domingo, 28 de febrero de 2010

Pompeya, ciudad (arqueológica) sin ley.

Pompeya, la ciudad romana que sepultó la ceniza del Vesubio, Patrimonio de la Humanidad protegido por la Unesco desde 1997, sigue sufriendo dos mil años después el abandono y la impericia de las autoridades. Bajo el acoso de la Camorra, que trapichea en la zona arqueológica y edifica donde le parece, la gestión de Pompeya fue entregada el verano pasado por el Gobierno a un comisario extraordinario, manager de la todopoderosa Protección Civil, dotado de atribuciones especiales.

Justificada como solución a la "grave degradación" y al "estado de riesgo" que amenaza el área, en la gestión del comisario Marcello Fiori ha primado la espectacularidad y la superficialidad sobre la calidad y la seguridad, según afirman expertos y trabajadores del campo.

"Pompeya, con 2,5 millones de visitantes y 20 millones de ingresos al año, se gestiona hoy con un estilo espectacular y populista incompatible con el tiempo, casi siempre lento e ingrato, de la arqueología", resume un funcionario del sitio que pide anonimato.

El síntoma más claro es que entre los 600 trabajadores de Pompeya reina la omertà. Sólo los sindicalistas hablan, desde fuera, con nombre y apellido. El resto no revela su identidad por temor a las represalias.

Un misterioso incidente ha sido convertido casi en asunto de Estado por la dirección. Los trabajadores denuncian que se ha intentado minimizar daños muy graves. Y esto ha hecho estallar en el sitio arqueológico una tensión latente desde hace meses.

El 14 de enero, una obra puesta en marcha a toda prisa, en turnos de siete días, según los sindicatos, para dar brillo a la inminente visita al sitio de un político (no está claro si es el presidente Giorgio Napolitano o el primer ministro Silvio Berlusconi), causó el derrumbamiento de dos muros, uno de 30 metros y otro de 20. Dos paredes de casas antiguas, según algunas fuentes decoradas con frescos, se vinieron abajo.

El sindicalista Gianfranco Cerasoli, de la UIL, explica que la obra fue decidida por el comisario Fiori y afectaba a la zona de la Vía de la Abundancia, donde se encuentran la Casa de los Castos Amantes -descubierta en 1987 y cerrada con andamios desde entonces- y la Casa de Polibio. "Colocaron una grúa muy grande sobre un terraplén frágil, y con la lluvia la grúa cayó sobre el muro que rodea la Isla de la Casa de los Castos Amantes; éste a su vez derruyó una pared contigua", explica Cerasoli.
.
Leer más en El País

sábado, 27 de febrero de 2010

Descubren 120 esqueletos en un cenote Maya.

Especialistas mexicanos han hallado 120 esqueletos con una antigüedad de hasta 1.885 años en un cenote (poza) maya, en el estado de Quintana Roo, en el caribe mexicano, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La fuente dijo que este cenote llamado Las Calaveras, de 30 metros de diámetro,”podría ser el depósito funerario de la época prehispánica mejor conservado y el de mayor concentración de esqueletos humanos del área maya”.

Hasta el momento, en su profundidad se han encontrado 120 osamentas, y se calcula que la cifra podría ascender a los 150, conforme avancen las investigaciones, agregó el Instituto en un comunicado de prensa.La arqueóloga subacuática Carmen Rojas informó de que los esqueletos datan de los años 125 y 236 de nuestra era, superando al cenote Chichén Itzá, en el vecino estado de Yucatán.

Rojas dijo que hasta antes de este hallazgo el cenote en Yucatán representaba el de mayor número de osamentas depositadas en estas pozas que los antiguos mayas usaron como depósitos funerarios.”Por las características del lugar y el número de esqueletos encontrados es probable que se encuentren por lo menos 30 más o incluso que haya hasta 200, con lo que rebasaría el número de restos humanos localizados en tierra en una de las ciudades mayas más grande del periodo Clásico (125-236 d.C.): Tikal, en Guatemala”, dijo la experta.

Desde 2007 el INAH lleva a cabo el registro sistemático de las osamentas del cenote Las Calaveras, labor en la que se cuenta con la participación de “National Geographic”. Este depósito natural de agua fue detectado en 2002, cuando un buzo alertó sobre la presencia de restos óseos.

Los restos en el cenote Las Calaveras están “en un perfecto estado de conservación, lo que permitirá el desarrollo de estudios de genética y antropológicos para conocer más a fondo a la antigua población maya que se asentó en esta región”, comentó Rojas. Explicó que estos espacios acuáticos tuvieron la función de cementerios, toda vez que algunas de las osamentas presentan tratamientos funerarios, al estar acompañadas de vasijas y animales como ofrendas.

Para los antiguos mayas los cenotes, al igual que las cuevas, representaban entradas al mundo de los muertos, llamado Xibalbá, por lo que eran usadas como cámaras funerarias naturales, agregó. Como parte de la investigación arqueológica en cuevas sumergidas de Quintana Roo, la arqueóloga comentó que desde hace más de una década el INAH estudia cuatro esqueletos con una antigüedad de entre 12.000 y 8.000 años, lo que los ubica en el periodo premaya o prehistórico.
.
Extreaído de Esencia 21

viernes, 26 de febrero de 2010

Jerusalén: Antigua muralla confirma historia bíblica.

Una arqueóloga israelí aseguró recientemente que un antiguo muro en la Jerusalén oriental confirma parte del Antiguo Testamento de la Biblia.

La Dra. Eilat Mazar dijo que encontraron fragmentos de alfarería en el sitio que ayudaron a confirmar que el muro es del siglo 10 Antes de Cristo. Eso es hace 1.000 años cuando, como dice la Biblia, Jerusalén era gobernada por el rey Salomón.

Algunos arqueólogos dicen que las historias bíblicas de los reyes David y Salomón son mitos. Pero otros como Mazar, dicen que el relato del Antiguo Testamento escrito en el Primer Libro de Reyes es verdadero.

“Es la primera vez que tenemos una puerta y una línea de fortificación de la ciudad de la época del rey Salomón”, dijo Mazar. “Esta es la sección de la muralla del siglo 10 más bellamente preservada, y todos los hallazgos que tenemos encajan muy bien con la versión bíblica”.

Una parte de la puerta y de la línea de fortificación está ubicada afuera de las murallas de la Ciudad Antigua de Jerusalén. Yace junto a lo que solía ser el antiguo Monte del Templo judío.

Hoy en día la zona alberga el Domo de la Roca musulmán y la Mezquita de Al-Aqsa.

Arqueólogos israelíes han descubierto en excavaciones realizadas junto a la ciudad antigua de Jerusalén los restos de una muralla del siglo X a.C. que podrían confirmar la descripción bíblica de los tiempos del rey Salomón.

Una sección de la muralla, de 70 metros de longitud y seis de altura, fue encontrada en una localización de nombre Ofel, entre la conocida como Ciudadela de David y la pared sur del Monte del Templo judío, coronado por la musulmana Explanada de las Mezquitas.

Desarrolladas en los últimos meses, las excavaciones forman parte de un proyecto de la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Autoridad de Antigüedades de Israel y otras instituciones, y cuenta con la financiación de mecenas estadounidenses.

Su directora, Eilat Mazar, data la muralla en base a fragmentos de vasijas descubiertos en los alrededores, que afirma son de tiempos en que reinó Salomón, el período de mayor construcción hasta ese momento en Jerusalén y cuando se levantó el Primer Templo judío, según el Antiguo Testamento.

“Esta es la primera vez que se descubre una estructura de ese período que puede tener una correlación con las descripciones de los edificios de Salomón en Jerusalén”, afirma.

“La Biblia nos cuenta que Salomón construyó -con ayuda de los fenicios, que eran excelentes constructores- el Templo y su nuevo palacio y que los rodeó con una ciudad, lo más probable es que estuviera conectada a la muralla más antigua de la Ciudad de David“, explica la directora de las excavaciones.

En el lugar se han desenterrado también una monumental caseta de vigilancia de seis metros de altura y una torre que serviría de mirador para proteger la entrada a la ciudad, que son características del estilo del Primer Templo. De este periodo son las antiguas poblaciones israelitas de Meguido o Beer Sheva, declaradas en 2005 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Para la arqueóloga, los restos de la muralla suponen una muestra adicional de la exactitud con que las sagradas escrituras describen el esplendor del período de los reyes David y Salomón.

Y cita el Primer Libro de Reyes (3:1), en el que “Salomón hizo parentesco con Faraón rey de Egipto, pues tomó a su hija y la trajo a la ciudad de David, mientras que acababa de edificar su casa, y la casa de Jehová, ylos muros de Jerusalén alrededor“.

Las investigaciones sugieren que los restos de la muralla revelan la presencia de una monarquía y que la fortaleza y forma de construcción indican un alto nivel de conocimientos de ingeniería. Los vestigios se emplazan en un punto estratégico, en lo alto del valle del Kidrón, hoy aledaño a la ciudad antigua de Jerusalén.

“Al comparar los últimos descubrimientos de las murallas y puertas de la ciudad del período del Primer Templo y los restos de vasijas encontrados en el lugar podemos asegurar con alto grado de certeza que los muros son de la ciudad construida por el rey Salomón en Jerusalén en la última parte del siglo X a.C”, afirma Mazar.

La inscripción hallada un fragmento de vasija reza: “del supervisor del pa…”, que la arqueóloga cree se refiere al “supervisor del panadero“, un oficial responsable de controlar la provisión de productos leudados a la corte real. Otros fragmentos contienen las palabras “del rey”, y también fueron encontrado sellos de cera con decenas de nombres.

El explorador británico Charles Warren describió el trazado de la torre en 1867 pero sin atribuirlo a la época del monarca conocido por adoptar decisiones justas o salomónicas.

En este contexto de difícil equilibrio cabe preguntarse si la Biblia puede servir o no de guía arqueológica, una polémica que enfrenta a dos tendencias en la arqueología israelí y especialmente peliaguda en lo que se refiere a los descubrimientos en torno al período del rey David y su hijo Salomón.

Mazar pertenece a la corriente que acepta por válido el relato de la Biblia, mientras que arqueólogos de la Universidad de Tel Aviv creen que el Pentateuco no está exento de intereses políticos de sus autores y que las monarquías de ambos reyes no eran una potencia regional como describeel texto más leído de la historia.
.
Extraído de Las Teologías

Hallan bajo Jerusalén las calles donde Jesús anduvo.

Los arqueólogos han logrado llegar al suelo original del monte Moria, donde Abraham preparó el sacrificio de su hijo Isaac y que compró el rey David para construir el templo de Jerusalén que levantaría su hijo Salomón hace unos 3.000 años. Los musulmanes no permiten que la investigación continúe en la plaza de las mezquitas.

El Muro de las Lamentaciones, uno de los lugares emblemáticos de Jerusalén, es el fragmento visible de uno de los grandes secretos arqueológicos que guarda la ciudad santa. Este espacio central de oración del judaísmo, testimonio presente del bíblico Templo de Salomón, emerge como un iceberg cuya parte subterránea es un rico yacimiento histórico en el que trabaja la mejor arqueología internacional.

Bajo los pies de los visitantes de la plaza del Muro y de sus callejuelas adyacentes, a más de 20 metros bajo tierra, discurren otras calles por las que un día transitó Jesús de Nazaret. Los arqueólogos trabajan sin descanso en el subsuelo de la ciudad, a la luz de unas lámparas que sugieren una fantástica escena de película de aventuras, y es así como han logrado llegar al suelo original del monte Moria. Y, unos metros por encima de ese suelo original, han encontrado las calles de Herodes.

SINDROME DE JERUSALÉN.
.
El Muro de las Lamentaciones atrae anualmente a miles de personas, muchas a la búsqueda de una experiencia espiritual especial. Entre los visitantes se encuentran turistas de todo el planeta, religiosos de todo tipo y también dos grupos humanos muy especiales: los visitantes que más tarde se verán afectados por el llamado síndrome de Jerusalén y los arqueólogos. El síndrome de Jerusalén es una psicosis que afecta a ciertos individuos que visitan la ciudad y el que la sufre se identifica transitoriamente con un personaje del Antiguo o del Nuevo Testamento. Sin embargo, la pasión y dedicación de aquellos que trabajan como arqueólogos en el Muro es permanente. Es más, la dedicación es plena, 24 horas al día.

La pasión por la arqueología se apoderó de Avi Salomon, arqueólogo en jefe de las excavaciones en el Muro, en la zona que en inglés se conoce como Western wall, muro occidental. “Excavar aquí es una labor que no tiene fin, tan sólo depende del presupuesto”, asegura Salomon.

UN MURO Y DOS MUNDOS.
.
Lugar sagrado para judíos y musulmanes, el Muro de las Lamentaciones es “tan sólo parte del muro occidental; una de las cuatro murallas que protegían el denominado Segundo Templo, construido bajo mandato del rey Herodes, algo más de dos mil años atrás”, explica Salomon.Fue en el año 70 de la era cristiana cuando los romanos se encargaron de destruirlo, no así la parte inferior de los muros, que sigue en pie. Dichas murallas fueron restauradas ya en el siglo VII por los musulmanes, si bien en la actualidad tan sólo son visibles apenas unas decenas de metros de la parte occidental. Se trata de la parte sur del muro occidental que protegía el templo.

Para el judaísmo el Templo de Jerusalén fue el santuario del pueblo de Israel que sustituyó al Tabernáculo que guardaba las Tablas de la Ley de Dios, la vara de Aarón y un pan de maná dentro del Arca de la Alianza. Este Templo fue levantado y destruido, nuevamente erigido y derrumbado mientras, paralelamente, su muro ha sido objeto de luchas y deseos por poseerlo.De hecho, el monte donde estaba el Templo ahora ubica la magnífica Cúpula de la Roca y la mezquita de Al Aqsa, sagradas para los musulmanes que niegan la mera existencia del Templo de Salomón.

NEGATIVA MUSULMANA.
.
“El primero que inició las excavaciones en la zona del muro fue un joven inglés de tan sólo 27 años, Charles Warren, entre los años 1867 y 1871. Su finalidad era excavar en el monte del templo, pero no recibió permiso (musulmán)”, explica Avi Salomon. Con el transcurso de los años nada ha cambiado en este sentido. Nadie ha recibido la autorización árabe para excavar en la zona de las actuales mezquitas. Únicamente es posible en los aledaños, que es donde han aparecido calles del tiempo de Herodes. “Lo interesante es que los árabes niegan la existencia del templo y yo les digo: excavemos y veamos. Y dicen: no. Creo que si se niegan es que tienen algo que ocultar”, deduce Salomon, que, pese a ser una persona religiosa, se autodefine por encima de todo como un hombre de ciencia.

Charles Warren, junto a otro británico, Charles Wilson, dejó constancia de su trabajo en textos e ilustraciones que hoy día siguen utilizando los arqueólogos. “Tras esos primeros años casi nadie se interesó por este lugar. Pero en 1967, después de la guerra de los Seis Días, eso cambió”, argumenta el arqueólogo jefe.

Tras aquel conflicto, Israel anexionó Jerusalén y el objetivo pasó a ser entonces descubrir el Muro en toda su extensión hacia el norte, aproximadamente medio kilómetro de construcción.

“Lo que sucede es que con cada piedra que se levanta salen a la luz años de historia y ese objetivo inicial se va transformando al ir encontrando otra multitud de antiguos aposentos, arcadas, puentes. Por ello decidimos abrir al público los trabajos de excavación. Nuestro objetivo ahora es llegar a dejar al descubierto todo el nivel de la época del segundo templo. Con ese fin trabajamos”, explica el arqueólogo Avi Salomon.

MONTE MORIA.
.
Para valorar correctamente el impacto emocional que suponen estas excavaciones es preciso saber que para el judaísmo todo tiene sus orígenes en el monte Moria. Allí es donde se sitúa, de acuerdo con la tradición e historia judía, la Piedra Fundamental y el inicio del mundo. Es en el citado monte donde, 3.000 años atrás, el rey Salomón, siguiendo los pasos de su padre David, erige el primer templo como un hogar para Dios. Históricamente este primer templo es casi una incógnita, en tanto que “prácticamente carecemos de información del mismo en la actualidad”, explica Michael, guía de las excavaciones.

Lo que sí se sabe es que el templo fue destruido por el pueblo babilónico 400 años más tarde, tras lo cual Herodes comenzó su gran proyecto: elevar un segundo templo, notablemente más ostentoso y ambicioso. Para ello niveló la montaña, lográndolo gracias a 10.000 trabajadores a lo largo de 10 años y construyó las cuatro murallas (entre ellas el muro occidental) como muros de contención. Los restos de los mismos son los que hoy pueden visitarse en la vertiente oeste. Lo que caracteriza a la arquitectura de Herodes es que cada fila de rocas estaba situada unos dos centímetros atrás que la inferior, con la finalidad de obtener una sensación vertiginosa al alzar la vista.
.
Extraído de Las Teologías

jueves, 25 de febrero de 2010

El arte romano revela la humillación de la mujer en aquel periodo histórico.

Esta es la tesis del experto en arqueología romana Javier Arce Martínez, quien pronuncia hoy en León la conferencia "Iconografía de las mujeres víctimas de la guerra en Roma".

Arce, que ha sido profesor del Consejo de Investigaciones Científicas y director de la Escuela Española de Arqueología en Roma, es actualmente profesor de la Universidad Charles De Gaulle, en Lille (Francia).

El profesor ha matizado que, aunque la Revolución Francesa supuso el punto de partida a la evolución de los derechos de la mujer, todavía existen sociedades "radicales" en las que, por razones religiosas principalmente, "la mujer sigue siendo un objeto sin valor social alguno, como lo era en épocas romanas".

En declaraciones a EFE, el profesor ha citado principalmente a los países islámicos, donde la mujer, por alguna intransigencia religiosa o ideológica, "está muy mal considerada y carece del papel social que debería tener".

Esta situación se demuestra desde hace siglos a través de la representación de las féminas en el arte romano, víctimas de la visión de los dominadores y objeto de violación y humillación en todas las expresiones artísticas de la época.

La columna de Marco Aurelio y multitud de relieves encontrados en Asia Menor y Roma son algunos ejemplos que recuerdan cómo en el siglo II existían mujeres prisioneras y esclavas, ha explicado el experto, natural de Zaragoza.

Javier Arce ha recordado que esa visión tampoco cambió con el cristianismo y que la reivindicación de la mujer es un fenómeno que viene mucho más tarde con la Revolución Francesa.

Precisamente en Francia, a su juicio "el país más democrático posible", la sociedad debate si se debe permitir en la calle el uso del burka a las mujeres islámicas que habitan este país, ha afirmado el profesor, vecino de Lille desde hace cuatro años.

Entre los múltiples ejemplos iconográficos que se conservan sobre esta situación, Arce ha destacado un descubierto recientemente por un equipo de investigadores en un templo de la ciudad turca de Afrodisias, donde el emperador Claudio es representado en actitud heroica violando a Britania, la figura femenina que simboliza Inglaterra.

El experto ha señalado que este descubrimiento ha causado gran impacto en la sociedad de arqueólogos y de historiadores ingleses, ya que "Inglaterra, que siempre estaba considerada como intocable durante toda la historia, fue conquistada por los romanos".
.
Extraído de ABC

Las ocho grandes chapuzas de la historia de la ciencia.

Aunque la ciencia nos ha hecho la vida mucho más segura y, sin duda, es uno de los asideros a los que la humanidad tendrá que agarrarse con todas sus fuerzas para garantizar su futuro, no deja de ser una actividad humana y, por lo tanto, por muy rígidos que sean sus métodos de trabajo, no está exenta de cometer errores. Precisamente, la confianza pública hacia la ciencia ha descendido en los últimos tiempos a causa de algunas noticias contradictorias, como la confusión que rodea a la investigación sobre el cambio climático o los problemas casi cómicos que ha tenido el Gran Colisionador de Hadrones para ponerse en funcionamiento -desde el fracaso que supuso su parón pocos días después del primer «on» en septiembre de 2008 hasta el cortocircuito provocado por una miga de pan dejada por un pájaro el pasado noviembre-. Eso por no hablar de los fraudes científicos, como el cometido por el sur coreano Hwang Woo-suk, condenado por falsear una investigación sobre clonación de embriones humanos, aunque esa es otra historia en la que la mala fe entra en escena. Como nadie es perfecto, el físico y periodista británico Michale Brooks, colaborador de la revista NewScientist y del diario Daily Telegraph, enumera algunos de los errores garrafales de los científicos a lo largo de la historia, un escenario que no estamos acostumbrados a conocer:

1- El empecinamiento de Galileo Galilei: Para demostrar ante el Papa Urbano VIII que la Tierra giraba alrededor del Sol, el sabio florentino escribió una fórmula matemática. Desgraciadamente, utilizó las mareas como base de su argumentación. Sus cálculos señalaban que debía haber una marea alta al día en lugar de dos, pero Galileo se negó a reconocer su error, ridiculizando a aquellos que apuntaban que las mareas estaban, efectivamente, influidas por la Luna. Obviamente, se equivocaba.

2- La energía de las ancas de rana: Un siglo después, pero todavía en Italia, Luigi Calvani, pionero de la electricidad, cometió un famoso error. Después de colgar una hilera de ranas en la cerca de hierro de un jardín, las piernas de los animales comenzaron a temblar. Sorprendido, Calvani dedujo rápidamente una nueva teoría de la «electricidad animal», afirmando que el tejido biológico genera su propia corriente. Sin embargo,la contracción muscular experimentada por las extremidades de los batracios había sido provocada al tocarlas Galvani con unas tijeras metálicas durante una tormenta eléctrica.

3- Un trago de vómito negro: A principios del siglo XIX, el doctor Stubbins Ffirth estaba convencido de que la fiebre amarilla disminuía en invierno porque era fruto del calor y el estrés, y que no era contagiosa. Estaba tan convencido de sus teorías que decidió beber vómito negro directamente de la boca de un enfermo. Logró sobrevivir, pero no porque la fiebre amarilla no sea contagiosa, sino porque el virus tiene que ser transmitido directamente al torrente sanguíneo. En realidad, tuvo mucha suerte.

4- Los rayos X, un absurdo: Corría el año 1896 cuando el matemático y físico británico Lord Kelvin, que había ya había dimitido como presidente de la Royal Society de Londres, declaraba que los recientes informes de los rayos X «eran tan absurdos que, sin lugar a dudas, debían de ser un engaño». Tuvo que tragarse sus palabras. Ese mismo año, después de ver la evidencia por sí mismo, Kelvin dio marcha atrás e incluso aceptó ver su mano a través de los rayos. Rectificar es de sabios.

5- ¿Malos consejos para Einstein?: En 1917, antes de publicar su famosa teoría de la relatividad, Albert Einstein preguntó a un grupo de astrónomos si el universo estaba en expansión. Necesitaba saberlo porque sus ecuaciones describían un universo que podría estar creciendo o menguando. Los astrónomos le contestaron que nada de eso, que estaba estable, así que Einstein introdujo en sus cálculos una «constante cosmológica». Una década más tarde, Edwin Hubble descubrió que el Universo está en expansión.

Einsten llamó a la inserción de esta constate su «mayor error», pero lo cierto es que no lo fue tanto. Recientes descubrimientos sobre la naturaleza del tiempo y del espacio muestran que sí necesitamos una constante cosmológica después de todo.

6- La teoría fundamental del universo: En 1921, el astrónomo Sir Arthur Eddington descubrió una serie de coincidencias en algunas cifras relacionadas con la cosmología, y se dedicó a demostrar que esto era una pista que podría conducir a una teoría fundamental del universo. La teoría se desmontó fácilmente cuando otro colega vio que uno de los números no era correcto.

7- Una sonda se estrella por confundir los metros con los pies: En 1999, la sonda de la NASA Mars Climate Orbiter se encontró misteriosamente 60 kilómetros más ceca del Planeta Rojo de lo esperado. El supuesto enigma no fue provocado por un viaje en el espacio-tiempo, más nos hubiera gustado, sino porque los responsables de la nave no se entendieron. Los científicos de la NASA habían estado trabajando en metros y centímetros, mientras que los ingenieros de la multinacional Lockheed Martín, que suministraban el software de navegación, lo hacían en pies y pulgadas. El resultado es que, incapaces de alcanzar una órbita estable, la nave se precipitó sobre la superficie de Marte. Un garrafal fallo de principiante.

8- Un virus que sí es infeccioso: Biólogos franceses de la Universidad del Mediterráneo en Marsella anunciaron en 2003 que habían descubierto el virus más grande del mundo, el «Mimivirus», treinta veces más grande que los rinovirus que provocan un resfriado y prácticamente indestructible. Se anunció que el virus no podía infectar a los seres humanos, pero un año más tarde, uno de los técnicos de laboratorio enfermó de neumonía inducida por mimivirus. El virus era nuevo para la ciencia, pero no para el ser humano: el 10% de los enfermos de mimivirus tienen anticuerpos en su sangre.
.
Extraído de ABC

miércoles, 24 de febrero de 2010

América fue descubierta por navegantes minoicos.

“Los minoicos descubrieron América 3.700 años antes que Colón”. Es la teoría con la que el escritor británico y ex comandante de la Royal Navy Gavin Menzies nos sorprende en un libro que aparecerá próximamente.

¿Qué cultura explotó hace 4.200 años las minas de cobre en frontera entre Canadá y Estados Unidos y cómo es posible que se hayan encontrado trazas de nicotina en el antiguo Egipto? La solución a uno de los “grandes misterios” de la arqueología puede estar en el próximo libro de Gavin Menzies, que sostiene que los cretenses fueron los primeros que lograron cruzar el Atlántico y poner un pie en América, 3.700 años antes que Cristóbal Colón.

Este autor británico, que también escribe en el Wall Street Journal, ya causó revuelo hace ocho años con su primer libro “1421: El año en que China descubrió América”, que vendió más de un millón de copias en 130 países y donde afirmaba que un que almirante chino había llegado a América 71 años antes que Colón.

Ahora resulta que también los minoicos navegaron hasta América. “Podemos hacer estimaciones precisas de la longitud, anchura y diseño de los barcos y por lo tanto calcular su capacidad de navegación marítima”, explica Menzies. Cuenta para ello con las descripciones de los barcos en los frescos minoicos y la información obtenida de los restos del pecio de Uluburun, hallado en 1982 frente a las costas de Turquía y datado en torno al año 1.305 a. C.

El siguiente as en la manga que se guarda el autor es una muestra de ADN. Y es que cree tener pruebas de que los minoicos llevaron a América un gen poco común que comparten los indígenas estadounidenses que viven junto al Lago Superior, cerca de la frontera entre Canadá y Estados Unidos, precisamente donde se encontraron los ricos depósitos de cobre y miles de herramientas de bronce. De hecho la investigación científica se basa en probar que la pureza del cobre de esta zona del lago coincide con las muestras del encontrado en el Uluburun.

La tercera prueba con las que Menzies sustenta su teoría son los restos de plantas endémicas de América en otras culturas: los rastros de nicotina hallados en momias antiguas en Egipto y los granos de maíz grabados en algunos templos (el tabaco y el maíz era desconocidos en la región). “Los navegantes egipcios no eran capaces de poner en riesgo sus frágiles barcos -dice Menzies. Sólo los minoicos, con quienes mantuvieron relaciones comerciales, podrían hacer viajes al extranjero”.

Sin embargo, si los minoicos fueron los portadores del tabaco de América a Egipto, ¿no debería haber rastros también en Creta?. ” Un insecto que está directamente relacionado con el tabaco se encontró enterrado en ceniza volcánica de alrededor del 1.450 a.C. en la casa de un comerciante de Akrotiri en Thera. Se llama Lasioderma Serricorne y es endémico de América. Y no olvidemos que el tabaco aún no estaba extendido en Europa en el año 1.450 a.C.”, sostiene el autor.

La obra de Menzies no ha visto aún la luz pero ya se están escuchando las primeras opiniones de la comunidad científica respecto a tan llamativa teoría, tanto a favor como en contra.

”No hay ninguna prueba de la exploración o explotación de aquellos yacimientos minerales por otros que no sean indios americanos”, dice Susan Martin, profesora de arqueología de la Universidad de Michigan que ha estudiado el entorno del Lago Superior.

“Es teóricamente posible que los minoicos llegaran a Estados Unidos”, dice John Bennett, un experto en arqueología minoica en la Universidad de Sheffield. “Sin embargo los barcos eran demasiado pequeños para llevar suficiente suministro para un viaje tan largo”.

En el mismo sentido se mueve Cemal Pulak, profesor asociado de la Texas A & M University, que dirigió la excavación de Uluburum. “No sería viable un proyecto tan ambicioso. A pesar de que los barcos eran robustos, la cubierta tenía que ser capaz de resistir las tormentas y el fuerte oleaje”, y añade que el cobre del pecio de Uluburum es de Chipre.

Pero también hay quien se suma a la tesis del autor británico. Como el profesor emérito de la Universidad de Oregón Carl Johansen, que apoya la nueva teoría y dice que está “convencido de que los minoicos no fueron ni los primeros ni los únicos que lograron cruzar el Atlántico y el Océano Pacífico.

La polémica está servida.
.
Extarído de La túnica de Neso
y foto de TA NEA

Nuevas pruebas contra la mentira de Veleia.

Pieza número 11.429 de la colección de grafitos 'excepcionales' del yacimiento alavés de Iruña Veleia. Con este número está clasificada una cerámica con forma de abanico. Aparentemente es una más de las centenares que, según los ex responsables del yacimiento -los arqueólogos Eliseo Gil e Idoia Filloy-, demuestran que en la vieja ciudad romana hubo allá por el siglo III una escuela regentada por un preceptor egipcio, donde los niños aprendían latín, lenguaje jeroglífico y realizaban los primeros dibujos de temática cristiana. En este fantástico relato encaja perfectamente un trozo de 'sigillata' lleno de nombres de dioses romanos. Sin embargo, el 'abanico' es mucho más que una relación de deidades.

A juicio de los grafólogos contratados por la Diputación, la pieza 11.429 es fundamental para probar la falsedad de los grafitos. De hecho le dedican once páginas de su nuevo informe, en manos diciembre del Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria desde diciembre. Según los peritos, parte de las inscripciones están escritas después de reconstruir la cerámica con pegamento, un argumento fundamental para probar la mentira de Veleia.

Los expertos calígrafos estudiaban la letras de este grafito y las comparaban con las de la réplica de una letrina construida en 2004 por el propio Gil cuando, gracias al microscopio, se percataron del pegamento. De entrada, la presencia de esta sustancia carece de importancia porque su uso en Arqueología es habitual para componer los vestigios de la Antigüedad que casi siempre se descubren fragmentados. Lo que no es normal es que parte de las inscripciones estén escritas después de pegada la cerámica. Según los grafólogos, el 'abanico' se rompió mientras era grafiteado debido a la presión.

Es más, sitúan «el punto de fractura» en la letra 'C' de la palabra 'VULCANO'. Este inconveniente no impidió al grabador continuar con su tarea después de unir la pieza con una cola transparente. «Parte de la inscripción ha sido realizada tras su previa rotura producida por la acción misma de la inscripción», anota el informe. Y detalla cómo al grabar 'BACO' una línea más abajo, se desvía la trayectoria porque la 'B' choca con el pegamento. Lo mismo ocurre con 'STIA'.

Por si fuera poco, los peritos consideran que el 93% de las letras de esta cerámica coinciden plenamente con las letras de la moderna letrina. ¿Quién hizo los grafitos de esta caja de madera utilizada para recrear de forma lúdica el mundo romano? Eliseo Gil ha admitido la autoría de estos dibujos ante la jueza y negado la de las letras. Sin embargo, varios testigos han declarado que toda la decoración es obra del ex director del yacimiento.
.
El estudio del 'abanico' forma parte del tercer informe grafológico aportado por la Diputación alavesa al Juzgado número 1 de Vitoria para argumentar la doble querella que presentó, hace ya casi un año. En ella acusa a los arqueólogos Eliseo Gil y Óscar Escribano de un posible delito de atentado contra el patrimonio. Además, señala a Gil y al supuesto físico nuclear Rubén Cerdán, coordinador de las analíticas de los hallazgos, por presunta estafa, ya que cobraron de las arcas forales unos 12.000 euros por unas pruebas al laboratorio CEA-CNRS de Francia que no se hicieron.

La Administración foral espera que el nuevo estudio permita a la Justicia adoptar una resolución. Y es que el 'caso Veleia' se encuentra en punto muerto. Después de tomar declaración a los tres acusados, la jueza instructora pidió a la Fiscalía en noviembre pasado que informara sobre la continuidad o no del procedimiento. De momento, no hay respuesta.
.
Gil se defiende.
.
Frente al criterio general de la comisión de expertos que, en noviembre de 2008, calificó de falsos los hallazgos, Eliseo Gil sigue defendiendo su autenticidad con otros estudios, algunos elaborados por la propia Idoia Filloy. Uno de los últimos -titulado 'Sobre los peritajes grafológicos de Iruña-Veleia'- está realizado por la doctora Roslyn M. Frank, profesora emérita de la Universidad de Iowa (EE UU), a base de fotos, ya que no ha tenido acceso a las piezas ni a la letrina. Otro, firmado por el doctor en Arqueología y especialista en vasco-iberismo Luis Silgo, se limita a 'traducir' el contenido de los piezas escritas en euskera. El abogado de Gil aseguró ayer a una radio que presentará informes grafológicos que demostraran que la mano que grabó la letrina no coincide con la de los grafitos.
.
Extraído de El Correo

martes, 23 de febrero de 2010

Documental intenta revelar enigma de Nazca.

El National Geographic Channel emitirá un reportaje en que pondrá al descubierto que las líneas de Nazca tienen significado religioso.
.
Descifrar el significado de los extraños dibujos esculpidos en la tierra del desierto de Nazca (Perú), uno de los grandes misterios de la humanidad, es el cometido de “El secreto de las líneas de Nazca”, un documental de National Geographic Channel.

El documental, que recurre al hallazgo reciente de un cadáver decapitado y enterrado ceremoniosamente, parte de la teoría de que en un entorno tan hostil, los habitantes prehistóricos tenían que realizar actos realmente impresionantes para adorar y congraciarse con sus deidades.

Junto a la tumba, hallada por la especialista en arqueología precolombina Christina Conlee, se encontró también una jarra de cerámica en cuya parte inferior se dibujaba una cabeza -un símbolo recurrente en la cultura de Nazca- de la que brotaba un árbol con diferentes ramas.

“Puede ser un símbolo de fertilidad y también la idea de que necesitas una cabeza para ir a la otra vida si no tienes tu cabeza real. Creo que se trata de un ritual relacionado con el sacrificio, con la fertilidad para traer agua a la región que es muy seca", explica Conlee en una entrevista a EFE.

“Creo que durante mucho tiempo, la gente ha estudiado las líneas en sí mismas, pero en los últimos veinte años, los arqueólogos hemos buscado en la propia cultura Nazca, ahora se trata de entender a las personas que hicieron las líneas”, agrega la arqueóloga.

El documental, que recurre a la tecnología más avanzada para realizar un mapa de las líneas, retoma la localización de la tumba y el acto ceremonial que ésta simboliza para esbozar una conclusión: que las líneas de Nazca eran en realidad templos al aire libre que los habitantes prehistóricos usaban para rezar.

Las Líneas de Nazca, unos 15,000 dibujos, fueron descubiertas a finales de la década de 1920 -cuando empezaron a funcionar los vuelos comerciales entre Lima y la ciudad sureña de Arequipa- y son atribuidas a los pueblos preincaicos que habitaron las zonas costeras al sur de la capital de Perú entre los siglos III a.C. y VII d.C.

En casi 50 kilómetros de longitud y 15 de ancho, están ubicados los dibujos y figuras conocidos como las “líneas de Nazca”, consideradas por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Las líneas abarcan hasta cuatro pampas: Palpa, Ingenio, Nazca y Socos, localizadas entre los kilómetros 419 y 465 de la carretera Panamericana Sur.
.
Extraído de Pa-digital

Descubren templo de Ehécatl de la antigua México-Tenochtitlan.

Los restos de un templo circular de la antigua México-Tenochtitlan, que de acuerdo con el plano reconstructivo del centro ceremonial mexica, podría ser el más importante dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl, dios del viento, fue descubierto por especialistas del INAH, atrás de la Catedral Metropolitana.

'Por su ubicación y cercanía con el Templo Mayor del recinto sagrado, concuerda con lo asentado en la representación hecha por el arqueólogo y arquitecto Ignacio Marquina en 1960, según el cual en estas inmediaciones, a espaldas de la Catedral Metropolitana, se encontraba el templo más importante dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl.

'La trascendencia del hallazgo consiste en que, poco a poco, el dato arqueológico va confirmando o corrigiendo la documentación histórica sobre lo que fue el recinto sagrado de México-Tenochtitlan', señaló Raúl Barrera Rodríguez, responsable del Programa de Arqueología Urbana (PAU), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Agregó que ese recinto se extendía por aproximadamente un cuadrángulo de 500 metros.

El descubrimiento se registró en un predio de la calle de Guatemala número 16, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, como resultado de más de dos meses de trabajo arqueológico por parte de expertos del PAU.

Allí han salido a la luz los vestigios de lo que fuera la parte posterior de una plataforma prehispánica de dos cuerpos y que debió medir en su conjunto cerca de 32 metros de longitud; así como de un templo circular adosado, cuyo diámetro oscilaría en los 14 metros.

La edificación presenta dos etapas constructivas y por sus características arquitectónicas corresponden a la Etapa VI del Templo Mayor (1486 d.C.-1502 d.C.), época de auge del imperio azteca bajo el dominio de Ahuízotl.

Mientras que los pisos superiores refieren a la Etapa VII (1502 d.C.-1521 d.C.), aquella que vieron los conquistadores españoles a su llegada.

'A diferencia de la maqueta hecha por Marquina, la excavación nos hace deducir que el templo debió estar más cerca del Templo Mayor, pero en general el dato arqueológico coincide con el plano reconstructivo del centro ceremonial mexica realizado por el maestro, aledaño al sur con la cancha del juego de pelota', puntualizó Barrera Rodríguez.

El arqueólogo responsable del PAU destacó que se trata, sin duda, de los indicios de una de las edificaciones más importantes del antiguo centro ceremonial tenochca; pues todo indica que el basamento prehispánico, con su templo circular, estaba dirigido al Templo Mayor, concretamente hacia el lado del adoratorio a Tláloc.

Lo anterior -dijo-, tiene sentido si se considera que Ehécatl-Quetzalcóatl, era el dios mexica del viento, elemento que precede a la lluvia, esta última representada por Tláloc, divinidad del agua y del rayo.

De ahí que la pirámide consagrada a Ehécatl-Quetzalcóatl, conocida como la 'Casa del viento', tuviera una forma peculiar: su fachada era de planta cuadrangular, mientras que su parte posterior, de planta circular, servía para sustentar un templo de forma cilíndrica cubierto por un techo de paja a manera de un gran cono.

De acuerdo con los relatos de los conquistadores, la decoración de este templo consistía en la figura de una serpiente emplumada (el nombre de la deidad), cuyas fauces abiertas constituían el acceso mismo a su adoratorio.

'A pesar de que en el recinto sagrado de Tenochtitlan había varios templos y altares dedicados a Ehécatl, tenemos el ejemplo de la Pirámide de Pino Suárez y restos de otro en el subsuelo de la Catedral Metropolitana, éste que se acaba de descubrir debió ser el más representativo', anotó Barrera.

La exploración, abundó, en el interior del también denominado Edificio Escalerillas (nombre anterior de la calle de Guatemala), se dio en respuesta a la intención de su propietario para llevar a cabo una obra de carácter civil, por lo que previamente se procedió al salvamento arqueológico.

Derivado del trabajo arqueológico también se hallaron algunos fragmentos de esculturas mexicas que fueron reutilizadas a mediados del siglo XVI, ya en la época colonial, para la construcción de las casas de los conquistadores, particularmente para la morada de Juan Engel, uno de los primeros fundadores de la Nueva España.

Los trozos de esculturas pertenecen a la parte inferior de una representación de Miquixtli (una diosa mexica de la muerte), concretamente a un faldón con figuras de cráneos.

En la base de esta pieza tallada en piedra verde se encuentra una imagen de la deidad terrestre, Tlaltecuhtli, con un quincunce (jeroglífico que señala los rumbos de universo).

El resto de los fragmentos corresponden a una almena en forma de biznaga y a un pie con sandalia de una escultura antropomorfa.

Por su parte, el arqueólogo Israel Fuentes Martínez, encargado del análisis de los materiales cerámicos, explicó que además se han encontrado tiestos novohispanos, así como de porcelana china y mayólica.

Bajo las capas de cerámica colonial se han encontrado también restos de pisos prehispánicos enlajados, además de tepalcates de cerámica denominada Rojo Texcoco, sahumadores y platos Azteca III (época de auge), y en menor cantidad Azteca IV y V (periodos correspondientes a la decadencia del imperio mexica y del contacto español).

Raúl Barrera expresó que la intervención oportuna del PAU permitirá definir las características del proyecto de obra civil que se llevará a cabo en Guatemala 16; luego de la entrega de un informe completo sobre la excavación al Consejo de Arqueología del INAH.
.

Extraído de Informador

lunes, 22 de febrero de 2010

Mitos de los orígenes en Mesoamérica.

Los mitos, en cuanto relatos fundacionales, tienen una amplia gama de presencias y resonancias en el contexto del todo social de una cultura. Conservan, así, estrecha relación con la visión del mundo, creencias y prácticas religiosas, concepción del propio ser histórico, cómputos calendáricos, valores morales, aprecio o rechazo ante determinados aconteceres y realidades. Tal es, de modo muy especial, el caso de los que cabe llamar mitos de los orígenes, es decir, de aquellos que versan sobre la creación, aparición o restauración del mundo, los cuerpos celestes, los seres humanos, los animales, las plantas y aquello que en particular constituye el sustento de hombres y mujeres. En Mesoamérica hay mitos de los orígenes que pueden identificarse como existentes en varias o aun en todas sus subáreas culturales y en distintos periodos de su evolución. También los hay que sólo aparecen en determinados tiempos y ámbitos espaciales.

.

Un ejemplo de los primeros lo ofrece el mito del redescubrimiento del maíz. Elementos principales del mismo son la búsqueda del maíz por una o varias hormigas o algún otro animal; su conservación en el interior de un monte; los intentos de abrirlo para obtener el cereal buscado, así como la forma en que, al fin, gracias a un rayo que partió el monte, se logró su redescubrimiento para beneficio y sustento de los humanos. Este mito se conserva en un texto en náhuatl que puede tenerse como “lectura” de un códice: la Leyenda de los Soles. De ella se expresa que fue puesta por escrito en 1558. Relatos parecidos se obtuvieron entre indígenas tzeltales de Chiapas por la lingüista Mariana Slocum en 1964, y por Leonhard Schultze-Jena entre los pipiles de Izalco, en El Salvador, en 1935. Como lo ha mostrado Eric Thompson, este mito tiene versiones paralelas entre los kekchís, mames, quichés, cakchiqueles, pokomchís y mopanes.

.

En cambio, hay mitos, como el del origen de los seres humanos, que se presenta de formas distintas en diferentes lugares de Mesoamérica. En el caso de los nahuas, fue Quetzalcóatl quien, tras rescatar los huesos de generaciones anteriores conservados en el Mictlan, la región de los muertos, les comunicó la vida en Tamoanchan sangrándose el pene. En cambio, entre los mixtecos, los humanos proceden del árbol de Apoala. A su vez, entre los mayaquichés, los dioses dieron forma a los hombres en la presente edad cósmica con masa de maíz. Más allá de las diferencias subyace, sin embargo, una cierta unidad en los procesos. De ello da testimonio, por ejemplo, el que en náhuatl se llame al maíz tonacáyotl, vocablo que se deriva de to-naca, “nuestra carne”.

.

Leer artículo completo en Arqueomex

viernes, 19 de febrero de 2010

Las manos de los primeros homo sapiens de la Cornisa.

Las pinturas que los primeros homo sapiens hicieron hace miles de años en las grutas de la Cornisa Cantábrica pasaron su particular examen cuando el comité mundial de la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a 17 de estas cuevas (nueve de ellas en Cantabria). Al borde del río Pas, a su paso por Puente Viesgo, se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante al menos los últimos 150.000 años. Entre esas cuevas, cinco de ellas con manifestaciones rupestres paleolíticas, destaca la de El Castillo, descubierta por H. Alcalde del Río en 1903 y objeto de numerosos trabajos arqueológicos cuyos resultados son referentes científicos para la comprensión del desarrollo y comportamiento humano durante la Prehistoria en el sudoeste de Europa. Las manos pintadas de los primeros homo sapiens es una particularidad del arte rupestre de esta cavidad.

Su depósito estratigráfico, de unos 20 metros de potencia situado en la zona exterior a modo de abrigo, contiene evidencias de ocupación humana. Gracias a su registro arqueológico es posible tener un conocimiento de las condiciones ambientales, de la flora y fauna, de la anatomía humana, del desarrollo tecnológico, de las actividades económicas y del comportamiento social y simbólico de los últimos 150.000 años. Del Homo neandertal y del Homo sapiens, de periodos glaciares e interglaciares, de fauna fría y fauna templada, de la organización de la caza, de la planificación en la explotación y uso de los recursos naturales, de los procesos técnicos del trabajo del hueso, piedra y asta, de los adornos como elementos decorativos y de uso social, de los soportes decorados como formas de expresión artística y de cohesión social, y de un largo etcétera hablan sus sedimentos y los materiales que en ellos se albergan.

El interior de la cavidad contiene uno de los conjuntos más singulares e importantes de la Prehistoria de Europa, un referente para la Historia. Sus más de 275 figuras, todas ellas correspondientes a los albores de la presencia del Homo sapiens en Europa, representan un paseo subterráneo por los orígenes del pensamiento simbólico, la mente abstracta y la expresión artística. Las paredes de los casi 275 metros que el visitante recorre, y en los cuales se encuentran repartidas la mayor parte de las representaciones, ejemplifican las técnicas, los temas y los recursos gráficos que los artistas del Paleolítico superior (36.000-10.000 a.C.) utilizaron para expresar una parte de su mentalidad. Caballos, bisontes, ciervas, uros, ciervos, cabras, un mamut, etc, forman el elenco figurativo animal, un bestiario variado que representa una parte de los animales que cohabitaron con el hombre. Las referencias a la figura humana son numerosas pero abreviadas, expresadas mediante la mano, un motivo especial en esta cueva debido a su elevado número, más de 50.

Los signos, formas geométricas o abstracciones, son abundantes. Destacan las llamadas nubes de puntos y las formas rectangulares, muchas de ellas complejas en su composición debido a las segmentaciones y rellenos internos.

Dibujos y pinturas rojas, negras y amarillas (cuyo colorante se aplicó mediante diferentes soluciones: pincel, dedo, aerógrafo, etc.), grabados (en sus diferentes versiones atendiendo a las características de los surcos) y al menos dos esculturas simples asociadas a pintura muestran un diverso elenco técnico.
.
Extraído de El Diario Montañés

jueves, 18 de febrero de 2010

'Apartheid' en el paraíso.

Una antología de la poesía medieval recuerda una diversidad lingüística que coexistía con la segregación racial.
.
"No es lo mismo tolerancia que convivencia". Lo dice Carlos Alvar, catedrático de Literatura Medieval y premio Nacional de Traducción en 1981. Junto al poeta Jenaro Talens, colega suyo en la Universidad de Ginebra, Alvar acaba de publicar Locus amoenus (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores), una monumental antología de la poesía lírica que se escribió en la península Ibérica durante la Edad Media. Mil doscientas páginas bilingües para un océano de poemas en ocho lenguas: latín, árabe, hebreo, mozárabe, provenzal, galaico-portugués, castellano y catalán. El vasco quedó fuera porque su poesía escrita es posterior o, de existir, se ha perdido.

Una selección así, en la que el mismo tema aparece desarrollado por autores de diferentes tradiciones o en la que un mismo poeta escribe en dos lenguas distintas, ¿es una muestra de la diversidad cultural de ese territorio que terminaría siendo España? Alvar es claro: "Sí". ¿Y un ejemplo de convivencia? "No". ¿Qué hay entonces de aquel "lugar apacible", por traducir el título de la antología, en el que supuestamente convivían cristianos, árabes y judíos? "Los que profesaban una religión en un territorio dominado por otra sólo eran tolerados en unos límites que hoy nos parecerían inaceptables", explica el antólogo en su casa de Madrid. "Por ejemplo, tenían que vestir de forma distinta y no podían vivir en las mismas zonas. Hablamos de tolerancia porque, para lo que era la Edad Media, ya es bastante que no los mataran". No obstante, al tiempo que describe un apartheid en toda regla, Alvar matiza: cuando le toca pintar la época con brocha gorda presenta medio lleno el vaso de las tres culturas. "No seré yo quien destruya el mito si eso contribuye a la paz en el mundo", dice con ironía.

Más amigo aún de la verdad que de su adorado Medievo, este experto en el ciclo artúrico sitúa el origen del mito de la convivencia en la idea romántica que se tiene de la corte científica de Alfonso X el Sabio: "Allí se hicieron muchas traducciones pero no había una escuela de traductores. Se proyecta una idea de escuela con un árabe, un judío y un cristiano y no era así. En las propias Partidas de Alfonso X se prohíben los matrimonio mixtos". La intolerancia, además, no era exclusiva de los cristianos. En el siglo XII, los almohades lo arrasaron todo, incluida Córdoba, que tenía la mejor biblioteca de Europa, con medio millón de volúmenes.

Así pues, una antología como Locus amoenus, que recoge la obra de autores como Jorge Manrique, Gil Vicente, Ausiàs March, Ibn Suhayd o Don Denís de Portugal es fruto de una sociedad más promiscua en su cultura que en sus leyes. El propio rey sabio componía sus crónicas en castellano y sus poemas en galaico-portugués. Y en su corte había poetas "capaces incluso de hacer un poema en cinco lenguas distintas, con dos versos en cada una".
Y luego, o en primer lugar, estaba la música. La mayoría de los poemas medievales se compusieron para ser cantados. La letra venía después. ¿Dominaban cada idioma? Carlos Alvar responde con otra pregunta. "¿Cuánta gente que no sabe ni papa de inglés sabe hoy canciones en inglés?".

Con todo, la transfusión poética no era nada superficial. Muchos autores conocían bien las tradiciones vecinas. Así, el marqués de Santillana estaba al día de la poesía catalana y el judío Moshé Ibn Ezra escribió sus poemas en hebreo y el resto de su obra en árabe. Los judíos, de hecho, seguían el modelo marcado por los musulmanes. Cualquier judío culto conocía perfectamente el árabe, que tenía una mayor tradición literaria y filosófica. El hebreo se reservaba para la religión. "El antagonismo actual entre ambas culturas", apunta el profesor Alvar, "es resultado de la creación del Estado de Israel, antes no existía, todo lo contrario".

La música, además, contribuyó al uso político de la poesía. "Una melodía pegadiza era el vehículo perfecto para la burla y para crear opinión", dice Alvar. "Eso llega hasta nosotros. Durante la Guerra Civil, a una misma música cada bando le ponía una letra distinta". Por supuesto, la imitación mandaba sobre la expresión. La originalidad es un invento muy posterior. "Aunque si hay una tradición moderna de poesía impersonal, cercana a Lautréamont, es la del Cancionero", apunta Jenaro Talens. "El siglo XV es lo más parecido a nosotros".

El Occidente medieval, recuerdan los antólogos, formaba una unidad cultural. La idea de pertenecer a un reino determinado, "ese primer nacionalismo", es del siglo XVI. "En el siglo XII, en Islandia se leían traducidos los mismos libros que en Toledo, Florencia y Núremberg. Las universidades de toda Europa usaban los mismos textos".

Además, las lenguas no estaban tan definidas como ahora y cada autor escogía la que mejor le venía para expresar sus ideas. Eso sin olvidar que entre las lenguas románicas había una relación más fluida que hoy, en que, según Talens, "la política entra donde no toca". Por lo demás, Al Ándalus fue el modelo literario para toda la Península hasta el siglo X. "Luego", apunta el mismo, "se fue optando por el castellano como lengua más neutra: servía para evitar el tinte confesional del latín (de los cristianos), el árabe (de los musulmanes) y el hebreo (de los judíos)". Al final, la pérdida paulatina del latín, la política y "la mal llamada Reconquista" impusieron las fronteras y el monocultivo cultural. Y hasta hoy.
.
Extraído de El País

Las claves genéticas de la 'cuna' de la Humanidad.

Durante años las investigaciones de genética humana han provocado un enorme sesgo en las bases de datos a favor de las poblaciones de origen europeo. De todos los genomas completos que se han publicado hasta la fecha sólo uno de ellos es de África, el lugar donde habitaba el ancestro común y desde el que el ser humano colonizó el resto del planeta. Ahora, una investigación dirigida por científicos de la Universidad de Penn State (EEUU) ha demostrado hasta qué punto estaba equivocado el camino científico seguido por los estudios genéticos.

El estudio ha analizado la secuencia de ADN de cuatro bosquimanos de la etnia Khoisán y un miembro de los Bantú, para lo que se ha prestado voluntario el arzobispo y Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu. Los investigadores han identificado 1,3 millones de variantes genéticas desconocidas hasta la fecha. Con la secuenciación de los dos europeos, tres asiáticos y un africano secuenciados hasta ahora sólo se habían documentado entre 3 y 4 millones de variantes.

"La variación genética humana es vital para determinar el riesgo de padecer una enfermedad que tiene un individuo o la capacidad que tiene para responder a un determinado fármaco", explica la coautora del trabajo Vanessa M. Hayes, de la Universidad de New South Wales en Australia.

"Hay que recordar que la genómica humana está llegando a ser una fuente de conocimiento médico real y muy poderosa que podría alcanzar su punto álgido en 2010", asegura el autor principal del trabajo, Stephan C. Schuster, científico de Penn State y líder del grupo que descifró el genoma del mamut hace algunos meses.
.
Los últimos cazadores-recolectores.
.
Schuster seleccionó a cuatro representantes de la etnia Khoisán, una población de bosquimanos que habita en Namibia, por ser el único grupo que aún mantiene el tipo de vida cazador-recolector que tenían los primeros seres humanos.

Además, ha evolucionado sin interrupción desde la separación del ancestro, algo que no han hecho las poblaciones europeas o asiáticas que pasaron por un cuello de botella genético cuando unos pocos individuos se expandieron por el hemisferio norte. "Hay más diferencias genéticas entre dos bosquimanos que entre un europeo y un asiático", compara Hayes.

"Estas características permiten a los científicos estudiar no sólo las aplicaciones médicas sino también las adaptaciones al modo de vida", explica Tomás Marqués Bonet, investigador del Departamento de Ciencias Genómicas de la Universidad de Washington y del Instituto Médico Howard Hughes.

La investigación detalla un perfecto ejemplo de este tipo de mutaciones relacionadas con el modo de vida. Los individuos analizados no poseen el gen que permite fabricar la enzima que digiere la lactosa. Como es lógico los cazadores-recolectores no consumían leche, porque no explotaban ganado. Algo que sí comenzaron a hacer los humanos con el inicio de la agricultura y la ganadería. Por ello ese gen y la capacidad de digerir la leche sí se encuentra en las poblaciones europeas o asiáticas.
.
Extraído de El Mundo

Las raíces románticas de la antropología cultural.

Las culturas particulares frente al universalismo racionalista. Herder apreciaba las culturas no porque fueran expresiones de valores universales, sino porque tenían valores particulares y eran completamente diferentes entre sí. Los seres humanos necesitan pertenecer a un grupo. Nada más lejos del ideal de Herder que el cosmopolita sin raíces. En su visión de la historia humana el pluralismo cultural es radical: todas las culturas tiene validez ante el juicio de la historia, aunque sus valores últimos sean inconmensurables entre sí. Cada cultura local tiene su propia visión del mundo y su propia verdad. La antigua máxima cosmopolita de una sola verdad y muy diversos errores se invirtió. Lo que muestran las culturas son diversas verdades y un solo error, es decir, el uniformismo de la industrialización. Para luchar contra el error hay que pertenecer a una cultura local, defender su propia verdad e identidad. En el cosmopolitismo ilustrado Robinson Crusoe era el paradigma. Un individuo que en una isla solitaria reconstruye su mundo.
.
En el romanticismo, las culturas locales son el paradigma. Colectividades fuertemente identificadas con su propia verdad que se enfrentan al error cosmopolita. Si así es, la idea de un estado ideal de la humanidad es una incoherencia. Lo único posible son las verdades parciales. Herder planteó por primera vez el problema y la antropología cien años después trató de resolverlo empíricamente.
.
Extraído de La Vanguardia

miércoles, 17 de febrero de 2010

Así era el dormitorio de un neandertal.

Numerosos científicos, entre los que se encuentran el reconocido antropólogo Eudard Carbonell, avalan la teoría de que los neandertales eran mucho más sofisticados e inteligentes de lo que se creía. Un nuevo estudio viene a aportar un dato más que confirma esta hipótesis. Los neandertales distribuían el espacio de sus viviendas y reservaban el más protegido y caliente como uso exclusivo para domir y descansar: su propio dormitorio. Hasta ahora, este tipo de habitaciones sólo habían podido ser documentadas en lugares utilizados por la especie Homo sapiens.

La investigación ha sido realizada por científicos del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (PHES) y aparece publicada en la revista Current Anthropology. Los expertos sugieren que los grupos neandertales que vivieron en el Abric Romaní (Capellades, Barcelona) hace 55.000 años tenían una habitación reservada al descanso, de manera similar a cómo lo hacen actualmente las sociedades cazadoras recolectoras. El cuarto, de unos diez o quince metros cuadrados, estaba situado en la zona más interna y protegida. En él cabían unos seis u ocho individuos. Ahí no se hacía más que dormir. Queda claro que no se trababaja, ya que no existe presencia de industria lítica -no hay señales de confección de instrumentos ni fósiles de fauna-, ni se cocinaba. Sin embargo, sí se ha detectado la presencia de consumo de «snacks» a partir de las sobras de una anterior comida, como los más glotones se llevan una galleta o una chocolatina a la cama.

Distinta forma de hacer fuego.

El hallazgo «es un hecho poco contrastado en especies anteriores en el registro mundial y posiblemente el nivel N del Abric Romaní sea uno de los pocos casos bien documentados atribuidos a los neandertales», ha asegurado Josep Vallverdú, investigador del IPHES. Según los científicos, en el área de dormitorio se han identificado cinco estructuras de combustión ubicadas en intervalos de un metro, un patrón parecido al de las poblaciones modernas. La forma de hacer fuego en esta habitación era diferente al resto. En el cuarto las estructuras de combustión se hacen siempre encima de la anterior, generan poco residuos y muchos sedimientos quemados. En otras áreas, las fogatas se yuxtaponen lateralmente y tienen espesores importantes de residuos de combustión.
.
Extraído de ABC

El paludismo contribuyó a la muerte de Tutankamón, según un estudio de su ADN.

El faraón padecía además una enfermedad ósea.
Identificados sus familiares directos.
.
Las sombras se mueven a su alrededor pero la oscuridad nunca se desvanece del todo, dijo de Tutankamón Howard Carter, el descubridor de su tumba. Tutankamón, icono de maravilla y de misterio, revela poco a poco sus secretos. Ahora, la ciencia ha hurgado más a fondo en su maltrecho cuerpo tres veces milenario y arroja un puñado de nuevos descubrimientos, unos concluyentes y otros no tanto pues no es fácil escudriñar en el pasado de los faraones ni en los viejos corazones de las momias.

Bajo la supervisión del jefe de la arqueología egipcia, Zahi Hawass, se ha sometido a Tutankamón y a otras 15 momias, 11 de ellas acreditadas como de miembros de la familia real de la famosa XVIII Dinastía (incluidos los dos tristes fetos femeninos de su tumba), a una batería de análisis, entre ellos de ADN, que demuestran, según el estudio publicado en Journal of the American Medical Association (JAMA), que el joven faraón padecía paludismo y que ello influyó en su muerte. La investigación arroja también información sobre las relaciones de parentesco de Tutankamón, algo que, junto con las causas de su fallecimiento, forma parte de los grandes misterios de la historia del Antiguo Egipto.

Ancestry and pathology in king Tutankhamun's family es el título del artículo que firman 17 científicos encabezados -cómo no- por Hawass y que se adelanta a la presentación pública hoy de los resultados del estudio (habrá que ver cómo defiende las hipótesis más aventuradas el rais de la egiptología). La imagen que se desprende del dorado Tutankamón es la de un joven realmente hecho polvo que sufría múltiples dolencias parte de las cuales habrían conducido por acumulación "a un inflamatorio e inmuno-supresivo, y por tanto debilitador, síndrome". Un chico divino que necesitaba bastones (de los cuales se hallaron hasta 130 en su ajuar) para caminar a causa de "la necrosis de los huesos, a menudo dolorosa, causada por la enfermedad de Köhler", que se ha detectado en la momia. Añádase oligodactilia (hipofalangismo) en el pie derecho y pie deforme en el izquierdo. Según el estudio, una repentina fractura de la pierna, posiblemente causada por una caída (que ya se halló en el escaneado hace unos años de la momia), habría llevado a que la vida de Tutankamón peligrara cuando se produjo una infección por malaria. Determinados productos de uso médico hallados en la tumba apoyarían este diagnóstico. Enfin, no es raro que el chico se cayera con esos pies...

Más allá del asunto de la muerte, los científicos creen haber aclarado quiénes eran los ancestros de Tutankamón. Los análisis de ADN señalan a Yuya y Tuya, pareja cuyas momias están hace tiempo identificadas, como bisabuelos del chico; a Amenofis III, también identificado, como el abuelo, y a la momia de la "dama anciana" denominada oficialmente KV35EL (seguramente la reina Tiye) y hallada en la tumba 35 del Valle de los Reyes, como la abuela.

Más complicado es el tema de los padres. Papá de Tut sería, según los análisis de parentesco, la polémica momia hallada en la controvertida tumba 55 del Valle de los Reyes y que algunos han identificado como la de Akenatón y otros como la del enigmático faraón Smenkara, que sucedió a este (y que algunos han teorizado que pudo ser la propia Nefertiti convertida en rey a la muerte de su marido). Mientras que mamá sería KV35YL (cierto, no suena muy tierno), la otra momia femenina hallada en la tumba 35 junto a KV35L (y un tercer personaje, un chico, que vamos a obviar para no seguir liándola). ¿Y quién se esconde tras la denominación KV35YL? La estudiosa Joann Fletcher la identificó en 2003 con Nefertiti, aunque los especialistas consideran que las evidencias no son suficientes. Sin duda es una reina o princesa de la XVIII Dinastía y es probable que hoy Hawass se saque un conejo de la chistera y revele de quién, en su opinión, se trata. Quizá de una hija de Akenatón, con lo cual, tendríamos un hermoso caso de incesto y Tutankamón sería hijo de su padre y su propia hermana (recuérdese que se casó con otra -medio- hermana, Ankesenamón, que sería acaso además, oh, Dios, su tía; algunos la han identificado con una de las dos damas anónimas de KV21). Es cierto que Akenatón y Nefertiti tenían hijas creciditas y que Tut parece haber sido más jovencito.

Hasta ahora, la teoría más aceptada era que Tutankamón era hijo de Akenatón y una esposa secundaria, Kiya, cuyo momia no ha sido identificada. De hecho, durante un tiempo, mientras se excavaba, se abrigó la esperanza de que la última tumba descubierta hasta ahora en el Valle de los Reyes, KV63, en 2006, fuera la suya (en realidad no había nadie dentro, sólo ataúdes vacíos).

Parece que Hawass también anunciará hoy evidencias arqueológicas que probarían que Akenatón es realmente la momia de la tumba 55 (a cuyo precioso ataúd momiforme se le arrancó la cara y los cartuchos con el nombre de realeza). Todo este lío tiene, por supuesto, su explicación: el final de la XVIII Dinastía vio las convulsiones de la herejía amarniana de Akenatón, un cambio religioso radical que provocó lo que parece haber sido un verdadero cataclismo espiritual (y político) en Egipto. La vuelta a la ortodoxia llegó aparejada con una condena de Akenatón y Nefertiti, por el revuelo, y sus sepulcros y momias sufrieron de manera acorde.

Los análisis de ADN van a contribuir a arrojar luz pero hay demasiada incertidumbre -como ven- sobre la identidad de algunas de las momias de las que se han tomado muestras para que los resultados sean todo lo concluyentes que se desearía. Así que, las sombras se mueven, pero...
.
Extraído de El País

martes, 16 de febrero de 2010

Adiós a Don Carnal: el Entierro de la Sardina.

El color que ha invadido los últimos días las calles extremeñas ya deja esta tarde paso al negro. Hoy, en muchos pueblos de Extremadura, los carnavaleros dicen adiós a Don Carnal. El Entierro de la Sardina es el último acto de los Carnavales. Las viudas del señor Carnal salen a la calle para despedir al Carnaval, eso sí, sólo hasta el año que viene.

Pero... ¿nunca se han preguntado qué tiene que ver la sardina con el Carnaval? Según cuenta la leyenda se trata de una tradición que data de mediados del siglo XIX. El Carnaval, que simbolizaba la transgresión contra los valores tradicionales vigentes, daba paso enseguida a la Cuaresma y a la Semana Santa. Durante esos santos días no se podía comer carne.

Los ciudadanos, entonces, enterraban un trozo de costillar de cerdo, al que llamaban sardina, que simbolizaba la prohibición de comer.

Para otros esta tradición está relacionada con un grupo de estudiantes de Madrid. Éstos estaban reunidos en la Farmacia de San Antón y decidieron realizar un cortejo fúnebre a la sardina que representaba el ayuno y la abstinencia.

En cualquier caso dos interpretaciones que tenían como punto de origen la Semana Santa y la Cuaresma. Mañana se celebra el Miércoles de Ceniza. Una fecha a partir de la cual se comienzan a contar los días que faltan para la Semana Santa. Hace unos años estos días invitaban al recogimiento, al ayuno y a la abstinencia. El Carnaval era pues la liberación, días de exceso que auguraban las prohibiciones posteriores.
.
Goya lo reflejó en sus cuadros.
.
También hay quien piensa que la tradición del Entierro de la Sardina obedece a una especie de ritual que se realizaba en la antigüedad para lograr una abundante pesca. Esta celebración ha sido incluso recogida por pintores españoles. Francisco de Goya retrató el ritual en uno de sus cuadros: ‘El Entierro de la Sardina'. En él refleja esta tradición carnavalera, un óleo que el artista pintó a comienzos del siglo XIX.
.
Extraído de Extremadura al Día

Descubren en Jerusalén la vía principal del mosaico de Madaba.

Unas excavaciones realizadas en la ciudad vieja de Jerusalén han confirmado la existencia de una importante vía pública de hace 1.500 años que aparece descrita en el conocido mosaico de Madaba, un mapa de la ciudad del período bizantino.

El hallazgo tuvo lugar durante unas obras de rehabilitación en la ciudadela antigua llevadas a cabo por la Autoridad para el Desarrollo de Jerusalén, informa en un comunicado la Autoridad de Antigüedades de Israel, el organismo encargado de la protección de este patrimonio.

El Mapa de Madaba, un mosaico antiguo encontrado en la iglesia homónima en Jordania que data del siglo VI-VII, muestra la Jerusalén del período bizantino, en la que se puede apreciar la ciudad amurallada y las distintas entradas a la urbe.

En el mapa aparece una puerta situada al oeste de la ciudad que conducía a una única vía pública. Los arqueólogos han descubierto a lo largo de los años varios vestigios de edificios importantes de Jerusalén que aparecen descritos en ese mosaico, donde su autor plasmó con especial énfasis las iglesias que proliferaron en la urbe, que aparecen señaladas con un tejado rojo.
.
Vía comercial.
.
Uno de los santuarios cristianos que ha sobrevivido el transcurso de los años es la Iglesia del Santo Sepulcro. Sin embargo, hasta la fecha no se tenía conocimiento de la calle principal descubierta recientemente, que los arqueólogos creen que era una vía comercial del período en que la ciudad pasó del paganismo al cristianismo.

También fueron hallados grandes adoquines de piedra de más de un metro de largo y agrietados por el paso de los años, además de una cimentación, una calzada y una fila de columnas cuyo origen aún está bajo investigación. En las excavaciones fueron descubiertos numerosos objetos de orfebrería, vasijas, monedas y cinco pequeños pesos de bronce que los comerciantes empleaban para pesar metales preciosos.
.
Extraído de ABC

Crean en laboratorio las condiciones posteriores al Big Bang.

Físicos del Laboratorio Nacional de Energía de Brookhaven Nueva York han conseguido crear una especie de «sopa» de materia 250.000 veces más caliente que el centro de nuestro Sol y que reúne condiciones similares a las que se produjeron justo después del Big Bang, la gran explosión que dio origen al Universo. En 2005, los científicos sospechaban que habían alcanzado este estado de la materia, pero es la primera vez que pueden confirmar estas temperaturas infernales.


«Es la materia más caliente nunca creada en laboratorio», ha asegurado Steven Vigdor, director del laboratorio asociado de física nuclear y de partículas en el Departamento de Energía de EE.UU. La temperatura es tan caliente que puede «derretir los protones y los neutrones». El experimento se logró haciendo chocar el núcleo de partículas de oro a velocidades super rápidas, de forma que se derrían los protones. Dos chorros de núcleos de oro se aceleraron en direcciones opuestas a lo largo de la pista circular de un acelerador de partículas llamado Relativistic Heavy Ion Collider (RHIC), un hermano pequeño del europeo LHC.

A lo largo de los 3,9 kilómetros del circuito, los núcleos de oro alcanzaron una velocidad cercana a la de la luz. Cuando dos de esas partículas chocan, sus colisiones producen tanta cantidad de energía que la materia se calienta a 4 billones de grados Celsius. Estas condiciones son suficientes para para derretir los protones y neutrones hasta que sólo quedan partículas elementales llamadas quarks y gluones, según ha explicado el investigador Steven Vigdor, en una conferencia impartida en la Sociedad Americana de Física, en Washington. Los científicos creen que esta sopa de quarks y gluones llenó el Universo unos microsegundos después del Big Bang, hace casi 14.000 millones de años. Después, la materia se enfrió y condensó, formando los protones y neutrones que la forman hoy día.
.
Unos milisegundos.
.
Esta sopa de partículas fundamentales duró tan sólo unos milisegundos. Ni un suspiro. Pero el tiempo fue suficiente para que los físicos pudieron medir sus propiedades y temperatura. De forma sorprendiente, descubrieron que este estado primitivo de la materia se comporta como un líquido, aunque los expertos esperaban encontrarse con un gas.

Los físicos tendrán la oportunidad de estudiar un estado aún más caliente de la materia cuando el Gran Colisionador de Hadrones de Ginebra, que se pondrá en funcionamiento de nuevo a finales de mes, consiga funcionar a gran velocidad. La «máquina de Dios» producirá temperaturas dos o tres veces más calientes que las conseguidas por el Relativistic Heavy. Los físicos quieren entender por qué la materia se formó en sus primeros estadio. También esperan encontrar aplicaciones prácticas, como los spintronics, que tienen el objetivo de hacer más rápidos, pequeños y poderosos los dispositivos electrónicos.
.
Extraído de ABC

lunes, 15 de febrero de 2010

Las vidas del castillo de Medina.

La restauración de la fortaleza gaditana destapa sorpresas arqueológicas.
.
El castillo de Medina Sidonia (Cádiz) tuvo cuatro vidas. Las cuatro cargadas de intensidad. Su legado histórico sigue entre sus paredes y ahora está saliendo a la luz. Los trabajos arqueológicos previos al proyecto de consolidación de esta fortaleza situada en lo más alto del pueblo no dejan de deparar sorpresas y ha llenado de ilusión al equipo de expertos que coordina Manuel Montanés.

El último hallazgo se remonta a la primera de las vidas de la edificación. Se trata de un muro de unos tres metros, que permite constatar su construcción en época de la Roma republicana.

Los trabajos en este castillo arrancaron en 2005 cuando el Ayuntamiento, la Diputación, la Junta y el Gobierno central comprometieron inversiones para recuperar esta fortaleza. Esos trabajos debían servir también para estudiar su importancia histórica y excavar en partes señaladas para descubrir su riqueza arqueológica.

Estas tareas han obtenido más y mejores resultados de los inicialmente previstos. Ya en la primera fase se pudieron documentar restos arqueológicos desde la Prehistoria. También se han hallado restos fenicios. Pero esa primera vida arrancó en época romana. Los especialistas han podido comprobar que se trata de un castillum. Sus torres y contrafuertes ocupan toda la zona del actual castillo y, según lo visto, en las últimas excavaciones permaneció en uso, al menos, hasta la época musulmana.

El último hallazgo, el muro de tres metros, incide en el pasado romano del castillo. "Puede tratarse de la puerta de entrada al recinto", señala el director de las excavaciones, Manuel Montañés. Los trabajos arqueológicos incidirán en estos restos para confirmar que se trata del acceso principal y no un simple muro perimetral.

Esta primera vida del castillo terminó en el siglo XI cuando los musulmanes construyeron una nueva fortificación, aunque manteniendo por lo general la superficie que ocupó la anterior etapa.

La tercera vida se sitúa en el siglo XIV, cuando se levantó un nuevo perímetro amurallado y también nuevas edificaciones. Con el primer duque de Medina Sidonia se documenta en el siglo XV el estado ruinoso de algunas murallas.

La cuarta vida, la más reciente, devuelve al castillo al protagonismo de la Historia. En el siglo XIX Medina Sidonia acogió a las tropas napoleónicas que habían invadido la ciudad, al contrario de lo que sucedió en Cádiz o San Fernando, que sí resistieron a ese ataque.

Las excavaciones han permitido descubrir dos tesoros de más 1.000 monedas, que van a ser centro de estudio de un congreso numismático que se ha convocado en Castellón para este mismo año. Los hallazgos han permitido difundir el valor cultural y arqueológico de esta fortaleza de Medina, que la Junta quiere convertir en uno de los referentes turísticos de Andalucía. De hecho, el proyecto de restauración incluye un mirador, desde el que se puede observar gran parte de la provincia de Cádiz por su situación estratégica.

Las excavaciones arqueológicas continuarán durante un año. Unos trabajos ilusionantes por la cantidad de sorpresas que todavía pueden destaparse en el castillo.
.
Extraído de El País