miércoles, 27 de abril de 2016

Caravaggio, un genio de luces y sombras

Analizamos someramente la controvertida biografía del autor que marcó el paso del Renacimiento al Barroco: Michelangelo Merisi, Caravaggio

Imagen ‘Tañedor de laúd’ Caravaggio
Martin Scorsese filmó en 1973 la película “Malas Calles”, él mismo relata la importancia que tuvo en la fotografía de la película la obra de Caravaggio, especialmente en las escenas interiores de bar, donde la imagen es bañada por una luz roja mientras el fondo permanece oscuro, insinuando más que mostrando lo que puede estar pasando en él. Pero no es sólo Scorsese, “El Padrino” de Coppola se basa en el mismo principio, es fácil detener la película en una escena y descubrir que puede ser perfectamente un cuadro, en el que la figura protagonista está bañada en luz, mientras el fondo permanece en la sombra. Toda la fotografía y el cine del S.XX beben de Caravaggio, ha tenido que esperarse a este tiempo para que la figura de este maestro fuera devuelta al lugar que le correspondía en el mundo del arte.

Comenzar un artículo sobre Caravaggio hablando de cine no es nada extraño, pues su vida bien podría ser considerada como una película de aventuras, de hecho hay dos largometrajes basados en su vida, “Caravaggio” de 1941, dirigida por Goffredo Alessandrini y “Caravaggio”, de 1987, dirigida por Derek Jarman, y también una miniserie del año 2007,”Caravaggio. L´ombra del genio”, dirigida por Angelo Longoni. Una película de aventuras donde el protagonista es una especie de antihéroe que por desgracia acaba mal. Genio y pasión pueden ser las dos palabras que mejor definan a este pintor que llegó a lo más alto y murió joven y solo para ser relegado al olvido hasta mucho tiempo después.

Michelangelo Merisi nació un 29 de septiembre en Caravaggio, cerca de Milán de, hijo de Fermo Caravaggio, arquitecto y decorador de Francisco I de Sforza y de Lucía Aratori. Los primeros años del niño transcurren en Milán pero una epidemia de peste hace trasladarse a su familia a Caravaggio, no obstante tanto su padre como su tío mueren por la enfermedad y su madre tiene que hacer frente a grandes dificultades para que la familia salga adelante.

En 1584, con 13 años Caravaggio entra como aprendiz en el taller milanés de Simone Peterzano, pintor discípulo de Tiziano y en él permanece aprendiendo su técnica y empapándose del nuevo estilo más naturalista que está naciendo en Lombardía hasta 1595, en que decide partir a Roma.

Caravaggio  podía haber optado por quedarse ejerciendo su arte en Milán o en otra de las ciudades lombardas, pero era un joven ambicioso que quería llegar a lo más alto, y en este momento Roma era un hervidero de artistas, pues en pleno proceso Contrarreformista la Iglesia estaba empeñada en la creación de nuevos templos cuya decoración debía de ser fastuosa para impresionar al pueblo y marcarle bien así la diferencia con los herejes protestantes.

Caravaggio llegó a Roma después de un bagaje en el que conoció la obra de autores como Masaccio, Lotto, las obras de los grandes maestros venecianos, los frescos de Noccollodell´Abate en Bolonia, etc. y lo hace pobre y sólo así que no le queda otra que frecuentar los bajos fondos de Roma, realmente no los abandonaría jamás, pues entre otras cosas de ahí extraería a los modelos para sus pinturas, lo que le valió admiración y críticas, e incluso muchas veces que se rechazara sus obras.

Los primeros trabajos de Caravaggio son de temática profana (Muchacho mordido pon un Lagarto, Concierto de Jóvenes…), consigue trabajo en el taller de un pintor que le permite hacer trabajos menores, pero pronto lo abandona y tiene la fortuna de caer bajo la protección del cardenal Dei Monte, lo que le posibilita la realización de sus primeras pinturas religiosas. De esta época datan también los primeros problemas de Caravaggio con la justicia.

Serán características constantes de su vida y su obra, la rebeldía, la búsqueda que una visión novedosa y de una nueva manera de hacer arte más cercana al pueblo, el escándalo y la disposición viva a meterse siempre en problemas y peleas.

Entre 1600 y 1604 recibirá dos grandes encargos que marcarán la cima de su arte, El Martirio y la Vocación de San Mateo para la iglesia de san Luis de los Francesesy La Crucifixión de San Pedro y la Conversión de Pablo para la iglesia de Santa María del Popolo, la concepción de las obras y la manera de pintarlas totalmente novedosas supusieron un escándalo, para bien o para mal Caravaggio estaba en la boca de toda Roma. Su pintura “La muerte de la Virgen” también constituye un escándalo, pues se rumorea que el artista utilizó como modelo a una prostituta embarazada ahogada en el Tíber.

Caravaggio cuenta con muchos enemigos, pero también con muchos protectores importantes que consiguen librarle siempre de sus problemas con la justicia. En 1604 provoca una pelea en un albergue, más tarde es sospechoso de la muerte de un sargento de la policía, es encarcelado y torturado pero finalmente sale libre. Pero en 1606, mata a una persona llamada Tommansoni, al que acusa de hacer trampa en un juego de pelota. El mismo está herido sus protectores o están fuera de la ciudad o se desentienden por lo que tiene que huir, ya que esta vez su condena será la muerte.

Es el principio de un periplo que lo lleva lejos de una Roma a la que no regresará jamás aunque sea lo que más ansíe, para ello necesitará el indulto papal. Se refugia en los feudos del príncipe Colonna, pero está aún muy cerca de Roma y tiene miedo, así que viaja a Nápoles, donde pinta Una resurrección, una Flagelación de Cristo, un Cristo atado a la Columna, Las7 obras de la Misericordia y una Virgen del Rosario  que rechazarán los dominicos.

Aunque no le va mal decide ir a Malta, si consigue ser nombrado Caballero de la Orden de Malta será más fácil recibir el indulto papal. Consigue entrar en la orden, pero pinta varias obras, alguna de ellas no gustan pues tienen ciertas insinuaciones pedófilas que sientan mal. Es expulsado de la orden y de nuevo tiene que huir, llega a Siracusa, en 1609 siempre sigue pintando obras cada vez más cargadas de patetismo y oscuridad, como su ánimo.

A fines de 1609 decide regresar a Nápoles, el indulto papal tiene que estar ya cerca, pinta aquí obras muy oscuras como La Negación de San Pedro y un David con la Cabeza de Goliat (un autorretrato). En Nápoles Caravaggio es objeto de un atentado, probablemente una venganza que le deja una profunda herida en la cara. Aún herido emprende viaje hacia Roma, pero es detenido por error en Porto Ercole, el barco que llevaba sus cosas zarpa dejándole en tierra, Caravaggio lo persigue hasta la extenuación que le llevará a la muerte antes de cumplir los 40 años.

En el año 2011 Grahan- Dixon escribió la que puede ser considerada la biografía definitiva de Caravaggio titulada “Una vida sagrada una vida profana” describe así en la presentación se la obra su visión de Caravaggio: «Sí, es un personaje extremo; sí, es un personaje extraño y extravagante, impetuoso, dominado por la pasión, pero es una persona real, un hombre violento en un mundo violento, que actúa siguiendo unos complejos códigos sociales, un héroe trágico real. Quiero echar por tierra en mi libro el mito de Caravaggio como un loco o un icono gay».

Imagen| Artelista