jueves, 17 de diciembre de 2015

¿Cuándo se comenzó a jugar a la Lotería de Navidad?

El inicio de la Lotería de Navidad se remonta a los tiempos de las Cortes de Cádiz.

En la imagen, los cuatro muchachos del Colegio de San Vicente Ferrer que cantaron el Gordo del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad celebrado en 1936, en Valencia, rodeados de funcionarios, milicianos y carabineros armados.
El 22 de diciembre, como cada año, se celebra el sorteo de la Lotería de Navidad. Un gran número de españoles tiene ya comprado uno o más décimos y sueña con que le toque, aunque sea, un “pellizquito” para tapar las trampas de la crisis. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuándo se inició este sorteo?

Para buscar el origen de la lotería navideña nos tenemos que remontar a la segunda década del siglo XIX, más concretamente, al tiempo en el que tenía lugar las Cortes de Cádiz. El ministro de la Cámara de Indias ideó este sistema, literalmente, como “un medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes”. Así, el primer sorteo se jugó el día 18 de diciembre de 1812, hace ya más de doscientos años.

En su origen, el sorteo recibió el nombre de “Lotería Moderna”, para distinguirla de la “Lotería Primitiva” que creó el Marqués de Esquilache, el ministro de Hacienda de Carlos III, quien instauró la lotería en España al estilo de la italiana para aumentar los ingresos a las arcas públicas. Sin embargo, el 23 de diciembre de 1892, se decidió cambiar ese nombre por el de “Sorteo de Navidad” y, cinco años después, esta denominación ya aparecía impresa en los boletos.

El sorteo se celebró en Cádiz hasta 1814, cuando se decidió trasladarla a Madrid. Se puede decir que la Lotería de Navidad es uno de los frutos de la Constitución de 1812 que, como sabemos, se promulgó en la capital gaditana el 19 de marzo de ese mismo año. Con la nueva carta magna se establecieron, por primera vez en España, los cimientos de la democracia y sonaron las voces de la soberanía nacional, la división de poderes o la libertad de imprenta.

¿Ha cambiado mucho el sorteo desde entonces? Hay algunos elementos que se mantienen y otros que han cambiado. Se mantiene que los niños de San Ildefonso, desde el principio, eran los encargados de cantar los premios. Y ha cambiado que los números de los primeros sorteos iban impresos en papeles. El actual sistema de los bombos y de las bolas de madera no se implantó hasta el año 1913.

El 22 de diciembre, como cada año, las voces de los niños de San Ildefonso darán el pistoletazo de salida a la Navidad y llenarán de ilusión todos los hogares de los españoles. Y si no nos toca nada, siempre nos quedará el consuelo de jugar el día 6 de enero a La Lotería del Niño. Este sorteo se viene celebrado desde el año 1941, aunque no se cambiará el nombre por el actual hasta 1966, en conmemoración del tradicional día de la adoración al Niño de los Reyes Magos de Oriente.

Imagen| En Ateneo