jueves, 19 de septiembre de 2013

Los moriscos expulsados de Hornachos fueron los piratas de Salé.

Alcazaba de Hornachos (Badajoz), de origen islámico.
Por José Antonio Cabezas Vigara

Los Reyes Católicos publicaron un decreto, en 1502, por el que se obligaba a todos los mudéjares de España a elegir entre el bautismo forzoso o el destierro. La mayoría, como era de esperar, optaron por convertirse al cristianismo para no tener que abandonar su tierra natal. Comenzó así la complicada relación entre los cristianos viejos y los conversos.