

Discrepancias científicas

Sin embargo, no todos los expertos en la materia están de acuerdo con estas conclusiones. Robert R. Reisz y Jan J. Head, en un artículo en la misma revista, reconocen la importancia del hallazgo del fósil, el más antiguo conocido de una tortuga, pero difieren sobre la interpretación.

Ambos consideran que "la ausencia de la mayor parte del caparazón superior es una característica asociada a hábitats acuáticos, más que una condición primitiva del animal". Es decir, que habría sido en sus orígenes una tortuga terrestre que se adaptó a vivir en el agua.

No obstante, señalan que "estas antiguas tortugas demuestran el valor de los nuevos descubrimientos de fósiles que pueden cambiar nuestra comprensión de la historia de los vertebrados".
.
Extraído de El Mundo

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Reabre el Aula X de las Termas de Diocleciano tras treinta años de restauraciones.

El Aula X de las Termas de Diocleciano, una de las estancias más grandes de ese complejo monumental, ha reabierto hoy sus puertas al público tras treinta años de restauración.

Según ha informado en una comunicado la Superintendencia Especial para los Bienes Arqueológicos de Roma, se ha procedido a reforzar la estructura de los muros del Aula X, que se encontraba en un estado precario, debido a "graves fracturas y profundas lesiones".

"La restauración se ha hecho con materiales y técnicas tradicionales" y "con soluciones especialmente dirigidas a la conservación", han agregado los arqueólogos italianos.

Además de las murallas, la gran cúpula del complejo de las Termas ha sido tratada con mezcla de cal hidráulica, al tiempo que para garantizar su seguridad se han puesto redes de protección de malla de acero tratado.

Una sala enigmática
El Aula X de las Termas de Diocleciano -construidas por varios emperadores de la Antigua Roma- es una estancia de ese complejo, cuya función sigue siendo un misterio para los expertos, aunque su lugar central y sus enormes dimensiones hacen pensar que tenía una gran importancia en su época.

Una vez terminadas las labores de restauración, el Aula X, que es la primera etapa de lo que en la actualidad es el Museo Nacional Romano, ha sido dedicada a acoger los vestigios de la arquitectura pública y funeraria de la Antigua Roma.

Dentro del lugar se han situado varias tumbas y sarcófagos, así como dos grandes bañeras: la primera, en mármol amarillo antiguo y la otra, en granito. Además, en los próximos meses se expondrá en el Museo de las Termas de Diocleciano el sepulcro de Macrino, que ha sido excavado recientemente en Vía Flaminia, según ha anunciado hoy el superintendente arqueológico de Roma, Angelo Bottini.

Extraído de ABC

martes, 25 de noviembre de 2008

Bon Jovi en acústico, desde New Jersey.

Bon Jovi: “Always”

- - -
Bon Jovi: “Living on a Prayer”

Últimas noticias de La Garma

El broche que se puede ver a la derecha de esta página, de latón y bronce con alma de hierro, cerraba el cinturón de cuero de un joven visigodo de unos 14 años, cuyos restos se hallaron a los pies de la sima que conduce a la galería inferior de lacueva cántabra de La Garma, en Omoño (Ribamontán al Monte). Es uno de los cinco esqueletos de los siglos VII-VIII que se han encontrado en esta cueva. Todos de jóvenes entre los 14 y los veintipocos años y cuya muerte aún es una incógnita, aunque bien pudieron ser depositados allí tras morir de una epidemia, tal y como sostiene el arqueólogo José Ángel Hierro.

Pero nuestro joven visogodo ha dejado un legado excepcional: su broche, cuidadosa y laboriosamente restaurado en el Museo de Prehistoria, y que, según Pablo Arias, codirector de las excavaciones de La Garma junto a Roberto Ontañón, es de lo mejor que se ha encontrado en España en este periodo, por su delicado adorno damasquinado «y por su cruz, que deja en mal lugar las teorías sobre el paganismo tardío en Cantabria».

Las otras dos piezas restauradas recientemente son paleolíticas, halladas en la zona IV de la galería inferior, la más estudiada por ahora de este excepcional lugar: la parte decisiva del yacimiento, con restos paleolíticos tal y como en su día los dejaron sus últimos habitantes hace más de 12.000 años. A lo largo de 300 metros se suceden pinturas, grabados y estructuras artificiales. Los suelos conservan en superficie una asombrosa concentración de decenas de miles de restos de alimentación (huesos, conchas), hogares, industrias, obras de arte mueble del Magdaleniense Medio-Superior e incluso la planta de varias cabañas. Es a la vez una habitación, una cocina y un taller artístico de nuestros antepasados...y está como si sus últimos inquilinos acabaran de cerrar la puerta. Intacto.

Y el producto de su trabajo quita el aliento. La que se puede ver a la izquierda de la serie fotográfica es una placa de hueso recortado hasta darlo la forma de un oso, con un delicado trabajo que incluye la representación del pelaje con detalle casi obsesivo. Es una pieza rara, ya que las figuras de oso no son muy abundantes en el arte mueble. La tercera pieza es otro fragmento de hueso con dos cabezas de cabra grabadas en sus extremos. Estilísticamente es similar a otras ya halladas en el mismo lugar, tal parece que provengan de la misma mano.

La riqueza y excepcionalidad de La Garma, donde se entremezclan ocupaciones que van desde el año 80.000 A.C, (con presencia de neandertales) hasta la Edad Media ha sido un quebradero de cabeza para los arqueólogos y prehistoriadores de la Universidad de Cantabria que han intentado evitar en la galería inferior el fin de todo yacimiento arqueológico: que para comprenderlo haya que destriparle y cuando se acabe ya nada sea igual.

En La Garma no será así. La decisión es preservar ¿Cómo se trabaja, por tanto, sin destruir? Pablo Arias lo explica con brevedad. «Primero hemos trazado un mapa aéreo de la galería inferior, a 1,5 metros de altura, con fotogrametría. Sobre esas fotos hemos dibujado uno a uno todos los restos (huesos, conchas, restos de industria lítica, arte mueble, estructuras) para trazar un mapa exahustivo. En las partes ya analizadas sabemos lo que hay y, en parte, porqué está allí». «Muchas piezas, asegura Arias, las hemos estudiado en la misma cueva, incluso con el microscopio (para detectar huellas de herramientas en los huesos) y luego las hemos devuelto al mismo sitio».

Otras sin embargo, como las que aquí se muestran, se han rescatado para su restauración, pero esa es la excepción. «Aquí se puede hacer porque estamos ante un yacimiento excepcional, y en la galería inferior casi totalmente en superficie, salvo en lo que era la entrada original de la cueva. No hay que excavar, está al alcance de la mano», dice Arias. «Y las siguientes generaciones podrán ver lo que nosotros hemos visto».

25 de noviembre, día contra el maltrato de género.

Reincidentes: “Ay Dolores”
- - -
Bebe: “Malo”
-------------------------------------------------------------------------------------
No hay ninguna razón por la que aguantar: 016

Dejando de lado lo oscuro.

La Esfinge, con sus enrevesados cantos, nos inducía a pensar en lo que teníamos ante los pies, dejando de lado lo oscuro.

Sófocles, Edipo Rey

lunes, 24 de noviembre de 2008

El origen de Darwin.

Las pistas asoman al instante. Y su impacto es inmediato: dos pajaritos colocados en una vitrina frente a la entrada de la exposición que el Museo de Historia Natural de Londres dedica esta temporada al padre de la teoría de la evolución, Charles Darwin. El científico británico recogió la pareja de sinsontes en dos islas de las Galápagos, y las ligeras diferencias en la longitud de los picos, el color del plumaje y las alas de ambos ejemplares captaron su atención. Tenía en sus manos una valiosa prueba que echaría por tierra siglos de consenso intelectual y popular. "Estos datos socavan la estabilidad de las especies", escribió el joven naturalista en un cuaderno de notas.

El museo ha rescatado la pareja de sinsontes de Floreana (Mimus trifasciatus) de su archivo documental y los exhibe al público por primera vez para resaltar la importancia que tuvieron en las investigaciones de Darwin. Hasta la fecha, los expertos tendían a pensar que otros animales más exóticos dieron pie a la revolucionaria teoría de la evolución por selección natural, que desafió la creencia bíblica sobre el origen del ser humano.

A dos pasos de los sinsontes, en otra vitrina, reposan seis pájaros como si fueran trofeos de caza. Son pinzones que Darwin colectó en la misma expedición a América del Sur, a bordo del Beagle, en la travesía de cinco años que realizó a partir de 1831. "Forman parte de la serie de 13 especies de pinzón que se trajo de vuelta a Inglaterra. Representan un ejemplo de evolución en acción, pero Darwin no cayó en la cuenta. Estos pinzones son tan distintos que creyó que eran especies diferentes", explica Alex Gaffikin, responsable de exposiciones en el Museo de Historia Natural.

De la experiencia en Galápagos, la exposición salta a Londres y a la residencia rural en el condado de Kent, en Down House, donde el biólogo desarrolló su teoría y escribió la biblia científica El origen de las especies, publicada en 1859. Un gran número de las pruebas que apuntalan sus conclusiones científicas -animales disecados, plantas y fósiles-, además de cuadernos, cartas y objetos personales, se reúnen en una gran sala del museo. Forman parte de la incursión en la vida pública y privada del gran teórico del siglo XIX que la institución londinense ha organizado para festejar el bicentenario de su nacimiento, en febrero de 2009.

Selección natural

"Nos detenemos en la teoría de la evolución por selección natural, recalcando el desarrollo del proceso científico. Es importante recordar que Darwin no dio con su revolucionaria idea en pocos meses, sino que dedicó cinco años de su vida a recolectar pruebas y pasó otros veinte desarrollando su teoría. Tampoco trabajó en solitario, sino en consulta con otros expertos", señala Gaffikin. "La exposición", añade Lorraine Cornish, conservadora del museo, "explora la persona, además del meticuloso teórico.

Más de dos décadas separan el viaje a Galápagos de la primera edición de El origen de las especies. Darwin era consciente de que se enfrentaba a la Iglesia con su teoría -explicó a un amigo en una carta que se sentía como si confesara un asesinato- y sólo se apresuró a escribir el libro al conocer que otro científico más joven había llegado a conclusiones similares. Se optó por el compromiso: Darwin y Alfred Russell Wallace presentaron juntos ensayos de sus respectivas teorías en la Linnean Society de Londres. Al año siguiente, el manual de Darwin se convertía en un best-seller.

El ejemplar de sinsonte que Charles Darwin recogió en la isla Floreana, del archipiélago de las Galápagos, vuelve a ser útil 170 años después. La especie está en peligro de extinción y el programa de rescate se apoya en datos de ADN extraídos de la muestra original que conserva el Museo de Historia Natural de Londres.

La institución presenta numerosas pruebas en aval de la "gran idea" del científico y en contraposición de los reparos que algunos sectores sociales aún muestran sobre el origen de las especies. "Hay otras interpretaciones, pero la evolución de las especies es la única explicación científica", advierte Alex Gaffikin, responsable de exposiciones.

El museo ha estampado en una pared de la exposición un comunicado en el que "reconoce que hay otras perspectivas asentadas en la fe sobre el origen y complejidad de la vida", pero señala que "el creacionismo y el diseño inteligente no deben enseñarse como ciencia". Se suma así a un debate aún vigente en la sociedad británica sobre si se debería incluir el creacionismo en el curriculum de ciencias en la educación pública. Según una encuesta de 2006, el 48% de la población británica acepta la evolución como la mejor descripción del desarrollo de la vida y el 40% cree que el creacionismo se debería estudiar en las clases de ciencia.
.
Extraído de Público

La reconstrucción completa y en 3D del cráneo del 'Homo antecessor'.

Esta semana hemos hecho pública la noticia de la reconstrucción completa y en 3D del cráneo de Homo antecessor, con músculos y piel incluidos. Quiero aprovechar este acontecimiento para hablar sobre quién era este homínido y cómo decidimos crear una nueva especie.

Esto ocurrió en el año 1994 y fue un hito para la prehistoria europea. Junto con los otros dos codirectores del Proyecto Atapuerca, José María Bermúdez de Castro (CENIEH – Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana) y Juan Luis Arsuaga (Instituto Carlos III), decidimos establecer una nueva especie en el panorama evolutivo mundial. Por primera vez, un equipo español daba nombre a una especie humana.

Nos pareció muy interesante asignarle el nombre de Homo antecessor, pues antecessor era como los romanos llamaban a los exploradores de las legiones que recorrían los territorios antes de que llegara el grueso de los ejércitos.

Catorce años después del descubrimiento, los fósiles craneales y postcraneales obtenidos en las excavaciones han permitido conocer las características anatómicas de este homínido, que tenía una altura de entre 1,60 – 1,70 m, un cerebro de 1.000 cm cúbicos y que practicaba el canibalismo cultural; desconocía el fuego, pero era un buen constructor de herramientas de piedra y un gran cazador.

A partir de los fragmentos craneales, exactamente de un maxilar y de un frontal, se ha procedido por primera vez a una reconstrucción completa y en 3D que hemos presentado coincidiendo con la Semana de la Ciencia de Cataluña. Ha sido una tarea que han desarrollado Gala Gómez, Carlos Lorenzo, Jordi Espona y Álex Soler, miembros del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social).

En esta reconstrucción se pueden apreciar las características modernas del rostro del Homo antecessor junto con rasgos arcaicos, estos últimos palpables en las órbitas de los ojos.
----------------------------------------------------------------------------------------
Eudald Carbonell es codirector de Atapuerca y director del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).
.
Extraído de El Mundo

Viaje al pasado con 'La España Prehistórica'.

Tras siete años de trabajo, en los que han recorrido buena parte de Europa y Africa, el paleontólogo Juan Luis Arsuaga y el cineasta Javier Trueba han estrenado en la Muestra de Cine Europeo de Segovia una película documental con imágenes inéditas de importantes hallazgos sobre nuestro pasado.

El documental, fruto del empeño personal de ambos, que lo han coproducido con el apoyo de una subvención de la Junta de Castilla y León, y les ha llevado a viajar en diversas ocasiones a los más importantes yacimientos africanos, en Sudáfrica, Ruanda o Tanzania.

Fue en este país, en la Garganta de Olduvai, donde aparecieron los primeros restos de un 'Homo habilis', un homínido más cercano al chimpancé que al ser humano, que vivió hace más de dos millones y medio de años. Algunas hermosas imágenes están grabadas en ese lugar.

La primera media hora de la película está centrada, precisamente, en la evolución que tuvo lugar en África. Trueba comenta que los rodajes fueron allí muy complicados. "Tuvimos que subir volcanes de 3.000 metros e ir a la busca de los gorilas de Virunga, en Ruanda. Intentamos hacerlo siempre en el momento más oportuno para grabar, una flexibilidad que muchas televisiones no tienen", asegura.

La segunda media hora tiene a la Sierra de Atapuerca como protagonista principal, un auténtico baúl de los tesoros para explicar la llegada de los humanos a Europa. El documental recoge imágenes únicas, como el hallazgo en director del bifaz, una piedra roja tallada, bautizado como 'Excalibur'.

"Lo que nos diferencia de la BBC o de National Geographic es que hemos tenido cámaras grabando en directo en los momentos de los descubrimientos más importantes. Ni Richard Leakey tuvo esa oportunidad. Incluso incluimos imágenes en blanco y negro de un filme que rescató Arsuaga en Israel, sobre unos yacimientos de neandertales que hay en ese país", añade el director del documental.

La ultima y tercera parte se dedica a cuevas de diferentes enclaves peninsulares que hasta ahora no ha visto nadie, como son las pinturas de la cueva de La Garma, en Cantabria, que lleva sellada muchos años.

Juan Luis Arsuaga, que ejerce de presentador, y Javier Trueba confían en que 'La España Prehistórica' despierte el interés de las televisiones y el público pueda disfrutar en breve de su película.

Extraído de El Mundo

domingo, 23 de noviembre de 2008

Chipre estudia un barco hundido en la época de Alejandro Magno.

En la isla se considera el hallazgo más importante de los últimos 40 años. -Los arqueólogos creen que dará nuevos datos sobre la vida económica del Mediterráneo en el sigl IV a.C.

Se hundió hace más de 2.300 años con toda su carga. Y ahí quedó, a 45 metros de profundidad, no muy lejos de Mazotos, un pequeño pueblo costero del sureste de Chipre. Ahora se conoce como el naufragio de Mazotos y es uno de los proyectos estrella del departamento de Arqueología de la Universidad de Chipre.


De este pecio, los arqueólogos esperan obtener "informaciones muy valiosas", en palabras de la profesora de arqueología submarina Stela Demestija. Por eso, tras una cata realizada el año pasado, la Universidad chipriota ha iniciado ya la estratigrafía del yacimiento submarino. Los trabajos servirán para obtener nuevos conocimientos sobre la economía del Mediterraneo oriental durante el siglo IV a.C.

La época no es irrelevante. Las primeras dataciones sitúan el hundimiento entre el 350 y el 330 a.C., coincidiendo con los reinados de Filipo II de Macedonia y su hijo, Alejandro Magno. Tampoco lo es el contenido de aquella nave comercial. 500 ánforas que en su tiempo estuvieron repletas de preciado vino de la isla de Chios (Grecia). Se cree que, bajo la arena, podría haber más.
.
El hallazgo más importante de los últimos 40 años.

"Los resultados de las excavaciones darán respuestas a interrogantes sobre la vida económica y marina de la antigüedad, que actualmente plantean no sólo la investigación arqueológica chipriota sino también internacional", explica Demestija.

Los arqueólogos confían en obtener nuevos datos sobre el papel de Chipre en las rutas náuticas en la antigüedad, sobre las relaciones entre el norte del mar Egeo, donde está Chios, y el sureste del Mediterráneo; o sobre la manera en la que se realizaba el comercio marítimo y los tipos y tamaños de los barcos de la época.

Las esperanzas son tantas que ya se ha señalado como el hallazgo arqueológico marino más importante de los últimos 40 años en Chipre. No es poca cosa para una isla que ya negociaba con sus metales en el Tercer Milenio antes de Cristo. Tampoco para un país que en el reverso de sus céntimos de euro ha estampado el Barco de Kyrenia, cuyo hallazgo, coincidiendo con la independencia del país en 1960, se convirtió en un símbolo de la nueva República.
.
Extraído de El País

Los expertos califican como «falsos» los grafitos que adelantaban al siglo III la aparición del euskera.

La Diputación de Álava tomará medidas contra la empresa que explota el yacimiento de Iruña-Veleia, Lurmen, después de que un comité de expertos haya calificado de «falsos» unos sorprendentes hallazgos de 2006, que adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo. La primera medida será la revocación del permiso de ocupación y de excavación del yacimiento.

La Diputación Alavesa, por su parte, no descarta poner los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal si se descubren indicios de delito o falta penal en Lurmen SL, que está representada por el arqueólogo Eliseo Gil. La diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorena López de Lacalle, presentó el informe encargado sobre estos descubrimientos a una comisión de expertos, quienes también han comparecido para explicar sus conclusiones.

Una conclusión veraz.

Los expertos han sido concluyentes y han negado veracidad a los descubrimientos que en su día se calificaron como «históricos», puesto que entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera. Expertos en lingüística, filología vasca, historia antigua, arqueología y química enumeraron en las Juntas Generales las «incoherencias» y «contradicciones» que han encontrado en los óstracas o grafitos que fueron presentados al público en el verano de 2006 y les han negado veracidad.

Tanto los grafitos con iconografía supuestamente cristiana, como los que contenían palabras en lengua vasca, son absolutamente «falsos», dicen los expertos y, según las investigaciones realizadas, hay indicios de que han sido manipulados «quizás en el momento mismo de su aparición». A la vista de estos datos, la diputada foral de Cultura, además de anunciar la revocación del permiso de ocupación temporal y de excavación anual concedido a Lurmen SL, ha asegurado que a partir de ahora la Diputación foral asumirá la gestión y control directo del yacimiento, para el que ha anunciado un plan integral, y una financiación para 2009 superior en doce veces a la actual (140.000 euros). Por último, ha lamentado el «golpe» que ha recibido el yacimiento de Iruña-Veleia y ha recordado que «más allá de las circunstancias presentes y pasadas, este monumento es uno de los elementos señeros del Patrimonio Cultural Vasco y pieza clave para la reconstrucción histórica de amplios períodos de nuestra antigüedad».

Extraído de ABC

Numancia pierde otra guerra.

Industrias, hoteles y chalés transformarán el paisaje del cerco de Escipión.

Cada día, sin fallar, entre el otoño del 134 antes de Cristo y el verano siguiente, Escipión el Africano recorría el perímetro de una muralla levantada en un paisaje de lomas, llanos y bosques cruzado por los ríos Duero y Tera. En el entrecejo del militar que había arrasado Cartago había otra fijación: Numancia, la ciudad celtíbera que humillaba a Roma con su resistencia en una guerra de casi dos décadas. Le costó lo suyo doblegarla. Cuando lo hizo, encontró más muertos que vivos. Los numantinos que habían resistido al hambre se suicidaron como pudieron.

De vuelta a Roma, en su paseo triunfal, el general exhibió a 50 supervivientes, luego vendidos como esclavos. Escipión devolvió a Roma el orgullo o la petulancia, según se mire, pero los propios romanos, impresionados, metieron a Numancia en la leyenda.

En estos 2.000 años, el paisaje que cabalgó Escipión ha perdido árboles y ha ganado casas, aunque sin profundas alteraciones. Es ahora cuando afronta una drástica transformación urbanística por varios frentes debido a la coincidencia de tres proyectos: la Ciudad del Medio Ambiente (CMA), impulsada por la Junta de Castilla y León; un polígono industrial del Ayuntamiento de Soria y una promoción de chalés en Garray, el municipio que alberga el yacimiento.

De golpe, irrumpirán en el horizonte industrias, casas, hoteles y edificios de hasta 40 metros de altura. "El impacto visual es muy importante, pero el problema es que tanto la Ciudad del Medio Ambiente como el polígono son legales al estar fuera de la zona arqueológica", sostiene Alfredo Jimeno, profesor de Prehistoria de la Universidad Complutense y responsable del plan director de Numancia.

No parece Jimeno de esos investigadores que desea encapsular la realidad en una urna para proteger la historia. Usa la arqueología para conocer el pasado y favorecer el presente. Cogió el yacimiento abandonado en 1994. Ahora recibe más de 60.000 visitas y ha ayudado a cimentar negocios en Garray. Lo que se avecina, sin embargo, le disgusta. "La Ciudad del Medio Ambiente impacta sobre el entorno y sobre un humedal, el Soto del Garray, que es un referente para explicar el paisaje celtíbero", sostiene el profesor.

Para entender Numancia conviene subirse al cerro y mirar. Se divisan siete columnas blancas que identifican cada uno de los campamentos de Escipión que reforzaban la muralla de nueve kilómetros. Hacia el Soto del Garray, se verán en breve otros hitos arquitectónicos. "Este paisaje permanece inalterado desde hace 2.000 años, ha sido un lugar de pastoreo, caza y recogida de leña, nos parece un despropósito localizar la Ciudad del Medio Ambiente ahí", reprueba Roque Ortega, presidente de la Asociación Soriana para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza.

Paradójicamente es la razón elegida para emplazar ahí el proyecto. "Pretendemos demostrar que el desarrollo puede ser sostenible, es como pasar de las musas al teatro", defiende Carlos de la Casa, delegado territorial de la Junta en Soria. Algunas obras menores ya han comenzado, a pesar de que la ley que aprobó la Ciudad del Medio Ambiente ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional por 50 diputados socialistas. "Guste o no, sea o no el sitio adecuado, va con todos los parabienes legales", insiste Carlos de la Casa, un historiador de formación que opina que los proyectos públicos en marcha no impactan sobre Numancia. De similar parecer es el director del Museo Numantino, Elías Terés. "No me opongo a ninguna actuación, Numancia tiene una vida de más de 5.000 años en los que el entorno ha evolucionado. La protección actual es suficiente para que los restos no sufran", expone.
.
El paisaje, rebaten otros, no es opinable y está amparado por una convención europea firmada por España. "Llama la atención el estrecho criterio paisajístico que se ha manejado: el paisaje no se circunscribe al hito, incorpora un sistema de vistas, panorámicas e impactos visuales", advirtió la Real Academia de Historia, a propósito de los efectos del polígono industrial, que dista entre 400 y 600 metros de La Rasa, uno de los campamentos de Escipión.

Lo que describieron Bécquer y Machado de la ciudad de Soria peligra para el Icomos, un organismo que asesora a la Unesco: "Hay una incidencia paisajística y ambiental contra los Bienes de Interés Cultural de Numancia y cerco romano, margen izquierda del Duero y casco antiguo de Soria", según el informe de ese organismo.

El manifiesto en defensa de Numancia, avalado por 10.000 firmas, cuenta con rúbricas internacionales de referencia, como el Instituto Arqueológico Alemán, el mismo donde el arqueólogo Adolf Schulten mostró a comienzos del siglo XX los restos que evidenciaban el lugar exacto del cerco de Escipión. "Lo que vale de Numancia no son las piedras, sino el paisaje que permite imaginar lo que allí pasó", aduce Amalio de Marichalar, nieto del aristócrata que cedió el terreno de Numancia al Estado y que ahora batalla contra la expropiación de tierras para el polígono de Soria II: "Litigamos con el objetivo de que el suelo se retrotraiga a la calificación de rústico. Considero un insulto que se nos diga que tenemos intereses de otro tipo. Numancia es un valor universal". Un símbolo que tendrá pronto otro paisaje.

Extraído de El País

Santo Grial, la búsqueda acaba en Valencia.

Expertos internacionales dan verosimilitud en un congreso a la historia del Santo Cáliz guardado en la catedral.

El visitante fija la mirada en el retablo de alabastro que «abraza» al Santo Cáliz. En la capilla sólo hay una persona más; tiene pinta de ser un entendido en la materia y estar disfrutando de la paz del recinto. El turista se anima: «Perdone, seguro que usted sabe qué es esa copa...». El supuesto experto opta por la cautela y recomienda a su interlocutor una guía que puede obtenerse allí mismo, en la catedral, y que explica con detalle todos los tesoros del templo. Pero el tipo no se da por vencido: «Ya, pero seguro que podría darme información...». «Pues mire, ese cáliz es el Santo Grial, usado por Jesucristo en la última Cena...». Cara de extrañeza. Y, un segundo después, media sonrisa. «Sí, claro, en Valencia tenía que estar...».

Jorge Manuel Rodríguez, presidente del Centro Español de Sindonología (dedicado al estudio de la Sábana Santa de Turín y otras reliquias), contó esta anécdota real en el I Congreso Internacional del Santo Cáliz celebrado hace unos días en Valencia. «La reacción de aquella persona que me preguntó en la capilla prueba los dos sentimientos que despierta el Grial: admiración y escepticismo», comenta. Para fomentar el primero y acabar con el segundo varios expertos en la materia presentaron pruebas documentales, pictóricas y arqueológicas que le dan un barniz de verosimilitud a esta pieza que acabó en la capital valenciana en 1424 después de diversos avatares históricos. El foro presentó un lleno absoluto, con más de doscientas personas interesadas por un vaso que ha alimentado mitos, películas y literatura pseudocientífica (en algunos casos, auténticos superventas).

Pero, ¿qué diferencia a este vaso de otros presuntos griales que han presentado su candidatura a lo largo de las centurias? (Ya en el siglo XVI había referencias a 20 copas que reclamaban los honores). ¿Y cómo acabó este en particular en la catedral de Valencia? Si uno se fija verá una reliquia de aspecto medieval y ricamente trabajada. En 1960 fue analizada concienzudamente por Antonio Beltrán, catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza, que concluyó que está formada por tres partes distintas, todas de diferente época. El Santo Cáliz es la parte superior, una taza de ágata de origen oriental que los expertos fechan entre los años 100 al 50 antes de Cristo. Según el estudio del profesor Beltrán, fue labrada en un taller de Egipto, Siria o de la propia Palestina, «por lo que bien pudo estar en la mesa de la Santa Cena y ser la que Jesucristo utilizó para beber, para consagrar o para ambas cosas».

El rastro histórico.

Manuel Martín Bueno, sucesor en la cátedra de Antonio Beltrán y uno de los ponentes del reciente Congreso, explica que al tratarse de una pieza de ágata, es decir, una roca -no materia orgánica-, poca información puede aportar al margen de su datación. El origen del mineral no revela si pudo usarse hace 2.000 años. Aunque hay técnicas -como el difractograma o la fluorescencia de rayos X por energía dispersa- que permiten reconocer elementos químicos.

El problema es que los sofisticados aparatos que se utilizan para esas pruebas no pueden llevarse en un maletín de los CSI a la Capilla del Santo Cáliz y habría que trasladar la copa, un plan que no convence en absoluto al arzobispado de Valencia. Así que no queda otro remedio que realizar un rastreo histórico y tropezar con las múltiples leyendas que existen en torno al Grial. Claro que, de todas ellas, «la más seria desde el punto de vista documental es la española», concluye Martín Bueno.
.
San Pedro y el cáliz.

Janice Bennett, doctora en Literatura Española por la Universidad de Colorado y autora del libro «San Lorenzo y el Santo Grial», también estuvo presente en la cita valenciana y cree verosímil que Pedro u otro apóstol guardaran el vaso, dada la trascendencia para los cristianos de la ceremonia que llevó a cabo con él Jesús. Según la tradición, la copa fue llevada a Roma por San Pedro, con posible escala en Antioquía, y usada para la Eucaristía por los primeros Papas. Jaime Sancho, presidente de la comisión de Liturgia del Arzobispado de Valencia, ha estudiado el Canon Romano, que data del siglo II. Expresa textualmente en la plegaria eucarística la fórmula «y tomando en sus santas y venerables manos este cáliz glorioso», mientras que el resto de plegarias, tanto las orientales como las occidentales, dicen simplemente «y tomando el cáliz...». En su opinión, «las palabras «este» y «glorioso» nos hacen pensar que los Papas utilizaron el mismo cáliz de Jesús hasta el siglo III.

El viaje continúa.

En el año 258 el Imperio Romano sufre una grave crisis económica. El emperador Valeriano empieza a mirar con ojos codiciosos los bienes de la Iglesia. Es entonces cuando el Papa Sixto II le encarga a su diácono San Lorenzo que proteja la reliquia. Janice Bennett ha encontrado un documento del siglo VI en la Biblioteca Nacional que «prueba que San Lorenzo envió el Santo Cáliz a Huesca. El manuscrito -escrito por San Donato y traducido por el religioso agustino Lorenzo Mateu- también revela que San Lorenzo nació en Valencia y no en Huesca como se cree, aunque sus padres sí eran oscenses». Es por tanto factible pensar que el diácono llevara el Grial a la casa familiar.

Durante la invasión musulmana, a partir del año 713, fue escondido en los Pirineos. «Los peregrinos que recorrían el Camino de Santiago escuchaban de boca de los trovadores historias acerca de una copa sagrada que se ocultaba en las montañas», añade Jorge Manuel Rodríguez, del Centro Español de Sindonología. Un documento del año 1071 menciona un precioso cáliz de piedra que se encontraba en el monasterio de San Juan de la Peña (Huesca). «En la iconografía medieval de la región abundan las representaciones del Grial -continúa Rodríguez-. Por ejemplo, la imagen de la Virgen que aparece en el pantocrátor de San Clemente de Tahull, en Lérida, sostiene un cáliz que refulge, aunque no lo toca directamente, sino a través del manto, detalle que simboliza lo sagrado del objeto. Creemos que la valiosa antigüedad que se conserva en Valencia es, además, el origen de las leyendas franco-germánicas sobre el Santo Grial. El Perceval describe la copa y San Juan de la Peña».

Presente y pasado.

La copa fue entregada en 1399 a Martín el Humano, rey de Aragón, que la tuvo en el palacio real de la Alfajería de Zaragoza y, más tarde, en el Real de Barcelona. Esta posesión se menciona en el inventario de sus bienes (Manuscrito 136 de Martín el Humano. Archivo de la Corona de Aragón). En 1424 fue trasladada a Valencia por Alfonso V el Magnánimo, y con motivo de la estancia del monarca en Nápoles, entregada junto a otras reliquias regias a la catedral en 1437, donde es venerada durante siglos. Durante la Guerra de la Independencia, entre 1809 y 1813, fue protegida de los invasores franceses en Palma de Mallorca. Finalmente en 1916 se instala en la antigua Sala Capitular, rebautizada como Capilla del Santo Cáliz.

Su exposición pública, fuera del relicario de la catedral, ha hecho posible que se divulgara su valor, aunque en opinión de Jorge Rodríguez «todavía hay muchos prejuicios al respecto, por no hablar de algunas «revelaciones» del cine que se toman como verdades.

Este experto espera que el Congreso celebrado en Valencia sea el comienzo de algo importante, y que los estudios no se detengan para convencer a los incrédulos. «Cada vez somos más los que pensamos que el Santo Grial no es el objeto más buscado de la historia. En realidad, sabemos dónde está».

Extraído de Hoy

viernes, 21 de noviembre de 2008

Vida...

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!»
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!»
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

De "Cuaderno de Nueva York" 1998
José Hierro

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Secuencian el primer genoma de un animal ya extinguido, el mamut lanudo.

Investigadores de la Universidad del Estado de Pensilvania en Estados Unidos han presentado la primera secuencia del genoma de un animal extinguido, el mamut lanoso, una especie extinguida de elefante que estaba adaptada a vivir en el ambiente frío del hemisferio norte. Los científicos, que presentan su trabajo en la revista 'Nature', han secuenciado 4.000 millones de bases de ADN utilizando avanzados instrumentos de secuenciación y un nuevo método para leer el ADN antiguo.

Los científicos creen que de este elevado número de bases de ADN, sólo 3.300 pueden ser atribuidas al mamut lanudo y el resto podrían pertenecer a otros organismos del ambiente, como bacterias y hongos, que han contaminado la muestra.

Para distinguir entre el ADN propio y ajeno del animal extinguido los investigadores han comparado la muestra con el genoma del elefante africano, que en la actualidad secuencian investigadores del Instituto Broad del Instituto Tecnológico de Massachusetts y Harvard. Los científicos esperan que cuando se finalice la secuenciación del elefante africano se pueda realizar una evaluación final de la cantidad total de genoma del mamut lanudo se ha secuenciado.

Los investigadores secuenciaron el genoma nuclear del mamut utilizando ADN extraído de los pelos de una momia de mamut que se había mantenido enterrada en permafrost durante 20.000 años y de la momia de un segundo mamut que tenía al menos 60.000 años. El equipo habían secuenciado ya el genoma mitocondrial del mamut lanudo, que codifica sólo 13 de los aproximadamente 20.000 genes del mamut pero que es fácil de secuenciar porque cada célula del mamut tiene muchas copias.
Los dos métodos combinados ha proporcionado nueva información sobre la evolución de tres especies conocidas de elefantes: los elefantes africanos e indios modernos y el mamut lanudo.

Los investigadores descubrieron que los mamuts lanudos se separaron en dos grupos hace dos millones de años y estos grupos se volvieron poblaciones genéticamente distintas. Los resultados apuntan a que una de estas subpoblaciones se extinguió hace unos 45.000 años mientras que la otra sobrevivió hasta la última edad de hielo, hace unos 10.000 años. Además, los datos muestran que los mamuts lanudos están más asociados a los elefantes modernos de lo que se creía hasta el momento.

Según explica Webb Miller, uno de los directores del estudio, "nuestros datos sugieren que los mamuts y los elefantes modernos se separaron hace unos seis millones de años, alrededor del mismo momento en el que lo hicieron los humanos y los chimpancés". Stephan C. Shuster, codirector del trabajo, aclara que sin embargo, a diferencia de humanos y chimpancés que evolucionaron relativamente rápido en dos especies distintas, mamuts y elefantes evolucionaron a un ritmo más gradual.

La investigación muestra además que los mamuts lanudos tenían una baja diversidad genética. "Descubrimos que los mamuts lanudos individuales eran tan similares genéticamente entre sí que podrían haber sido especialmente susceptibles de desaparecer por una enfermedad, un cambio en el clima o por los humanos", señala Schuster.

Los investigadores utilizarán los datos para investigar entre otros muchos aspectos las características únicas de los mamuts lanudos y por qué se extinguieron. "Esta es en realidad la primera vez que podemos estudiar un animal extinto en el mismo detalle que los que viven en nuestro tiempo", añade el investigador.

Schuster espera que lo aprendido del genoma del mamut sea útil para proteger a otras especies de la extinción. "Además, al descifrar este genoma podríamos, en teoría, generar datos que un día ayudaran a otros investigadores a devolver a la vida al mamut lanudo al insertar secuencias de ADN únicas del mamut en el genoma del elefante moderno".

Extraído de La Razón

martes, 18 de noviembre de 2008

La familia nuclear más vieja del mundo.

El antropólogo francés Claude Lévi-Strauss aseguraba que el origen de la familia estaba en el matrimonio y lo definió como un grupo formado por dos esposos y por los hijos nacidos de su unión que se mantiene unido por lazos legales, económicos y religiosos. Como es obvio, se refería a la familia en la sociedad occidental moderna. Para encontrar el origen de la estructura familiar hay que remontarse varios milenios. El hallazgo, en 2005, de varias sepulturas múltiples pertenecientes al Neolítico superior en Eulau (Alemania) puede suponer para la Antropología un gran paso adelante en la datación de la primera familia.

Una investigación, publicada en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y desarrollada en ese yacimiento, ha demostrado, por primera vez mediante técnicas genéticas, el parentesco de un grupo de personas enterradas juntas hace 4.600 años. «Tenemos pruebas indirectas de estructuras familiares a partir del Mesolítico, hace 8.500 años, y probablemente también las hay anteriores», asegura Gonzalo Ruiz Zapatero, director del Departamento de Prehistoria de la Facultad de Geografía e Historia en la Universidad Complutense de Madrid, «sin embargo, esta investigación supone la prueba de genética molecular más antigua que prueba la existencia de la familia nuclear», es decir aquella formada por padres e hijos, sin incluir abuelos, tíos o primos.

Los investigadores encontraron en total 13 individuos separados en tumbas múltiples. Una de ellas, contenía los restos de un hombre adulto, de entre 40 y 60 años, una mujer, de alrededor de 40 años y dos niños de cuatro y de ocho años. Parecía lógico pensar que formaban una familia, pero el buen estado de la mayoría de los cuerpos permitió a los científicos realizar un análisis del ADN presente en sus huesos y dientes para probarlo.

«Los lazos genéticos entre los dos adultos y los dos niños enterrados juntos demuestran la presencia de la familia nuclear clásica en un contexto prehistórico en Europa central», afirma Wolfgang Haak, autor principal de la investigación y profesor de la Universidad de Adelaida (Australia). «Su unidad en la sepultura sugiere una unidad también en vida, pero no establece a la familia como un modelo universal ni como la institución más antigua de las comunidades humanas».

El yacimiento tiene un estado de conservación tan bueno, que los investigadores han podido reconstruir los acontecimientos que precedieron a la muerte de las familias allí enterradas con un enorme detalle. «Medimos los isótopos de estroncio de su dientes para tener una idea de dónde pasaron su juventud los individuos», cuenta Hylke de Jong, de la Universidad de Bristol. «Por ello sabemos que las mujeres se alimentaban en diferente lugar que los hombres y los niños». Eso facilitaba el intercambio de genes entre poblaciones distintas y favorecía la diversidad genética del grupo.

Los investigadores lograron averiguar que todos ellos murieron tras una fuerte oleada de violencia. El cuerpo de uno de los varones adultos presentaba varias fracturas en el cráneo y signos de haber sido atacado por hachas y armas de piedra en su espalda. Además, tiene varias fracturas en los antebrazos y en las manos que dan idea de que intentó defenderse. La mujer alberga un proyectil de piedra entre sus vértebras. Los niños debieron ser tarea más fácil, ya que no demuestran tanta brutalidad.

Los científicos señalan en su relato de los hechos la ausencia en todas las sepulturas de adultos jóvenes y de adolescentes. El gran cuidado que se puso en el entierro sugiere que los supervivientes debieron regresar al lugar de la matanza para enterrar a sus muertos, escriben en su trabajo.

Muchas de las sepulturas presentaban a los cadáveres enterrados cara a cara o con los brazos entrelazados, lo que también sugiere fuertes lazos familiares en vida. Es posible que en la familia occidental moderna presentada por Lévi-Strauss la religión y la institución del matrimonio se hayan erigido en figuras importantes para la estructura familiar. Pero, según demuestra esta investigación, la unión y el apego familiar no necesitan de una cosa ni de la otra. Al menos, no hace casi 5.000 años, en el Neolítico superior.
Extraído de El Mundo

lunes, 17 de noviembre de 2008

El románico según Peridis.

El arquitecto y dibujante llega al tomo 30 de la 'Enciclopedia', impulsada por la Fundación Santa María la Real, en la que participan 500 investigadores.

La vida de José María Pérez González, Peridis, transcurre entre dos trazos. Los finos y etéreos que imprime a sus viñetas y el gordo, pesado, de la piedra que asienta una de sus obsesiones: el arte románico. Todos los días dedica unos minutos a dibujar las cuitas de la vida política nacional y un tiempo a recuperar los restos de un arte secular y algo maltratado por el desprecio y los expolios. Así ha logrado completar, liderando un equipo de 500 investigadores, 30 volúmenes de la Enciclopedia del románico en la península Ibérica, editados por la Fundación Santa María la Real, que él fundó y preside. Casi el ecuador de una obra total de 72 en los que se emplearán 25 años de labor. La tarea de una vida.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, podría ser el lema de Peridis para muchas cosas. Y el de Miguel Ángel García Guinea, eterno profesor, sabio del románico que ha dirigido junto a él esta obra monumental, también. La obsesión empezó en la infancia en el caso del primero: "Cuando de niños jugábamos en el monasterio de Aguilar de Campoo -el que luego daría nombre a la fundación- y pateábamos el claustro donde había un cartel que ponía "Prohibido el paso". Quizá por un impulso del inconsciente, se le metió en la cabeza tirar esa barrera, convertir los cotos vedados en algo accesible.

"El románico es una seña de identidad", asegura el impulsor de un proyecto que se presenta hoy en la sede del Instituto Cervantes. "Es un arte que unifica Europa, desde Oslo hasta el Mediterráneo. Todo el territorio está marcado por él", comenta. Sellada por los arcos de medio punto, la arquitectura de muro y bóveda que mira siempre a Roma, Europa fue adquiriendo un rostro entre el equilibrio de sus piedras. Y dentro del continente, tres países cuentan con el patrimonio más rico: Italia, Francia y España. Por ahí se fueron esparciendo sus implantadores: las órdenes de Cluny y los benedictinos.

"San Benito de Nursia organizó nuestra vida. Nos obligó a madrugar, a dedicar tantas horas al trabajo, a la comida y al descanso. Ordenó nuestra vida hasta hoy", afirma Peridis. Sus seguidores continúan, junto a los cistercienses, todo un método y una cultura que vertebra el continente: "Implantan la eficiencia del cultivo, la despensa, los horarios, las bibliotecas...".

Construyen iglesias, monasterios y puentes, y contagian un estilo para la arquitectura civil. "En España existen más de 9.000 testimonios románicos. De ellos, unos 4.000 están en Cataluña, la región con más riqueza románica. Le siguen Castilla y León, La Rioja, Navarra, Asturias, Cantabria, Galicia, Madrid, Castilla-La Mancha y toda la franja norte, el mapa que queda tras la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212".

Una huella que deja su paso fundamental en la iconografía y el alma europea durante 250 años aproximadamente. "Del 1020 en adelante, más o menos". Un arte que hoy requiere una tarea heroica de restauración del patrimonio que la Fundación Santa María la Real también ha abordado con escuelas taller.

Es fundamental no destruir más de lo que se ha perdido. "Aproximadamente un 30% de lo que había. Podrían existir unos 12.000 testimonios en España". El resto quedó destruido, cuando no vendido o robado por el expolio. "Los principales males del románico han sido la quema de iglesias en bienes inmuebles durante la guerra y el expolio en el mobiliario. Erik el Belga hizo varias incursiones por aquí", comenta Peridis.

Además de alguna cosa tan patética como folclórica: "La venta de monumentos a magnates estadounidenses. William Randolph Hearst compró el monasterio de Sacromenia (Segovia) y la iglesia de Fuentidueña". Total, para que la primera quedara abandonada en un muelle de Nueva York y acabara en California como un sitio pintoresco donde celebrar bodas y bautizos. De escándalo.

La Enciclopedia es un paso fundamental en la estrategia de esta ofensiva de recuperación. La obra es un trabajo científico, pero también de divulgación. Realiza un inventario, pueblo a pueblo, de absolutamente todos los restos románicos en cada región. "Hemos querido ponerlo en valor para que vuelva a recuperar vida. Se trata de investigarlo, restaurarlo y llevar a cabo un proyecto de animación cultural. Darle contenido, utilizarlo, además de para la liturgia, para exposiciones, conciertos", asegura el arquitecto. "El románico es un arte enclavado en el paisaje. La pureza de sus volúmenes cuadra perfectamente en el espacio donde se asienta". Es un arte para el campo y los pueblos, en contraposición al gótico, que es completamente urbano. Eso lo convierte en un potencial para buscadores con mochila y vara de caminante. Una fuente sutil de riqueza en la época dorada del turismo rural.Por no hablar de lo que ha supuesto de inspiración para las vanguardias. "Podemos verlo a través de los ojos de Picasso; muchas de sus figuras, de sus formas, son completamente románicas", afirma Peridis. Además de un curioso precedente del cómic: "En las esculturas de los capiteles, de los pórticos, los maestros cuentan cada historia bíblica y juegan con motivos eróticos muy explícitos. Son obras maestras, buscan el juego a través de la luz y la sombra". En ellos se esconden todo tipo de monstruos, arpías, brujas, dragones, santos, ángeles, demonios y condenados que se arrojan a las llamas del infierno tras excesos orgiásticos. "Todo un avance del expresionismo", apunta Peridis.

Extraído de El País

Hallan unos pendientes de 2.300 años en la excavación de la necrópolis de un poblado en Jumilla.

Los trabajos de excavación que se están llevando a cabo en la necrópolis del poblado desde el pasado jueves, en el conjunto arqueológico de Coimbra del Barranco Ancho, situado en el término municipal de Jumilla, han permitido el hallazgo de unos pendientes con forma de racimo y con una antigþedad de 2. 300 años.

En concreto, dichos trabajos se han centrado en el sector nororiental de la Necrópolis, buscando el límite de la misma en ese sector, según informó el Consistorio en un comunicado.

Y es que, los trabajos son la continuación de los iniciados el pasado año dentro del Proyecto de Investigación sobre el Mundo Ibérico de la Comarca 'Iberos Murcia', que se desarrolla gracias al convenio firmado entre el equipo de investigación de Coimbra del Barranco Ancho y la Fundación Adendia, con la que colabora la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Jumilla.

La zona donde se está excavando se fecha a lo largo del siglo IV a. C. , según se deduce de las cerámicas griegas que aparecen en el ajuar de las tumbas.

En este sentido, entre los materiales hallados en los ajuares de las sepulturas excavadas en la presente campaña destacan varios pendientes, dos de ellos en forma de racimos de uva, lo que eleva la tradición vinícola jumillana a una antigþedad de 2. 300 años; dato corroborado por el hallazgo de pepitas de vitis vinífera en el poblado de Coimbra del Barranco Ancho.

El conjunto arqueológico de Coimbra del Barranco Ancho es uno de los complejos "más importantes e interesantes" de la cultura ibérica, al contar con un extenso poblado, tres necrópolis, un santuario dedicado a Tanit y un poblado del Bronce final con su correspondiente necrópolis.

Los trabajos en el conjunto se iniciaron en 1977, y se ha revelado como un yacimiento paradigmático para el estudio de la cultura ibérica, pues ha aportado piezas como el Pilar-Estela de los Jinetes de Coimbra del Barranco Ancho, de interés equiparable a la Dama de Elche.

Además, la importancia del yacimiento se incrementará con los resultados de las investigaciones en curso, como por ejemplo las precisiones sobre las cerámicas áticas que, según el Ayuntamiento, permitirá el estudio de los materiales, "con lo que los resultados del proyecto de investigación tendrán relevancia no solo a nivel nacional, sino internacional".

Coimbra del Barranco Ancho es, en la actualidad, el único proyecto de investigación de la cultura ibérica en la Región de Murcia, aunque su continuidad es incierta después de 32 años de investigaciones.

Extraído de ABC

viernes, 14 de noviembre de 2008

La pelvis que cambia la historia humana.

Una pelvis de mujer puede dar la vuelta a lo que se sabía, o se creía saber, de nuestros antepasados. El fósil fue localizado en el año 2000 en la región de Gona, en la colvulsa región Afar de Etiopía. Perteneció a una hembra de 'Homo erectus', la primera especie que muchos consideran humana y vivió hace entre 1,8 millones y 160.000 años.

Los investigadores revelan hoy, en la revista 'Science', que el tamaño del cerebro del feto era más grande que el de los homininos anteriores, como el 'Homo habilis', y que los 'H. erectus' no fueron tan esbeltos como se les imaginaba, una tesis que ya en 1994 defendieron los paleontólogos españoles de Atapuerca (Burgos)y ahora parece confirmarse.

Es decir, que no hubo una adaptación a un clima tropical ni a la necesidad de una mayor resistencia para correr, que facilitan unas piernas más largas. Más bien, parece que eran rechonchos, anchos y bajos, muy parecidos a los 'H. heildebergensis' de hace 800.000 años encontrados en los yacimientos de Atapuerca, y antepasados de los neandertales.

Han tenido que pasar varios años para que finalmente viera la luz el análisis de la pelvis y una vértebra lumbar encontrada en Gona, en un área desértica que en el Pleistoceno era un pantano próximo a una pradera. Todo un acontecimiento, habida cuenta de los escasos retos de este ancestro humano que han salido a la luz hasta ahora.

Los paleontólogos norteamericanos, dirigidos por Scott W. Simpson, de la Universidad de Cleveland (EE. UU.), han reconstruido en alta resolución las partes que faltaban en la pelvis para concluir que su canal para el parto era más grande de lo que previamente se pensaba hasta ahora.

El investigador español Manuel Domínguez-Rodrigo, de la Universidad Complutense, que ha trabajado con el equipo que encontró la pelvis en Etiopía, afirma que este fósil «demuestra que las hembras de esta especie no podían acomodar fetos de un 40% o un 50% del tamaño de los cerebros adultos, por lo que el inicio del proceso de un desarrollo lento y prolongado, como es el del humano actual, se retrotrae a hace 1,5 millones de años».

Eso no quiere decir que las crías fueran indefensas durante tanto tiempo como los niños de nuestra especie, puesto que su cerebro ya era bastante grande pero si indica que su desarrollo era más lento que el de los chimpancés y otros primates". Según el estudio, era un 30% mayor de lo que se pensaba antes de este hallazgo.

Otro rasgo importante de la pelvis es su acetábulo, el hueco en la pelvis en el que se coloca la cabeza del fémur. El fósil indica que era más pequeño que lo que se creía y eso quiere decir que la homínida en cuestión media únicamente entre 1,2 y 1,46 metros, muy lejos del 1,8 que se atribuía a sus congéneres varones.

Hay que recordar que las estimaciones anteriores se basaban principalmente en los fósiles del 'H. erectus' del famoso Niño de Turkana, unos restos de un varón de unos 11 años encontrados en Kenia en 1985. Fue el estudio de esos huesos lo que determinó el aspecto de la especie. Todas las teorías se construyeron sobre la apariencia de ese cuerpo larguirucho y ágil.

La tesis de Atapuerca.

Algunas voces, sin embargo, ya habían discrepado de esa interpretación, entre ellas las del equipo de Atapuerca, que encontró en 1994 una pelvis de 'H. heilderbergensis', bautizada como 'Elvis', que no cuadraba con la reconstrucción del Niño de Turkana porque era más ancha.

Juan Luis Arsuaga, codirector del proyecto Atapuerca, que fue quien encontró esta pelvis, estaba ayer satisfecho de que este trabajo confirme su tesis: "Desde hace 14 años ya venimos defendiendo en todos los foros internacionalse que todo el modelo de evolución humana estaba mal hecho, que la anchura del cuerpo no varió hasta la aparición del 'Homo sapiens' y que la reconstrucción del 'Niño de Turkana' estaba equivocada y la estrechez de su pelvis no era tal porque no era una adaptación al clima. Por ello los neandertales también eran corpulentos", argumenta el paleontólogo.

En la misma línea se manifiesta otro de los codirectores, José María Bermúdez de Castro: "Con el Niño de Turkana se equivocaron los cálculos, se pensó su desarrollo como si éste fuera un humano moderno que sigue creciendo, y bastante, hasta los 18 años, pero el 'erectus' a los los 12 años ya casi había cesado su desarrollo y nunca llegaría a medir 1,8 metros".

Bermúdez de Castro también cree que estos antepasados humanos, que habitaron el planeta hace 1,8 millones de años, nacían "más espabildados" que los bebés de hoy".

Domínguez Rodrigo pone otro asunto sobre la mesa: el dimorfismo sexual (diferencia del tamaño de hembras y machos) que podría reflejar esta neuva pelvis. El paleontólogo considera que, si realmente el Niño de Turkana llegó a ser alto, ello significaría que habría habido dos tipos de hembras. Unas habrían sido esbeltas y adaptadas a medios tropicales y otras de estatura más baja y más adaptadas a climas templados o fríos.

"Una segunda opción es que lo que ahora llamamos 'Homo erectus' realmente sean dos especies diferentes. La anatomía del Niño de Turkana muestra una adaptación tropical, preparada para una carrera de fondo, que no se documenta en la hembra de la nueva pelvis", afirma este experto.

Es decir, en su opinión, el nuevo estudio no rebate la idea de que el 'erectus' no fuera alto y ágil para correr, sino que es otra especie aún por determinar. Desde su punto de vista, "ningún paleontólogo puede refutar que 'Homo erectus' fuera un homínido adaptado al medio tropical, con dimorfismo sexual [diferencias entre hembras y machos] reducido y adaptado a la caerra de fondo para su supervivencia".

Todo ello viene a decir que aún nos queda mucho por saber de nuestro pasado y que las interpretaciones pueden ser muy diferentes porque aún faltan muchas piezas del 'puzzle' de la evolución humana.
.
Extraído de El Mundo

jueves, 13 de noviembre de 2008

Crowded House (en directo)

Crowded House es uno de esos grupos por los que no pasan ni los años, ni las arrugas, ni las modas. Sus canciones siguen tan frescas como cuando sonaban en las radios esas de actualidad. No obstante, en algunas emisoras selectas los siguen poniendo con frecuencia.
.......................................................................
“Don't dream it's over”


“It's only natural”


“Fall at your feet”

Una expedición hispano-libanesa descubre un importante cementerio fenicio en Tiro.

Un importante cementerio que se remonta a la época fenicia y que podría ayudar a comprender mejor esa civilización ha sido descubierto por una misión hispano-libanesa en Tiro, ciudad costera de Líbano, según han anunciado los responsables de las excavaciones.

"Este hallazgo representa la fuente de información más importante de la que disponemos hasta el momento para desvelar los misterios de la historia de los fenicios en Oriente", ha explicado Ali Badaoui, arqueólogo y responsable de las ruinas de Tiro en el Ministerio de Cultura libanés.

Según las primeras estimaciones, el cementerio, hallado intacto a la entrada de la ciudad, podría pertenecer a una época comprendida entre los siglos IX y VII antes de Cristo.

"La importancia de este cementerio radica en su ubicación en una de las principales ciudades fenicias", ha afirmado María Aubet, profesora de arqueología y jefa de misión de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que ha realizado las excavaciones junto a sus colegas libaneses.

Según Badaoui, más de 60 grandes tumbas de 50 centímetros de profundidad y cerradas herméticamente han sido encontradas en el lugar, esparcidas a lo largo de una superficie de alrededor de 300 metros cuadrados, y con huesos calcinados en su interior.
"La tradición entre los fenicios era quemar los cadáveres y los huesos de los difuntos", ha explicado Aubet.

Otras 40 tumbas, más pequeñas, han sido encontradas completamente vacías. "Para los fenicios, se trataba de un ritual simbólico que consistía en enterrar juntos cuerpo y el alma", ha subrayado Badaoui. Así, las grandes tumbas contenían los huesos, mientras que las pequeñas encerraban el alma de los fallecidos.

Badoui también ha dicho que "los huesos nos permitirán conocer detalles del régimen alimenticio y el nivel social de quienes fueron enterrados aquí".

El sitio fue realmente descubierto en 1997 pero hasta ahora no ha podido comprenderse su trascendencia. Los últimos trabajos de excavación, iniciados hace cuatro años y medio, tuvieron que ser interrumpidos en 2006 a causa de la guerra entre Hizbulá e Israel. Un conflicto que devastó el sur de Líbano.Los fenicios eran un pueblo antiguo de navegantes y comerciantes. Tiro era la principal ciudad-estado del territorio fenicio, que correspondía más o menos al actual Líbano. Byblos, Sidonia y Berytos (hoy Beirut) figuraban asimismo en el catálogo de grandes poblaciones fenicias.
.
Extraído de El Mundo

Descubiertas en Bolivia las huellas de dinosaurio más antiguas de Sudamérica.

Dos paleontólogos argentinos han confirmado que las huellas de dinosaurio descubiertas hace meses en el sur de Bolivia por dos campesinos y que tienen más de 144 millones de años, son las más antiguas de Sudamérica.

El especialista Sebastián Apesteguía informó de que el hallazgo consiste en unas 300 huellas de dinosaurio de más de 144 millones de años de antigüedad, que se encuentran en el municipio de Icla, en el departamento de Chuquisaca.

"Hemos tenido la suerte de hallar la localidad con las huellas más antiguas del continente, cuya data duplica a todas las demás conocidas", aseguró Apesteguía. El paleontólogo argentino, acompañado de su compatriota Pablo Ariel Gallina, permanecieron 10 días desde el pasado 31 de octubre realizando estudios en la zona.

"Tenemos un dinosaurio de tipo herbívoro que camina junto a sus crías, un dinosaurio carnívoro y otro acorazado que podría ser un anquilosaurio o un ceratopsio", señaló el investigador.

Sin embargo, comentó que el próximo mes, tras continuar con sus trabajos en Argentina, "se sabrá a ciencia cierta qué tipo de animales fueron los que dejaron sus huellas en ese sector".

"Estamos empezando a registrar una nueva fauna de dinosaurios desconocida que hasta ahora no se había registrado en Bolivia", afirmó el científico.Para Apesteguía, otro dato interesante es que las huellas del adulto están junto a las de sus crías, lo que "significa que hay un comportamiento de manada y protección y eso es importante a la hora de analizar el hallazgo".
.
Extraído de El Mundo

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Russian Red ( en Los Conciertos de Radio 3)

Os presento Russian Red, a una cantante que se ha hecho a sí misma. El nombre lo ha tomado de su marca de pintalabios, según cuenta en alguna entrevista. La fama la ha conseguido gracias a canales de internet del tipo My Space, donde empezó, o Youtube. El éxito se lo dará, sin duda, su estilo propio y su voz peculiar.
......................................................................
“Cigarettes”


.......................................................................
“Fantasia”

Descubierta al sur de El Cairo una pirámide con más de 4.000 años de antigüedad.

«Descubrir una pirámide te hace feliz, es increíble», decía ayer el arqueólogo Zahi Hawas, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, al pie del último hallazgo excavado por su equipo, la tumba piramidal de Seshemet, una reina de la quinta dinastía. El monumento fue localizado hace dos años, pero los expertos no empezaron a desenterrarlo hasta hace dos meses.

«Es un descubrimiento muy importante», subrayó Hawas. «Estamos acostumbrados a encontrar una tumba, o una estatua, pero hoy anunciamos el hallazgo de la pirámide de una reina», añadió. Bien es cierto que el monumento, hallado en la necrópolis de Saqara, no tiene nada que ver con las grandes pirámides de Giza, ni siquiera con la vecina pirámide escalonada del faraón Zoser, de 62,5 metros de altura. La de Sheshemet apenas debía alcanzar los 15 metros de altura y si ha pasado desapercibida hasta ahora, a pesar de formar parte de uno de los cementerios reales más estudiados de Egipto, es porque el saqueo la redujo a un montón de escombros de apenas cuatro metros de alto.

La tumba es importante porque contribuirá a conocer una época delicada del Egipto faraónico, el final del Imperio Antiguo. La reina Sesheshet vivió hace 4.300 años y su nombre ha pasado a la historia porque fue la madre del faraón Teti, fundador de la sexta dinastía, que reinó entre 2323 y 2291 antes de nuestra era. Fue una época de vacas flacas que acabó con la familia real en el exilio y el país sumido en luchas internas.

Extraído de Hoy

martes, 11 de noviembre de 2008

El palacio-santuario tartésico de Cancho Roano.

En las cercanías de la población badajocense de Zalamea de la Serena, se encuentra uno de los yacimientos tartésicos más importantes de la península ibérica: el palacio-santuario de Cancho Roano. Los trabajos arqueológicos a lo largo de veinte años han puesto al descubierto los restos de este imponente edificio, generando un interesante debate y diversas interpretaciones sobre su papel religioso, mercantil y aristocrático. Su origen se remota a los inicios del período orientalizante, en el siglo VII a. JC., cuando sobre una rústica cabaña ovalada se erigió el primer edificio, sobre éste se construyó un segundo edificio, y por último, a mediados del siglo VI a. JC., se decidió clausurarlo para edificar el ahora visible, con cimientos de gruesas piedras graníticas y sobre ellas paredes de adobes que fueron enlucidas por el exterior con arcilla roja, así como los suelos de las habitaciones, mientras que el interior fue totalmente encalado. Alrededor del edificio se realizó un profundo foso que lo separa de su entorno inmediato pero es fácilmente franqueable, conectado con un arroyo de agua permanente. Lo primero que llama la atención del visitante es la extraña ubicación elegida para construir semejante edificio, ya que presenta una clara dependencia respecto de las aguas de este arroyo, de tal forma, que su única puerta de acceso se orienta hacia este curso de agua del que dista apenas una docena de metros. Hasta ahora se desconoce con exactitud si este poblamiento extremeño se constituía como un palacio residencial, un santuario con zona dedicada a sacrificios, o un palacio-santuario. En cualquier caso, la importancia de Cancho Roano viene dada por el enorme paralelismo que tiene respecto a edificaciones similares que en ese momento se realizaban también en tierras de Fenicia, con las que se muestra sin una aparente conexión, pero bien situado en una primitiva ruta caminera sur-norte-sur que unía el Mediterráneo y las fértiles vegas del Betis con las del valle medio del Guadiana y la submeseta del Tajo. Las características externas de la arquitectura de Cancho Roano y la propia técnica constructiva presentan similitudes con edificaciones mediterráneas y orientales. Se ha hablado de un santuario tartésico por las cenizas y los materiales encontrados, se han señalado antecedentes entre los palacios-harenes neohititas del norte de Siria y también en la arquitectura de los templos etruscos. Sin duda el palacio-santuario de Cancho Roano es un caso único en nuestra geografía, con una enorme originalidad arquitectónica no exenta de un importante interés arqueológico puesto de manifiesto en numerosas publicaciones científicas.
.
Extraído de Celtiberia
.