domingo, 8 de noviembre de 2015

¿Quieres saber cómo sonaba un instrumento musical de unos 43 mil años de antigüedad?

Escucha cómo sonaba la ‘flauta neandertal’, el instrumento musical más antiguo del mundo

Imagen de la ‘flauta neandertal’
Es difícil concebir nuestras vidas sin música, pero también se nos hace complicado imaginar a un “hombre prehistórico” elaborando y haciendo sonar un instrumento musical. Quizás porque, aunque tenemos registros arqueológicos y artísticos de que musicalizaban, sabemos muy poco de sus prácticas melodiosas, de sus ritmos y de sus tiempos.

En el año 2008, en una cueva situada en el sur de Alemania llamada Hohle Fels, un equipo de la Universidad de Tubinga, dirigido por el arqueólogo Nicholas Conard, descubrió un artefacto conocido como la ‘Venus de Hohle Fels’, fechado hace aproximadamente entre 35.000 y 40.000 años. Se trata de una de las estatuillas de Venus más antiguas conocidas hasta ahora.

Sin embargo, para el asunto que estamos tratando, cabe destacar que el equipo también descubrió una flauta de hueso en esta misma cueva, y otros dos fragmentos más de flautas de marfil en otras cuevas cercanas. Las flautas se remontan, por lo menos, a unos 35.000 años y se trata de algunos de los instrumentos musicales más antiguos que se han encontrado hasta la fecha.

Años antes, en 1995, el arqueólogo Ivan Turk había descubierto en un campamento Neandertal, en Eslovenia, otro instrumento de viento que podría tener hasta 80.000 años. Y hace poco, en el año 2012, se anunció otro hallazgo de otra flauta de hueso en la Cueva Geissenklösterle, al sur de Alemania, de unos 42.000 años de antigüedad.

En este caso, el musicólogo Bob Fink ha estudiado la flauta de Hohle Fels y ha comprobado que cuenta con cuatro orificios que se corresponden con la escala Do, Re, Mi… A su vez, el músico Ljuben Dimkaroski ha elaborado una réplica de la flauta y la ha hecho sonar.

Con todo, se puede llegar a desmentir la hipótesis de que la flauta más antigua del mundo era, en realidad, un hueso mordido por una hiena y de que nuestros ancestros no cultivaban la música.

En el siguiente vídeo se puede observar la recreación de la flauta y escuchar el sonido que se le pudo sacar.


Imagen| Open Culture